ERSETZUNG des CONDICIONAL

durch andere Zeitformen im Spanischen

© Justo Fernández López


presente  de indicativo

Dt. Konditional

 

[1]        

¿No compraste nada de comer? Menos mal que yo compré ayer dos pollos congelados, que si no, no comemos.

 

Le apretó tanto el cuello al animal que casi lo mata.

 

Estuvimos charlando tanto en el café que casi pedemos el avión.  

 

Por nada me caigo. [Beinahe wäre ich ...]

 

imperfecto de indicativo

Dt. Imperfekt Konjunktiv

 

[1]

Yo ahora me comía un helado de chocolate y vainilla así de grande.  [si pudiera]

[2]

¡Qué bien me vendrían a mí ahora quince millones de pelas! [si me tocara la lotería]

[3]

Te debería caer la cara de vergüenza.  [si tuvieras vergüenza]

[4]

-¿Vas a salir a comprar?

-Realmente no necesitaba, tengo carne, patatas, tengo de todo.

[5]

¿Vas al Corte Inglés? Pues creo que te voy a acompañar, así compraba yo una chaqueta que he visto muy barata.

[6]

No sé si ya sabía la noticia, pero hizo como que no la sabía.

[7]

-Cuándo dijo que llegaba, ¿hoy o mañana?

-Yo creo que dijo que llegaba pasado mañana.

[8]

No sé que edad tenía cuando murió, yo creo que tenía unos 39 años.

[9]

Con esta proliferación de nuevas naciones en el Este, y a mí que no me sienta nada bien viajar, y con el frío que hace en esos países ... de buena gana me volvía a mi casa y me metía en mi camita.  [Chiste sobre el Ministro de Exteriores]

[10]

Yo en esta pared pondría un cuadro de Picasso, pues así no se vería lo deteriorada que está.

[11]

La entrada del local no podía ser más original; a través de ella puede adivinarse la decoración, hecha a base de piedras rústicas y pintura de colores fuertes.

[12]

Tengo un hambre que me comía el diablo por las patas.

[13]

Yo debía tener unos trece años cuando murió mi abuela.

[14]

Yo que tú lo hacía.

[15]

El piso era enorme, no sé lo que pagaban por él.

[16]

Pues yo que tú no me callaba, iba y se lo espetaba a la cara.

[17]

¿Por qué no podemos combinar las vacaciones para pasarlas juntos con nuestras familias en la misma isla? Tenía que ser problema.

[18]

Tenías que haberla visto, qué guapa iba con su vestido de novia.

[19]

Tenías que estar allí para verlo.

[20]

Yo que tú no le pagaba ni un céntimo.

[21]

Qué bien me venía ahora un cambio de aire.

[22]

Yo te prestaba el coche, pero es que mi mujer lo necesita hoy para ir a ver su madre.

[23]

Eso podías hacerlo a otra hora, ¿porque tiene que ser precisamente ahora?

[24]

Oye, ya podías echarme una mano en la cocina, que no haces más que fumar.

[25]

Otro terremoto en California. Yo allí, a la verdad, no vivía.

[26]

Ahora ya se quiere la gente retirar con 55 años. Pues hasta ahí podíamos llegar.

[27]

-¿Cómo es que no estuvo en la boda de la Infanta Elena?

-¡Yo qué pintaba en la boda!

[28]

Yo que tú no le dejaba llevarse a los hijos, ni quedarse con la casa.

[29]

-¿Qué tal se siente en el nuevo equipo?

-Estupendamente. No podía ser mejor.

 

imperfecto de indicativo
im Hauptsatz des Konditionalgefüges
Dt. Konditional

 

[1]        

Pues si aquí cada uno hiciera sólo lo que le gusta, estábamos frecos. ¿Quién iba a hacer el trabajo duro? 

[estábamos frescos = wo kämen wir hin]

 

Si me se lo hubieras preguntado antes, tenías ya la solución.

 

Si hubiéramos ahorrado más, ahora teníamos más dinero.

[2]        

Si tuviera dinero me compraba un nuevo piso ahora que están tan baratos.

 

Si no llega a venir la policía, se armaba allí una batalla campal.

[3]        

Si hubiera publicado lo que decía en la cátedra contra Franco, lo metían en la cárcel.

 

Si no hubiera sido por su ayuda, yo ahora no estaba aquí para contarlo.

[4]        

Si no fuera por él, yo no terminaba la carrera de Medicina. Él me animó mucho.

[5]        

Si no hubiera sido por el carácter conciliador de su mujer, estaban hoy divorciados.

[6]        

Si yo hubiera dicho a los argentinos durante la campaña electoral lo que iba a hacer con la economía del país, no ganaba las elecciones.

 

iba(n) a + infinitivo
als Ersatz für condicional

 

[1]

Ya no podía hacerse ilusiones sobre su enfermedad; las horas se habían acelerado, cada uno le hería, y la última iba a matarlo.

[2]

 ¡Quién le iba a decir a él que aquella iba a ser su última conferencia en público!

[3]

¿Cómo me lo iba a imaginar yo?

[4]

Cuando empezamos a descifrar la escritura, pensamos que nos íbamos a encontrar con textos llenos de poesía, pero nos encontramos con que decían lo mismo que en cualquier otra civilización: Listas de gobernantes y sucesores.

[5]

¡Quién me iba a decir a mí que iba a llegar tan lejos habiendo nacido donde nací!

[6]

Sacci, posible entrenador del Madrid, adelanta que se entendería perfectamente con Butragueño.

[7]

Si hubiera sabido lo que iba a pasar, Gorbachov no hubiera la perestroika.

[8]

Nunca pensé que iba a pasar lo que está sucediendo en Rusia.

[9]

En 1975 los profetas del fracaso de Plácido Domingo tuvieron que tragarse sus apocalípticas previsiones: Plácido demostró rotundamente, el 30 de septiembre en Hamburgo, que estaban equivocados cuando aseguraban que iba a arruinarse la voz  afrontando el papel de Otelo -uno de los más duros de la literatura operística - con apenas 34 años. Ahora esos mismos profetas no se atreven a hablar.

[10]

Butragueño recalcó la importancia de tener a Michel en el equipo: „Si no estuviera  se iba a echar de menos“.

[11]

Hacía varios meses que Ramón Mendoza me había dicho que si alguna vez dejaba el servicio diplomático, que se lo avisase porque tenía un puesto que seguro me iba a gustar. No le hice el menor caso. Pero cuando tuvo noticias de que iban a cesarme, llamó para ofrecerme el puesto de director general y tampoco le hice demasiado caso.

[12]

¡Quién me iba a decir a mí que volvería a esta maldita ciudad de mi juventud!

[13]

-Eva: Me gustaría conocer mi árbol genealógico.

 

-Adán: ¿Pero cuántas ramas crees que iba a tener?

[14]

Y porque hay mucha gente delante, sino te daba una que te ibas a acordar de mí para el resto de tu vida.

[15]

¡Quién lo iba a decir que íbamos a estar otra vez juntos en la misma ciudad!

[16]

Estaba convencido de que esta vez sí que iba a ganar.

[17]

En los años 50 existía la idea del sueño americano, de que si tú cumplías con ciertos ritos de iniciación ibas a tener una eterna felicidad.

[18]

Si no llega a ser porque llegó la policía, le pego una paliza que se iba a acordar.

[19]

Nuestra España es tan diferente que los rivales de Felipe González le echan una mano todos los días, criticándolo porque miente y porque engaña, cuando lo verdaderamente grave de su ejecutoria al frente del Gobierno socialista no es que aprobara los desmanes de Viajes Ceres, Renfe, Ibercorp y Focoex, sino que a estas horas tenga a sus más íntimos colaboradores en la cárcel o en libertad bajo fianza como inductores del crimen que convirtieron al Estado en una cloaca de asesinos a sueldo, como si el terror impuesto por unos etarras sin conciencia pudiera, en buena ley, ser combatido por otro terrorismo de Estado que manchó de sangre las manos de sus más cualificados servidores.

Porque es cierto que la triste trayectoria del Partido Socialista aupado al Gobierno de la nación está lacrada por los abominables casos de Flick, Juan Guerra, Cruz Roja, Ollero y la reprivatización de Rumana.

Cierto es también que bastaría uno sólo, de los casos descubiertos por una Prensa independiente ejemplar, única en el mundo (dados sus escasísimos medios), para inhabilitar de forma definitiva al hombre que defendió, alentó y miró hacia otro lado cuando en las páginas de los periódicos aparecieron los casos del Fiscal General del Estado, