Disjunktive Konzessivformeln

Spanische Beispiele

© Justo Fernández López


 

[1]

Pero se conceda a los argumentos de Popper la fuerza que se quiera - y conste que para mí suenan contundentes -, el caso es que están motivados por una idea aún demasiado idealizada de la ciencia.

[2]

El matrimonio no entra en mis planes inmediatos. Después de mi experiencia estoy escarmentada. De momento, lo que tengo claro es que quiere tener niños dentro de

[3]

un tiempo, y por supuesto, en pareja, ya sea estando casada o no.

[4]

La percepción de la economía tiende a mejorar, aunque aún son mayoría los que creen que es mala. La actitud de los españoles ante el dinero y el éxito es contradictoria. Los españoles siguen adorando al becerro de oro incluso con más intensidad que en 1988, en pleno boom  económico. Ocho de cada diez ciudadanos opinan que la gente sólo piensa hoy en vivir mejor y en ganar como sea más dinero.

[5]

Ningún gran texto es un pretexto, como dice Derrida. Ningún gran texto necesita que Steiner o Derrida escriban sobre él. Todo gran texto puede esperar, el tiempo que sea.

[6]

El derecho inglés es un derecho „histórico“. Jurídicamente hablando, no hay un „antiguo Derecho inglés“ porque en Inglaterra todo el Derecho es actual, cualquiera que sea su época.

[7]

Desde la escuela historicista alemana, la palabra „cultura“ degenera semánticamente, llegando a significar el modo de ser de un pueblo, cualquiera que sea ese modo.

[8]

La famosa „cultura“ griega sólo interesaba a ciertas minorías, todo lo relativamente numerosas que se quiera, pero no eran el pueblo griego.

[9]

La labor histórica de Mr. Tonybee merece todo encomio, pero no puedo dejar de confesar que me parede el mariscal de campo de la arbitrariedad. El hecho de que llame „helénica“ a la civilización greco-romana es un buen ejemplo. Por muy estudiante y profesor de Oxford y por muy yerno de Mr. Murray, el Néstor de los helenistas ingleses, que haya sido, es ilícita semejante frivolidad denominativa. [Ortega]

[10]

Franco quería mantenerse en el poder, a costa de lo que fuera.

[11]

Que sus ministros fueran o no eficaces era para Franco lo de menos, lo principal era que aceptaran su autoridad y no tuvieran iniciativa propia en cuestiones políticas.

[12]

El referéndum de Francia sobre Maastricht (gane el ‘sí’ o gane el ‘no’) seguirá provocando movimientos sísmicos.

[13]

Pero se conceda a los argumentos de Popper la fuerza que se quiera - y conste que para mí suenan contundentes -, el caso es que están motivados por una idea aún demasiado idealizada de la ciencia.

[14]

El matrimonio no entra en mis planes inmediatos. Después de mi experiencia estoy escarmentada. De momento, lo que tengo claro es que quiere tener niños dentro de  un tiempo, y por supuesto, en pareja, ya sea estando casada o no.

[15]

El referéndum de Francia sobre Maastricht (gane el ‘sí’ o gane el ‘no’) seguirá provocando movimientos sísmicos.

[16]

La percepción de la economía tiende a mejorar, aunque aún son mayoría los que creen que es mala. La actitud de los españoles ante el dinero y el éxito es contradictoria. Los españoles siguen adorando al becerro de oro incluso con más intensidad que en 1988, en pleno boom  económico. Ocho de cada diez ciudadanos opinan que la gente sólo piensa hoy en vivir mejor y en ganar como sea más dinero.

[17]

Ningún gran texto es un pretexto, como dice Derrida. Ningún gran texto necesita que Steiner o Derrida escriban sobre él. Todo gran texto puede esperar, el tiempo que  sea.

[18]

El derecho inglés es un derecho „histórico“. Jurídicamente hablando, no hay un „antiguo Derecho inglés“ porque en Inglaterra todo el Derecho es actual, cualquiera que sea su época.

[19]

Desde la escuela historicista alemana, la palabra „cultura“ degenera semánticamente, llegando a significar el modo de ser de un pueblo, cualquiera que sea ese modo.

[20]

La famosa „cultura“ griega sólo interesaba a ciertas minorías, todo lo relativamente numerosas que se quiera, pero no eran el pueblo griego.

[21]

La labor histórica de Mr. Tonybee merece todo encomio, pero no puedo dejar de confesar que me parede el mariscal de campo de la arbitrariedad. El hecho de que llame „helénica“ a la civilización greco-romana es un buen ejemplo. Por muy estudiante y profesor de Oxford y por muy yerno de Mr. Murray, el Néstor de los helenistas ingleses, que haya sido, es ilícita semejante frivolidad denominativa. [Ortega]

[22]

Franco quería mantenerse en el poder, a costa de lo que fuera.

[23]

Que sus ministros fueran o no eficaces era para Franco lo de menos, lo principal era que aceptaran su autoridad y no tuvieran iniciativa propia en cuestiones políticas.

[24]        

Los pueblos se mueren de viejos. Esto significa que no hay probabilidad apreciable para que un pueblo joven, pásele lo que le pase, muera.

[25]        

La historia, hable de lo que hable, está siempre hablando de nosotros mismos, los hombres actuales, porque nosotros estamos hechos del pasado. 

[26]        

Nuestra lengua nos llega impuesta desde la infancia por nuestro contorno social. Está ahí por sí, lo mismo que están - queramos o no (queramos) - las sierras de nuestra Península. 

[27]        

Nadie como Antonio López para hablar de su pueblo. "Allí nací y viví hasta los trece años que vengo a Madrid". A pesar de su vinculación evidente, el pintor ya no tiene casa allí. Como suele ocurrir con las cosas del querer, su relación es sentimental y conflictiva. "Tenga casa o no la tenga, vaya más o vaya menos , ningún otro sitio sustituirá lo que para mí es Tomelloso, ni ocupará su lugar". 

[28]        

Recuérdese que inercia no significa quietud, sino perseverancia en un estado, sea el que sea, de reposo o de movimiento.

[29]        

Francia ha prometido modificar esta ley después de las elecciones del 7 de mayo, gane el que gane.

[30]        

A Felipe González le pasa como a ese torero que, haga lo que haga, el público del tendido le va a silbar.

[31]        

En Galicia también hay otro caso especial, aunque no se trate de racismo propiamente dicho. Es el caso de los retornados, los que un día se fueron y ahora regresaron. Manuel señala que „son gallegos, pero existen ciertos prejuicios en torno a ellos. Lo cierto es que hemos constatado que en algún caso se les discrimina y encuentran dificultades para salir adelante“.

Sea como fuere, Vigo está muy lejos de llegar al grado de barbarie alcanzado en otros puntos del planeta.

 

Nos quedan muchas cosas por hacer y las vamos a hacer pese a quien pese. [González]

[32]        

Estando sobrio apenas lo miraba, pero, en cuanto bebía, el frasco acababa por estar enfrente de él, hiciese lo que hiciese. Otra noche lo colocó sobre el televisor mientras él se tumbaba en el sofá.

 

Se vista  como se vista, siempre estará elegante. Sabe llevar cualquier vestido.

 

Lo mires por donde lo mires, el problema no tiene solución.

 

Venga quien venga, hoy no estoy para nadie. No abras la puerta a nadie.

 

Llegues cuando llegues, llámame por teléfono para que vaya a buscarte en coche.

 

Yo no firmo el contrato hasta que no tenga claras las condiciones, pase el tiempo que pase.

 

Tarde lo que tarde en llegar, yo espero por ella.

[33]        

-Aquí hay un señor que quiere hacerle una oferta de venta.

-Quiera lo que quiera, hoy no tengo tiempo para recibir a nadie.

 

La casa no se la vendo, pague lo que pague.

 

Diga lo que diga, la cosa no fue así.

[34]        

Los santos, sean de la religión que sean, tienen algo que les hace importantes: el consenso de respeto que les respalda a través de los siglos. Yo respeto ese respeto.

[35]        

El público quería un „Terminator 2“. Hiciésemos lo que hiciésemos, tanto el director como yo, siempre nos preguntaban cuándo íbamos a hacer la segunda parte.

[36]        

En este pueblo a cualquier bar que vayas y a cualquier hora del día, está lleno de hombres fumando, bebiendo y charlando. ¿Quién trabaja aquí?

 

Es un quisquilloso, haga uno lo que haga, todo se lo toma a mal.

[37]        

Es un gran periodista. Hable lo que hable, entreviste a quien entreviste, sus progra mas televisivos siempre son la mar de interesantes.

[38]        

He aquí, pues, una muestra de una de las máximas virtudes de Laín Entralgo: su atenimiento, pase lo que pase, a aquello que él estima como la verdad inconcusa.

 

Yo este proyecto lo he de llevar a cabo, cueste lo que cueste.

 

No sé cómo saldrá, pero salga como salga, lo voy a intentar.

[39]        

Clemente no se muestra exultante a pesar del éxito de Dublín: „Soy consciente de que, si hubiéramos perdido, el planteamiento habría sido malo porque en el mundo del fútbol, digan lo que digan, sólo cuenta el resultado.

 

No dimitiré, diga lo que diga el Tribunal Constitucional. [Boris Yeltsin]

 

Hoy estoy fatal. Haga lo que haga, todo me sale mal.

 

No voy a convertirme en defensor de ningún corrupto, tenga el carné del partido que tenga.

 

No estoy aún recuperado de la lesión, pero, esté como esté, jugaré el domingo contra el Madrid.

 

Don Juan ha sido un hombre ejemplar, se le mire por donde se le mire.

[40]        

Sea cual fuere el resultado de las elecciones del domingo, el PSOE perderá con toda seguridad la mayoría absoluta.

 

Lo que le hizo el partido a ... fue, mírese como se mire, una guarrada.

 

Diga lo que diga la gente, a mí me gusta la forma de hablar de Felipe González.

[41]        

Recuérdese que inercia no significa quietud, sino perseverancia en un estado, sea el que sea, de reposo o de movimiento.

 

El político, sea cual fuere el color con que se adorne, debe saber ser responsable.

[42]        

De ahí que al hacerse deportiva una actividad, sea la que fuere, queda invertida la jerarquía de sus términos.

 

Curar cueste lo que cueste es un discurso obsoleto.

[43]        

Vicente García, tuviera las ideas que tuviera, era un trabajador de esta casa y merecía todos mis respetos.

[44]        

El viajero en aquel país vive en perpetua estupefacción. Ponga el pie donde lo ponga, abarque su zancada lo que abarque, cada gesto que él hace en el país extraño se carga de un sentido para él desconocido.

 

Éstos son los guardaespaldas y no se separarán de vosotros, vayáis a donde vayáis.

 

Suceda lo que suceda, a partir de hoy mi suerte está echada.

[45]        

Este periodista escribe sobre las corrupciones políticas del ‘92 [Expo de Sevilla], caiga quien caiga y pese a quien pese.

[46]        

La „afinidad electiva“ Sartre-Beauvoir - sea cual fuere su íntima sustancia - no sólo arroja luz a los anales de las simbiosis de colaboración y del amor, sino también a la crónica de la revolución en la que se hallan comprometidos los sexos en nuestra sociedad actual.

[47]        

Es Sartre quien demanda la necesidad de la más estrecha intimidad entre el autor y su obra. Y, en tal sentido, hay preguntas ineludibles. Sean cuales fueren los esfuerzos de Lanzmann y de una residual guardia pretoriana por desvirtuar los hechos históricos, las posturas de Sartre y de Beauvoir durante la ocupación fue de resistencia.

 

Se solucione la cosa del Golfo como se solucione, los palestinos saldrán perdiendo.

 

Yo sabía que este amigo, pasara lo que pasara, nunca me dejaría en la estacada.

 

Digan lo que digan, el corazón da más sustos que Hacienda.

 

Mire, jovencita, ésta es mi decisión, le guste o no.

 

Ese cuadro será mío, valga lo que valiere.

[71]        

El primer biógrafo autorizado del Rey soy so, y no el señor Vilallonga, se empeñe quien se empeñe en mantener lo contrario.

[72]        

Sea como fuere, el morbo ya está servido. Bien para el lector anónimo, que si no se ha acercado a la literatura de Francisco Umbral, lo hará ahora espoleado por la actualidad y miserias de los personajes que retrata; bien para aquellos personajes- protagonistas, que ansiosos buscarán su capítulo.

 

Pues signifique esto lo que significa, yo no creo en misterios. Soy un positivista.

[73]        

Sie queremos una Europa unida, debemos hacer una unión política, sea cual sea la forma que adopte. Si Europa no es nada más que un espacio común para ciudadanos con distintas lealtades, debemos dotar a este espacio de aquello que estimula más la convivencia: la libertad y la democracia. El concepto de que la soberanía reside en el pueblo no es sólo nacional: la soberanía europea debe residir en el pueblo euro peo. La carencia de este concepto es lo que alimenta la sospecha de que existe un déficit democrático en la construcción de Europa.

Les guste o no a nuestros Gobiernos, 12 democracias no están legitimadas ni autorizadas a construir una autocracia. Al arrinconar al Parlamento de Estrasburgo, es decir, al cerrar la vía democrática, la Europa que sus habitantes llevan 2.000 años intentando construir se expone a ser destruida por una opinión desencantada.

[74]        

Los datos obtenidos, con ser muy importantes, no bastan, por cuanto hay poetas que se repiten con gran frecuencia por las razones que sean.

[75]        

Después de tanto meditarlo y tras haberse decidido a levantarse contra la República y salvar a España, costase lo que costase, ahora no podía volverse atrás sin quedar ante sus tropas como hombre indeciso; había llegado al punto de no retorno: vencer o morir en el empeño.

 

Sea de esto lo que fuere, la invención de la esclavitud no es de Roma.

 

Vamos, que Dios, digan lo que dijeren, no hace nunca las cosas completas. [Galdós]

 

No sé cómo te las arreglas, pero, hagas lo que hagas, encubridores no te faltan.

[76]        

Espero, Fernando, que sea cual fuere la ofensa que nos haya hecho, usted rectificará la mala opinión qeu se haya formado de él.

[77]        

Lo de saber para saber, no es, dígase lo que se quiera, sino una tétrica petición de principio. [Miguel de Unamuno: Del sentimiento trágico de la vida,  cap. I]

[78]        

De Beaumarchais puede decirse que es uno de los pocos autores del siglo XVIII que se leen y releen con gusto, sean los que fueran los defectos que éste tenga.

[79]        

Balzac es inmenso, pero carece casi del sentido de las proporciones, de la justa medida, y deja que su imaginación desordenada se dispare hasta lo absurdo. Semejante a su composición es su estilo, de pronto brusco, inmoderado, violento, raro, al lado de fragmentos en que nada se puede objetar. Sea como fuere, no hay novelista que no tenga que estudiarle y admirarle, pues su mérito estriba en que él marcó el rumbo que ha tenido que seguir la novela europea en el siglo XIX.

[80]        

En todas las cuestiones prácticas la actitud de la Academia era sumamente liberal. El número de miembros era ilimitado, y la admisión no estaba condicionada por la aceptación de su doctrina. Watteau, Fragonard y Chardin fueron recibidos sin dificultad como miembros de la Academia, lo mismo que todos los artistas famosos del siglo, fuera la que fuera la dirección a que estuvieron adscritos.

[81]        

No es un azar ni mera insolencia subversiva la inveterada furia de los populares contra el privilegio de la caza. Está sobremanera justificada: en ella revelan que son hombres como los de arriba, y que es normal en el ser humano la ilusión felicitaria de la caza. Lo que es un error es creer que ese privilegio tiene un origen arbitrario, que es pura injusticia y abuso de poder. No; pronto vamos a ver por qué la caza – no sólo la deportiva, sino toda la caza, sea la que fuere - reclama esencialmente limitación y privilegio. Dispútese, peléese cuanto se quiera sobre quiénes han de ser los privilegiados, pero no se pretenda que los cuadrados sean redondos y que la caza no sea un privilegio. [Ortega y Gasset, VI, 427]

 

Ese solar es fantástico para una casita de verano. Lo he de comprar, valga lo que valiere.

[82]        

Me gustaría dejar de fumar sin esfuerzo, ganar un millón al mes sin esfuerzo y enamorarme cueste lo que cueste.

[83]        

Por el pánico que tienen los alemanes a la inflación, decidieron aplicar medicina de caballo [Rosskur], costara lo que costara, para controlar los precios.

[84]        

-¿Cree que se han acabado las mayorías absolutas?

-Es evidente, y gobierne quien gobierne tendrá que pactar y necesitará alianzas para gobernar. Esa es la razón por la cual creo que el PP debe asumir los resultados como una lección, y no como un fracaso.

[85]        

Ana Botella aceptó ser la musa de Esencia de Duende, la nueva fragancia del diseñador Jesús del Pozo. La flamante nueva presidenta in péctore se había comprometido con su amigo pasara lo que pasara en las elecciones generales del 3 de marzo“, y ella es una mujer cumplidora.

[86]        

El Rey habló con Felipe González a las escasas horas de conocerse los resultados electorales, pues es lógico que el jefe del Estado analice una situación postelectoral con el presidente del Gobierno, sea quien sea ese presidente, y habló también con José María Aznar días después, lógico también porque Aznar se perfilaba ya como el seguro nuevo presidente. Pero además llamó a la Generalitat para pedir a Pujol que se acercara a Talarn, donde debía presidir un acto en la Escuela de Suboficiales; y conversó allí, largo y tendido, con el hombre que tenía en su mano la clave de la gobernabilidad.

[87]        

El artículo 14 de la Constitución Española prohíbe la discriminación de las personas por los motivos que sea. Y, sin embargo, a los deportistas minusválidos de alta competición, desde hace diez años, se les margina con el vocablo „paralímpico“, inexistente en ningún idioma y sin etimología lógica ni -al menos- la letra  „o“ que les corresponde y les dignificaría como olímpicos.

[88]        

Puesto a provocar una vez más, Handke habla de la existencia de un nuevo „fas-cismo de los periodistas“, a los que califica de „cuarto Reich“, que llegan a un país llenos de prejuicios productos de su semi-ignorancia y no admiten luego que nadie les contradiga.

Sea como fuere, el escándalo montado en torno al texto de Peter Handke le ha venido bien tanto al autor como a la conocida editorial alemana Suhrkamp, que en dos semanas han vendido nada menos que cerca de 16.000 ejemplares del libro, cuyo título completo es Justicia para Serbia o un viaje invernal a los ríos Danubio, Save, Morava y Drina.

[89]        

¿Cuáles son los problemas reales de Mónica Seles? Sin son físicos parece extraño que en cada aparición esté en plena forma, lo que es señal clara de que durante sus ausencias entrena al máximo nivel. No puede tampoco dejar de sorprender que corra el rumor de que la lesión que le impidió jugar el Lipton e Hilton Head sea aún una derivación de la puñalada de Hamburgo. Efectivamente, si afectó algún nervio pueden quedar secuelas, pero parece extraño que sean de tal magnitud después de casi tres años de cuidados constantes por excelentes equipos médicos.

Sea como fuere, lo cierto es que Seles está dejando en mal lugar a la WTA, que además se encuentra atada de pies y manos por las concesiones que le hizo para que volviera al circuito: Seles ha jugado cinco torneos en seis meses. Sus resultados, eso sí, han sido excelentes.

[90]        

El mona ... ¿cómo se llaman los de Mónaco? Monaguescos, monagascos, monaguillos, pues no me acuerdo. Lo que sea. El tipo ése coincidió en el acto de presentación de las muñecas con Yves Lefur, quien fuera novio de Estefanía. Eso ¡quién fuera novio de Estefanía!

[91]        

Dígase lo que se diga, una democracia no sólo la nuestra, sino cualquiera, no puede vivir sin el aire transparente que crea la división de poderes. Luego insisto en ello porque voy a recordar algo que se olvida con indeseada frecuencia.

Nuestra Constitución habla de Estado social y democrático de derecho. No añade liberal porque ello se desprende de modo natural y coherente de toda su normativa y contenido institucional. Ya Ortega lo aclaró tempranamente: la democracia se refiere a la participación en el poder; el liberalismo, a la limitación de ese mismo poder. La soberanía nacional -dice el artículo primero de la Constitución- reside en el pueblo español. Después los artículos 66 y siguientes determinan cómo los ciudadanos participan en la creación e integración del poder primero o legislativo, de las Cortes.

Éste es el juego y no el otro. Quien lo rompa nos volverá a la caverna.

Hay que reconocer que los gobiernos - cualquiera que sea su clase de Estado - nunca se han sentido generosos con los poderes del juez y siempre han intentado que el único poder limitado sea el judicial. De ahí que se le tuviera bajo control en el ámbito del Ministerio de Justicia, como si los jueces fueran funcionarios de la Administración. 

[92]        

Juan María Bandrés lamenta que ETA haya perdido la batalla ganada por la policía, y matiza que hubiera preferido una victoria política. La mayoría de los españoles queremos el final del terrorismo [sea] por los métodos que sean.

[93]        

 -¿Ya ha olvidado o perdonado a los asesinos de su hermano?

-No hay que olvidar jamás.

-¿No cree que el fanatismo es una forma de locura?

-Es probable que el fanatismo sea sin duda una enfermedad contagiosa.

-¿No sería mejor que encerraran en un psiquiátrico a estos paranoicos que siguen matando?

-Me importa poco dónde los encierren, pero sea donde sea, quiero ver cuanto antes a esas alimañas entre rejas. Lo bueno sería que hubiera tratamiento psiquiátrico para prevenir sus crímenes, pero una vez que los han cometido, da igual lo que hagan con ellos, siempre que los aíslen de la sociedad. La única forma de luchar contra el fanatismo es la acción política e intelectual.

[94]        

Que el PP pacte con los nacionalistas no es, en sí, ni bueno ni malo. Depende de cómo se desarrolle esa colaboración. Si sirve para superar maniqueísmos históricos, para dejar de satanizar a los partidos españoles y para lograr un entendimiento mejor del autogobierno, más moderno, como algo que si bien tiene que hacerse más allá de Barcelona, también debe hacerse más allá de Madrid, por lo menos en Bruselas, bienvenido sea el pacto. Si además se entiende que el ser español no es en sí ningún acto de agresión ni menoscabo para el que no se sienta tal o se sienta igualmente vasco, catalán, gallego, canario, o lo que sea, pues excelente. Si, en cambio, sirviera para diluir la necesaria política de conjunto que necesita España como Estado para incorporarse al tren europeo y si sólo legitimara las culturas particulares en detrimento de la común, empezando por la única lengua común, entonces el pacto sería como el que hasta ahora ha mantenido el PSOE: malo.

[95]        

Todavía están por despejar muchas incógnitas en relación con el objeto de nuestra oposición. Ni el programa electoral del Partido Popular, ni los acuerdos suscritos con los nacionalistas, ni siquiera el debate de investidura, nos aclaran en qué van a consistir algunos de los elementos esenciales de la política del nuevo Gobierno. Sí parecen más puestos en lo suyo Abel Matutes o Margarita Mariscal, aunque es de esperar que ni el escepticismo europeísta del primero ni el conservadurismo de esta última dejen en mal lugar las promesas de José María Aznar en su inauguración como presidente.

Sea quien sea al final quien se lleve el gato al agua -liberales o socialcristianos, conservadores o centristas, fraguistas o no fraguistas-, lo que sí es seguro es que nuestra respuesta desde la oposición será firme, rigurosa, responsable. Y en la medida en que sea posible, constructiva. No somos partidarios del «cuanto peor, mejor», sino de demostrar ante la opinión pública que nuestras propuestas son mejores, más justas, más adecuadas para ganar los desafíos a que nos enfrentamos.

[96]        

Todo esto que me pasa y que les pasa a los que me rodean, ¿es realidad o es ficción? ¿No es acaso todo eso un sueño de Dios o de quien sea, que se desvanecerá en cuanto Él despierte, y por eso le rezamos y elevamos a Él cánticos e himnos, para adormecerle, para acunar su sueño? ¿No es acaso la liturgia toda de todas las religiones un modo de brezar el sueño de Dios para que no despierte, y deje de

soñarnos? [Miguel de Unamuno, Niebla]

[97]        

Se habló de la despedida de Mijatovic y, sin embargo, el partido fue el de la de Arroyo, que mereció el tributo de la grada a un fútbol exquisito y honrado durante doce temporadas. De hecho, en la NBA, Arroyo habría sido designado mejor sexto hombre de su equipo y, sin embargo, está a las puertas del despido. Un gol suyo sirvió para derrotar a un Espanyol tan rocoso como se esperaba y de paso le permite al Valencia mantener el sueño de la Liga hasta el último instante. Hasta el final sentirá el Atlético el resuello del Valencia sobre sus espaldas. Un aliento lanzado desde muy atrás pero cada vez más incandescente, más sólido. Erraron los oráculos futbolísticos cuando no daban un duro por este equipo. Y acertó el técnico viejo y sabio, Luis Aragonés, que sabe que lo importante es llegar con vida al último lance. Lo ha conseguido, pase lo que pase en Balaídos y el Calderón la semana que viene. El Valencia ha trazado así una segunda vuelta desenfrenada, consecuencia de un trabajo de largo recorrido de su técnico y su preparador físico, Jesús Paredes, quien en la sombra ha dotado al equipo de un notable rendimiento físico durante todo el campeonato.

[98]        

Acabo de advertir un hecho inquietante: que todos los estudios de opinión que en el mundo hay están habitualmente divididos por franjas de edad, y que esas franjas, ay dolor, terminan siempre en el filo apocalíptico de los 44 o 45 años. Y así, los encuestados se reparten en segmentos que van, pongamos, de los 15 a los 24, de los 25 a los 35, de los 36 a los 44, y luego, abruptamente, se llega a la frontera del espacio exterior y todo se reduce a un humillante apartado que tan sólo especifica: «de 45 en adelante».

Ya sé que no somos eternos, y que el tiempo pasa, y que uno se va haciendo un cuarentón, y después un cincuentón, y después un sesentón, y poco después un muerto, pero aun así, ese ominoso derrumbe en las encuestas me parece demasiado brutal. Es como si más allá de las columnas de Hércules de los 45 sólo viniera la mar del fin del mundo, el océano incógnito por el que se desploman irremisiblemente todos nuestros barcos, nuestras carnes, nuestras esperanzas, nuestras horas, todo nuestro futuro despeñado.

Tal vez los responsables de las estadísticas, que se supone que deben de conocer los intríngulis del comportamiento humano, establezcan esta división porque a partir de los 44 o 45 la mayoría de los encuestados ya no modifica su opinión, interpretación ésta que no sólo no me consuela nada, sino que me espanta, porque no hay mejor manera de morirse en vida que sentarte encima de tus propias ideas y ya no menearte de ese ínfimo rincón del universo. Sea como fuere, ahora que estoy pisando el borde mismo de la nada me fijo más que nunca en aquellas personas que ya lo traspasaron hace tiempo, por ver si es que te autodestruyes o qué pasa. Pues bien, tranquilidad: los hay mayores de 45 con aspecto muy vivo. Pese a todo, extramuros no debe de ser un lugar tan terminal como parece.

[99]        

En Galicia también hay otro caso especial, aunque no se trate de racismo propiamente dicho. Es el caso de los retornados, los que un día se fueron y ahora regresaron.

Manuel señala que „son gallegos, pero existen ciertos prejuicios en torno a ellos. Lo cierto es que hemos constatado que en algún caso se les discrimina y encuentran dificultades para salir adelante“. Sea como fuere, Vigo está muy lejos de llegar al grado de barbarie alcanzado en otros puntos del planeta.

[100]   

¿Cuáles son los problemas reales de Mónica Seles? Sin son físicos parece extraño que en cada aparición esté en plena forma, lo que es señal clara de que durante sus ausencias entrena al máximo nivel. No puede tampoco dejar de sorprender que corra el rumor de que la lesión que le impidió jugar el Lipton e Hilton Head sea aún una derivación de la puñalada de Hamburgo. Efectivamente, si afectó algún nervio pueden quedar secuelas, pero parece extraño que sean de tal magnitud después de casi tres años de cuidados constantes por excelentes equipos médicos.

Sea como fuere, lo cierto es que Seles está dejando en mal lugar a la WTA, que además se encuentra atada de pies y manos por las concesiones que le hizo para que volviera al circuito: Seles ha jugado cinco torneos en seis meses. Sus resultados, eso sí, han sido excelentes.

[101]   

Este autor que pronosticó en plena campaña que el PSOE estaba «dinamitando su suelo electoral» con la inclusión de Barrionuevo, ha desahuciado a toda la dirección del PSOE, de la que ha escrito que tiene «todo el futuro a la espalda» (Santos Juliá). El mismo autor que pronosticó que, hiciera lo que hiciera, la campaña electoral de Felipe González sería un fracaso, recordando la anécdota de Theodor White, el perro con la lata amarrada al cuello de la campaña de Goldwater en 1964, ha publicado un piadoso comentario sobre el estado comatoso del PSOE, al que habría más o menos que administrar la extremaunción (Javier Tusell). El mismo autor que nos explicó qué era una mayoría suficiente y por qué el PP la iba a alcanzar, recurriendo nada menos que a la racionalidad de lo real y a la realidad de lo racional hegeliana, ha escrito recientemente un dramático artículo sobre el desequilibrio del sistema político por falta de oposición (Lamo de Espinosa). Todos consideraron que era un error monumental que el PSOE mantuviera a Felipe González como cabeza de lista y todos consideran un error monumental que Felipe González no esté protagonizando una oposición frontal al Gobierno de José María Aznar.

[102]   

En España lo que se llamó un maestro, tenga hoy el nombre que tenga, no vive bien. Y aquí la educación y el conocimiento que se imparte a los niños, en los colegios públicos y privados, es insuficiente. El fracaso escolar crece cada año, y probablemente se debe a otras razones de la vida. Una puede ser el desencanto.

[103]   

A mí ese cuadro no me gusta nada, desentona con todo el decorado de la casa. Lo pongas donde lo pongas, queda mal en todas partes.

[104]   

Igual me da, en el Tiziano, que el asunto sea grave o gozoso. Igual me da que entierre al Cristo entre una opulenta sinfonía de color, como que consagre una Ofrenda a la diosa de los amores, sonriendo a la pululación dorada de tanta carne de niño, apiñada en minúsculas individualidades, prietas como los granos de un racimo de uvas. Igual me da que desnude la espalda de melocotón de su hija Lavinia, en postura de Salomé, o que mire en el espejo de un Autorretrato sus ojos orgullosos o la melancolía de su barba de nonagenario, aguda sobre la ropilla negra. No hablo de anécdotas cuando me refiero a la alegría del Tiziano. Su alegría es hija de la vitalidad y puede tomar las múltiples direcciones de la vitalidad. Interpretada nietzscheanamente, es la alegría de acercarse al superhombre. Nunca el advenimiento del superhombre ha parecido tan cercano como en el momento en que pudo esperarse que iba a nacer de los flancos fabricados para la obra de la vida con miel y rosas, y leche y ámbar, y tibiezas y colores, y fruto y flor, de esas Venus doblemente halagadas por el suave tacto de velludo y la nobleza de la música o de esta Dánae dorada, abierta al dorado llover. [Eugenio D’Ors, Tres horas en el Museo del Prado]

[105]   

Desde luego, escandalizarse puede servir - ha servido históricamente - para orear un poco la mala conciencia y dejar seguir las cosas como están en beneficio de los círculos de poder, de todo poder, sea político, económico o social. No parece conveniente afrontar el problema como lo hizo la España del duque de Lerma. Hay que reforzar en el ánimo de los ciudadanos el convencimiento de que contra la corrupción sólo valen las leyes, normas y prácticas. [N. Fernández Lerroux. En: EL PAIS, 20.05.94]

[106]   

Radomir Antic seguirá al frente del Atlético como entrenador, tanto si alcanza la copa de la UEFA como si no.

[107]   

Que un Gobierno, cualquiera que sea su signo ideológico, se defienda de los ataques y las críticas no sólo es humanamente normal, también lo es políticamente, pero los límites de esa defensa están marcados por el uso del poder que democráticamente detenta, y el uso de ese poder exige el respeto a la independencia de las instituciones citadas. Por ejemplo: la judicatura y la prensa. En todo caso, el uso del poder político para amenazar, atacar o destruir al adversario, al discrepante, constituye un abuso que preludia lo peor, y si ese ataque se realiza utilizando instituciones como las citadas, pretendiendo convertirlas en obsecuentes instrumentos del poder, se están socavando bases imprescindibles de la convivencia y provocando una crisis de salida oscura y temible.

[108]   

«La España no sólo consta de liberales, como quieren llamarles; nombre bajo el cual se ocultan muchas ambiciones, muchas envidias y muchas ligerezas; hay clases numerosas y dignas de la mayor consideración, que deben entrar a la parte en los intereses nacionales, con sus ideas e inclinaciones, sean éstas como fueren. De la mezcla y modificación de liberales y serviles debe resultar el orden de cosas que únicamente puede convenir a España» (Blanco White). Esta invitación transversal a la concordia, más allá de las facciones o partidos, se resume en este postulado, que hoy podríamos denominar de consenso centrista: «Más vale caminar de acuerdo hacia el bien en una dirección media que haga moverse a la nación entera, que no correr de frente atropellando y pisando a la mitad de ella».

 

Se mire como se mire, el presupuesto del año próximo será altamente restrictivo.

[109]   

El método de trabajo de Borrell en estos días de preparación del debate sobre el estado de la Nación empezó de forma un tanto caótica y ha ido racionalizándose. En un primer momento, llovieron sobre la mesa de trabajo del candidato decenas y decenas de carpetas que le iban suministrando del grupo parlamentario y de la Ejecutiva. Después, se ha encerrado en solitario y ha ido perfilando un hilo conductor para su discurso. En las últimas horas le ha ayudado el portavoz, Alfredo Pérez Rubalcaba, y los habituales colaboradores de Joaquín Almunia, muy duchos en la elaboración de discursos de política general.

El candidato aprovechará parcialmente los discursos que le han entregado dado que tiene costumbre de redactarse a sí mismo sus parlamentos, según confirman antiguos colaboradores de su etapa de ministro. A pesar de estar acostumbrado a los debates, Borrell sabe que todos los focos están puestos en su persona y reconoce su temor „a no estar a la altura de las expectativas que se han abierto“, ha dicho a sus compañeros. De momento, está recibiendo muestras de apoyo y de solidaridad haga lo que haga.

[110]   

Alejandro Sanz, con 29 años, solo ante el micrófono, habla con una sonrisa en los labios y como escondiéndose. Pese al éxito que ha obtenido y a vivir precedido de un revuelo de fans, él considera que se aleja del tópico de los cantantes comerciales. «El tener clubes de fans no significa que no seas serio a la hora de hacer música», componer mis canciones. Venda mucho o venda poco, me interesa siempre hacer algo serio».

