LA ENFATIZACIÓN - Ejercicios

© Justo Fernández López


Enfatiza el sujeto

 

1.             Sabed que hoy llegó a esta ciudad un señor, y él os ofrece la fiesta esta noche.

2.             La propia Marce le buscó acomodo en casa del viejo.

3.             Óigame: ¿y es verdad que el juez llamó al gobernador?

4.             Vosotros los hombres apenas sabéis de esto. Nosotras nos casamos, no vosotros.

5.             Mi hermana pequeña me lo contó.

6.             En la primavera las rosas de todas las clases aromatizaban el ambiente.

7.             Si la ambición te empuja a ello, aquí también conseguirás sobresalir y hacer carrera.

8.             El miedo y el sol y la tierra la retiene allí.

9.             La puesta de sol en Farellones se contempla de espalda: no importa el sol, sino su efecto sobre la montaña.

10.        ¿Acaso debemos nosotros llevar la cuenta de los yerros ajenos?

11.        El tío Lucas hacía cuentas del dinero prestado. Él no perdería.

12.        Mi mujer lo invitó, aunque sabía que a mí no me iba a gustar nada el detalle.

13.        El profesor Schmidt lo reprobó en el examen final.

14.        debiste casarte con ella y no él; pero parece que le temes al matrimonio como al diablo. 

15.        La ETA no fue la responsable de aquel atentado, sino los GRAPO.

16.        me llamaste ayer a medianoche. Querías seguro controlar si estaba en casa.

17.        Yo no te llamé ayer a medianoche, no sé ni tu número de teléfono.

18.        Vosotros se lo habéis contado todo a mi marido, si no, ¿por quién lo iba a saber?

19.        Los populares no ganaron las elecciones generales, los socialistas las perdieron.

 

Enfatiza el objeto directo

 

1.             A Miguel no nombraron jefe de departamento, sino a Ramón.

2.             He visto esta mañana a nuestro antiguo vecino del segundo. Iba con un mujer de bandera.

3.             Esa mujer trae loco a su jefe, no la deja en paz y le da horas extraordinarias todos los días.

4.             A mi antiguo sargento me gustaría un día darle una paliza por las putadas que me hizo.

5.             Malas noticias le estaban dando en aquel momento al pobre hombre.

6.             De mi niñez no guardo buenos recuerdos que digamos.

7.             Una tarea ardua echaba sobre sí, pero al propio tiempo no estaba exenta de atractivos.

8.             Había hecho aquel verano una experiencia no muy positiva. Volvió de Mallorca triste.

9.             Usted, créame, necesita unos días de vacaciones sin ver a nadie y sin agobio de trabajo.

10.        No censuro vuestra admiración por él; censuro el modo de vuestra admiración.

11.        No sentía piedad, ni siquiera pena; acaso una cierta tristeza.

 

Enfatiza el objeto indirecto / preposicional

 

1.             Ahora, los pobres son los niños, y en ellos hay que pensar.

2.             A ella, sólo a ella, yo no quiero parecer indigno y despreciable, las otras no me interesan.

3.             Entonces, ¿me piensa usted hablar ahora de mi marido?

4.             No, mamá. A ti no te reprocho todas mis desgracias, sino a esta sociedad estúpida.

5.             A este señor le deben ustedes tocar eso de „cumpleaños feliz“, está de cumpleaños.

6.             Tienes que hablar con la secretaria y no con el jefe. Ella lleva el negocio.

7.             Con sus hijos no tuvo problemas, con su marido los tuvo, era un borracho.

8.             Por mi madre me apena mucho, por los otros no.

9.             No se porta mal solamente con su mujer, sino también con sus hijos. Les pega.

10.        Del hijo más pequeño tenéis que preocuparos especialmente, está muy afectado.

11.        Cuando era pequeño tenía mucho miedo a los perros.

12.        En esto pensaba yo mientras él prestaba declaración.

13.        Dudaba sobre lo que le debería decir para que no se enfadara.

14.        En la infancia, los niños juegan primero con unos calcetines enrollados. Luego con la pelota.

15.        No te hagas el tonto, a eso querías llegar, no disimules ahora.

 

Los complementos circunstanciales / adverbiales

 

1.             La mayoría de los animales de este zoo vienen del Brasil.

2.             De aquí, seguramente, sacan la piedra para la casa.

3.             La policía lo persiguió por el monte, pensaban que por allí se había ocultado.

4.             Yo, lo único que digo, es que tenía que haberme quedado en mi tierra.

5.             En este pueblo tiene un olivar don Pío Baroja.

6.             En los pueblos se echa mucho de menos a la Luna.

7.             Aquí, en este rincón, suelo retirarme a leer y escribir.

8.             El forastero me preguntó si aquí vivía un tal Quique.

9.             Yo a donde haya jaleo, allí voy yo.

10.        En el horno te he dejado la comida.

11.        Cerca de la Plaza de la Cebada vive.

12.        Desde el Naranco se puede ver muy bien Oviedo.

13.        Entonces mi alma se puso en contacto con la Naturaleza.

14.        Entonces nos llegó la voz sobresaltada de las campanas.

15.        En otoño me gusta mucho Innsbruck y el Tirol.

16.        En agosto estuve yo en Argentina.

17.        A estas horas se está muy bien afuera, cuando hace fresco.

18.        Cuando el tren llegó a Palencia tuvimos que bajarnos.

19.        Al bajar la fiebre usted puede volver a beber alcohol.

20.        Hasta la semana que viene me quedaré.

21.        Creo que por entonces nos conocimos.

22.        De este modo la conocí.

23.        Vamos a trabajar, pues para eso hemos venido.

24.        Por eso te llamé ayer a aquellas horas de la noche.

25.        En aquellos años perdió España las últimas colonias de ultramar.

26.        Sólo hablaba con su hija, a su mujer no le dirigía la palabra desde hacía meses.

27.        Por la patria han muerto muchos jóvenes soldados en el siglo veinte.

28.        Con lombrices de tierra se pescan muy bien las anguilas en el río Navia.

 

Señala qué elemento oracional está enfatizado en los siguientes ejemplos

 

1.             No es la Cámara de Diputados o Cámara Baja la que decide estas cosas, sino el Senado Cámara Alta.

2.             Yo no seré el que se atreva a afirmar públicamente una cosa tal, aunque para mis adentros piense en esa dirección.

3.             Lo que hay que decir es siempre la verdad y nada más que la verdad.

4.             José Feliciano dijo que los empresarios preferían parar la oreja ante cualquier porquería y no prestarle atención a gente que hace música.

5.             "La gente recuerda muchas de mis canciones, y eso es lo que me pone contento", añadió.

6.             Ya te di lo que querías. ¿Qué es lo que quieres ahora?

7.             -A usted, el estar de moda le ha favorecido mucho, ¿no es así? -Claro. La moda tiene un lado positivo que es el de traer gente al cine. En definitiva, eso es lo que se pretende cuando una se dedica al oficio de director de cine.

8.             -Recientemente dijo que cuando hizo su primera película era usted un chico muy simpático. ¿Quiere decir que ha cambiado con los años? -Bueno, bueno quiere decir que haya perdido la alegría. La verdad es que con los años uno se manifiesta de otra manera, quizás porque sus planteamientos son distintos o porque la vida va pasando o porque uno tiene menos tiempo. Lo que quise decir con esa frase que menciona es que tengo muy claro que uno de los factores de mi éxito ha sido el haber contado con buenos amigos y con su ayuda desde los primeros tiempos. También tengo claro que esa amistad provenía en buena parte de que yo era un chico muy simpático y divertido: todo el mundo se tronchaba de risa con lo que yo decía.

9.             -Al fin se ha atrevido a mostrar "Folle ... Folle ... Fólleme ... Tin" esa primera película larga suya que tuyo oculta más de 15 años. ¿Por qué lo ha hecho? -Al llevarla al Festival de San Sebastián ha tenido que hacer un nuevo visionado y me he visto que en ella están casi todos mis temas posteriores. Además me he dado cuenta de que lo que soy, antes que nada, es un fabulador nado, una persona a la que le encanta contar historias. -Las relaciones de las parejas son fundamentales en su cine. -Lo que  tiene en común casi todas mis películas es esa dificultad de las parejas para relacionarse y eso sí que debe provenir de mi vida y de mis experiencias. Las relaciones amorosas son un campo sembrado de espinas. Una situación llena de felicidad, pero repleta, también, de mucho dolor. [Entrevista con Pedro Almodóvar. Cambio 16, 27.9.1993]

10.        Los problemas de Banesto pueden ser la expresión de una crisis bancaria que puede afectar a la calificación internacional de España si se une con la crisis política derivada de la inexistencia de una mayoría parlamentaria estable. Quizás para evitar todo esto es por lo que la Administración ha diseñado un modelo distinto de solución.

11.        Cristina Almeida pidió que, antes de llamar a la movilización general de los obreros, se produjese un debate interno en IU y que se plantease, en concreto, qué es lo que se pretende cambiar y hacia dónde se camina.

12.        Me siento europeísta y partidario de Maastricht, y todo lo que quiera; lo que me duele es lo que vamos a tener que pasar hasta que esa Europa de funcionarios funcione como es debido. Está claro que vivimos de los subsidios. Al campo le dan un dinero por dejar de cultivar unas hectáreas que antes cultivaba. Todo lo que se hace es conceder subvenciones al campo, y lo que quiere el campo es vivir de su trabajo.

13.        Aquí lo que falta es un jefe de filas que diga: "España va a hacer aceite de girasol y Francia va a hacer cereales. Aquí falta el distribuidor de papeles. En Castilla lo que oigo decir a la gente es que no quieren vivir de las subvenciones, sino de su trabajo.

14.        Al final, es la televisión la que paga los platos rotos. Nos bombardean con películas de crimen y violencia.

15.        ¿Qué es lo que no le gusta a la dirección del Partido Socialista de los Presupuestos? Que sólo favorecen a los que ya tienen dinero.

 


Übersetze   

 

1.             Im eigenen Bett schläft es sich am besten.

2.             Das wird man sicherlich nicht so schnell vergessen.

3.             Nicht das Volk, sondern die Bundesversammlung wählt den Präsident in Deutschland.

4.             Die Wahrheit muss gesagt werden  ó Man muss die Wahrheit sagen.

5.             Und darum ist er nicht gekommen.

6.             Warum er nicht gekommen ist, das hätte ich gern gewusst.

7.             Wie war noch Ihr Name?

8.             Wieso bist du gestern nicht gekommen?

9.             Wie viel schulde ich Ihnen?

10.        Wie viel hat es dich gekostet?

11.        Was hat er dir denn gesagt?

12.        Warum haben sie sich denn getrennt?

13.        Wo geht man hier zum Bahnhof?

14.        Wo spielt morgen der FC Tirol?

15.        Wo has du gesagt?

16.        Was hast du gesagt?

17.        Wie hast du gesagt?

18.        Wer hat so etwas gesagt?

19.        Was hast du bloß gegessen, dass du so stinkst?

20.        Was tut man nicht alles, um die Familie glücklich zu machen.

21.        Und was hätten wir damit gewonnen?

22.        Und was lehrt uns diese Geschichte?

23.        Ich meine es aber anders.

24.        Und darum geht es hier.

25.        Dem Publikum gefällt nicht nur Ihr Spielweise, sondern besonders Ihre Bescheidenheit.

26.        Das will ich eben von Ihnen hören.

27.        Das habe ich aber nicht gewollt.

28.        Aber darum geht es gar nicht.

29.        Was ist los?

30.        Was ist denn hier los?

31.        Schau, so wird es gemacht.

32.        Gut gemacht!

33.        So ist es richtig!

34.        Was ist heutzutage schon sicher?

35.        Wieso arbeitest du heute Sonntag?

36.        Wieso ist heute alles zu?

37.        Wieso bist du heute da?

38.        Wieso ist das noch nicht erledigt?

39.        Wieso haben Sie mir nichts davon erzählt?

40.        So leben unsere Kinder. Was sie tun, was sie beschäftigt, worunter sie leiden.

41.        Benya wirkt mit 81 wie ein 65jähriger. Wie machen Sie das nur, Herr Präsident?

42.        In dem Kammerl erledige ich halt meine Korrespondenz und was sonst noch anfällt.

43.        Was tut man nicht alles für gute Quoten.

44.        Erfolg, den kann man nicht kaufen, der muss erarbeitet werden.

45.        Ich habe dich nicht gestern angerufen.

46.        Gestern habe ich es erfahren.

47.        Welcher Sport ist in Amerika noch unbeliebter als Curling, Frauenkegel oder Hundeschlittenrennen?

48.        Richtig: Fußball! Das ergab zumindest eine Umfrage der "Sports Marketing Group" in Dallas am

49.        Vorabend der WM-Auslosung in Las Vegas.

 

Übersetze erst

 

1.         Die Aufklärung hat das Absolute verworfen, sie hat den Schleier über sämtlichen metaphysischen Illusionen gelüftet und den Nihilismus erst zur Kenntlichkeit gebracht.

2.         Zeitungen wie "Der Tag" machen faschistische, antisemitische Propaganda. Solche Dinge haben die Tragödie, die passiert ist, erst austachelt.

3.         Jetzt fängt die Arbeit erst an.

4.         Michael Graff: "Die Causa Klestil wird jetzt erst dramatisch".

5.         Wenn er wach ist, träumt der Mensch erst recht. Von Erfüllbarem und am liebsten von Unerfüllbaren.

6.         Maßgeben für die Begründung der Fundamentalontologie war darum die "ontolo-gische" Differenz zwischen Sein und Seienden, durch welche die "Hermeneutik des Daseins" erst eröffnet wurde.

7.         Die Semiotik beginnt also mit einer ursprunglosen Unterscheidung. Diese ermöglicht erst die Beziehung zwischen variablen Stellen, die für die Zeichenfunktion konstitutiv sind.

8.         Interpretation ist das Produkt innerer Abgrenzungen, nicht der Beziehung zu irgendeinem „Außen“. Erst Saussure entledigt sich vollends der Illusion einer „unabhängigen Wirklich-keit“, von der die zeichen, und sei es auch nur durch eine Annährung kündeten.

9.         Kein Zeichen kommt alleine vor. Jedes Zeichen bedarf der übrigen, um überhaupt etwas zu bedeuten. Gemeinsam bilden sie einen Zusammenhang, der erst ihre „Lesbarkeit“ ermöglicht.

 

Übersetze  jetzt erst

 

1.         Sie hat das Foto des toten Sohnes bekommen. Jetzt erst kann sie es glauben.

2.         Entschieden ist noch nichts. Die Gespräche laufen jetzt erst an.

3.         Der Minister zeigte sich darüber verwundert, dass die Vorwürfe erst jetzt erhoben wurden.

4.         Die jüngsten Statistiken haben erst jetzt wieder bestätigt, was schon seit mehr als hundert Jahren belegt ist.

5.         Die Hochrechnung gibt dem Liberalen Forum zwei Mandate.

6.         Die sonst so beherrschte Heide Schmidt schlägt die Hände vor das Gesicht.

7.         etzt erst kann sie es glauben.

8.         Für uns beginnt jetzt erst die Meisterschaft.

9.         Dann erfuhr er, dass seine Frau einen Freund hatte. Zur Rede gestellt, leugnete sie nichts und ging in Details: Jetzt erst könne sie ihre masochistischen Neigungen ausleben, die ihr Mann nicht habe befriedigen können.

 

Übersetze am + Superlativ

 

1.             Kukacka war im März am heftigsten gegen eine endgültige Bestellung Zeilers als GI des ORF aufgetreten.

2.             Das stört mich am meisten, dass ...

3.             In Luxemburg sind Führungskräfte, in Deutschland Arbeiter am besten entlohnt.

4.             Die Dänen erwirtschaften in der EU am meisten.

5.             Der Unfall von Ayrton Senna hat alle getroffen. Am schwersten getroffen war Berger.

6.             -Sie arbeiten am liebsten in Paris? -Ja, weil ich hier lebe.

7.             -Was machen Sie am liebsten? -Schlafen. -Und am zweitliebsten? -Aufwachen.

8.             Die Aufopferung meiner Eltern hat am meisten zu meiner Genesung beigetragen.

9.             Bei den letzten Wahlen hat uns am meisten geschadet, daß unsere Partei in der Öffentlichkeit keine Einheit dargestellt hat.

10.        Der Politik-Frust der Österreicher trifft den Parteiobmann, der ein Sympathieplus derzeit am nötigsten hätte: E. Busek.

 


 

Imperio

 

EL PAÍS - Martes 24 febrero 1998 - Nº 662

 

ROSA MONTERO

 

Siempre me ha irritado el antiamericanismo visceral: es un prejuicio modorro que, como todo dogma, impide el entendimiento de la realidad. Digamos una obviedad: los estadounidenses no son todos tontos, ni belicistas, ni inmaduros, ni carentes de capacidad crítica, ni imperialistas, como el tópico más bobalicón y etnocéntrico sugiere. Hay cosas de ellos que me desagradan (creo que es una sociedad muy dura con el débil, por ejemplo) y cosas que me gustan, como su sentido de la meritocracia, que es la antítesis de nuestro nepotismo y amiguismo.

Con todo, lo peor que tiene Estados Unidos es que es el país más poderoso, y todo poder tiende a la prepotencia y al abuso. Así sucedió con la España imperial, y con la Inglaterra victoriana; y así sucede cada vez que hay un relativo desequilibrio de fuerzas. Por ejemplo, parece ser que los portugueses nos siguen viendo hoy a los españoles, seguramente con razón, como a unos chulos. Esto es lo que no entienden los norteamericanos; además de gobernar el mundo, y de colonizarlo con las ideas, los dólares, la cultura e incluso las armas, pretenden que los colonizados les amemos: y eso no es ni lógico ni humano.

Cada cual cumple, en fin, su papel histórico. Y así, en la reciente y ojalá que definitivamente superada crisis del Golfo, los EE UU han ocupado el lugar del matón de la clase. ¿Y nosotros? Pues nosotros hemos protestado mucho menos que en el conflicto anterior: ha habido menos manifestaciones, menos firmas, menos alardes de indignación moral. Porque la otra vez temíamos que la guerra nos alcanzara y que acabaran cayendo bombas sobre nuestras cabezas, pero ahora ya sabemos que en estas batallitas sólo mueren unos cuantos moros allá lejos. O sea, que nosotros hemos sido como el niño cobarde y miserable que calla y que contempla.

 


Fernán-Gómez afirma que no conoce nada tan aburrido como el teatro

 

EL PAÍS - Jueves 13 enero 2000 - Nº 1350

 

El actor, escritor y futuro académico Fernando Fernán-Gómez, a sus 78 años, no descansa y parece empeñado en desmentir su fama de cascarrabias. En un acto en el que dijo sentirse “muy a gusto” y donde habló de lo divino y humano, presentó ayer La escena, la calle y las nubes, un libro de relatos escritos hace 40 años sobre la afición a callejear que tanto cultivó, y sobre el teatro, del que afirma que no conoce nada más aburrido.

A Fernán-Gómez lo que le gusta es leer (por ejemplo: Azorín, Gómez de la Serna, Salgari, Thomas Mann, Herman Hesse); ver la televisión en la soledad de su sofá; muy de vez en cuando ir al cine, y ver pasar gente por la calle, porque lo que es trajinarla ya no le motiva: “Siempre me ha gustado mucho, ahora es por no desplomarme”. También lee a autores clásicos teatrales, pero lo que es acudir al teatro, hace décadas que decidió no hacerlo más, contó ayer en la presentación de su último libro, La escena, la calle y las nubes (Espasa), en la que desplegó su agudeza y vis cómica.

“Hace 30 años estaba en París con una entrada de teatro en la mano para una función que no recuerdo. Llegó el momento del comienzo y me paré. Pensé: ‘Y ahora me tengo que encerrar ahí habiendo todas esas películas en el cine...’. Ya no fui más, salvo cuando un amigo estrenaba una obra, ahora ni eso”, dijo tras reconocer que, como no es mitómano, no siente la necesidad de ver en carne y hueso al actor, “como le ocurre a un pequeño núcleo de aficionados”.

Lo que se dice vocación, Fernán-Gómez la ha tenido de escritor, una profesión en la que hubiera querido triunfar. Pero cuando era joven a nadie le interesó publicar sus obras.

“Como padezco de manía persecutoria, una paranoia, me presentaba a los concursos de forma anónima, porque pensaba que con mi nombre no me iban a dar ningún premio. Y me di cuenta de que a nadie le despertó ningún interés quién era el autor de esos relatos. De ahí el secreto de que hayan permanecido en el cajón”, explicó el autor, premio Lope de Vega 1978 por la obra teatral Las bicicletas son para el verano.