[111]   

España, que no tiene cultura ganadora en el fútbol mundialista, se presenta, sin embargo, este año con mayores expectativas que nunca. Y aunque el fútbol tiene su propia autonomía funcional, es cierto que, de un lado, la sucesión de grandes éxitos deportivos -como el reciente doblete español de Roland Garros o la séptima Copa de Europa del Real Madrid-, y de otro, la seria planificación del deporte español que se inauguró con los Juegos de Barcelona, han creado la sensación generalizada de que ésta puede ser la buena. Todo ello, siempre con permiso de quienes no sienten especial devoción por esta práctica deportiva, y a quienes legítimamente les puede parecer que el mundo se está pasando con esto del fútbol. Sea como fuere, que en Francia gane el mejor. Y va en serio.

[112]   

Fernando Colomo afirma que, haga lo que haga, le sale una comedia. El cineasta estrena el viernes su película 'Los años bárbaros'.

[113]   

Comparto un piso con dos chicas que se niegan en redondo a ocuparse de mi ropa. Le agradecería que me facilitase unas indicaciones sencillas acerca de cómo planchar camisas de manga larga.

Me guardaré mucho de hacerlo. La experiencia nos ha demostrado que cuando una mujer intenta explicar a un hombre cómo se ejecuta alguna tarea doméstica, seal cual sea, termina diciendo «Trae» y realizándola ella misma.

[114]   

Conseguir la protección social del ser humano, habite en el lugar que habite, desde que nace hasta que muere, ha sido hasta ahora la más hermosa de las utopías del progreso. En eso consistió, en esencia, el socialismo factible, aquel que empezó a construirse en Europa en el consenso posterior a la II Guerra Mundial.

[115]   

La solución pasa por acabar con ese régimen exclusivo de la enseñanza pública. Se puede hacer de una forma lenta, combinando ambas cosas, porque es lastre que hay que superar. Que los contratos sean de por vida quita ilusión, el funcionario no se puede promocionar porque siempre va a tener el mismo sueldo, trabaje mucho, poco o nada. En cambio, el que tiene un contrato laboral recibe en función de lo que da o hace y eso es más justo: lo que pasa es que tenemos una idea de la justicia o la igualdad muy esclerotizada.

[116]   

Mañana acaba la campaña electoral en Alemania. Y sea cual sea el resultado está ya bien claro que los intelectuales, que en su vertiente pública al menos, pasan por ser mayoritariamente de izquierdas, se han desentendido de la mayor decisión que se toma en Alemania desde la reunificación.

 


 

-Haya lo que hubiere -replicó Sancho-; que al buen pagador no le duelen prendas, y más vale al que Dios ayuda que al que mucho madruga, y tripas llevan pies, que no pies a tripas; quiero decir que si Dios me ayuda, y yo hago lo que debo con buena intención,    seguro que gobernaré mejor que un gerifalte.

-Maldito seas de Dios y de todos sus santos, Sancho maldito -dijo don Quijote-, y cuándo será el día, como otras muchas veces he dicho, donde yo te vea hablar sin refranes una razón corriente y concertada. [El Quijote]

 


Compromiso

EL PAÍS DIGITAL – Martes 22 diciembre 1998 - Nº 963

 

Rosa Montero

 

En mi juventud se hablaba mucho de eso. Del compromiso.  Era una de esas palabras claves que conforman la geografía moral de una época, el paisaje de las ideas. Para ser joven, para estar vivo, para ser decente, había que comprometerse con la causa. Y la causa era el izquierdismo, la contracultura, la revolución. La lucha contra el poder y contra el sistema.  Todo muy rimbombante, desde luego.

Sí, ya sé que por entonces se cometieron infinitos errores.  Como, por ejemplo, convertir el compromiso en una mera adscripción tribal, es decir, en arrimarse ciegamente a un grupo de la misma manera que el hincha se arrima a su equipo de fútbol: éstos son los míos y, hagan lo que hagan, son siempre los buenos. Todavía hay una parte de la izquierda, la más mustia y dogmática, que se comporta así.

Pero por otra parte había una verdad sustancial en el compromiso, una verdad que ya no está de moda y de la que nadie habla, y que consiste en la coherencia pública a la hora de asumir tus responsabilidades y tus ideas. Porque los humanos somos seres sociales, y nuestras decisiones cotidianas (y decidimos cien veces, cada día, sin apenas darnos cuenta de que lo hacemos) influyen en la organización de nuestro entorno. O lo que es lo mismo: procura comprometerte conscientemente, porque no comprometerte también te compromete. ¿O acaso los alemanes que permanecieron pasivos ante el holocausto son inocentes?  Tomemos a Lord Hoffmann, cuyo voto contra Pinochet ha sido recusado porque colabora con Amnistía Internacional. De acuerdo, pero entonces yo quiero recusar a todos esos jueces favorables al dictador que no colaboran con organizaciones solidarias. ¿No les parece sospechosa y altamente sectaria esa ausencia de compromiso público? ¿No les resulta en verdad ideologizada? La neutralidad no existe, y estas pantomimas son una vergüenza.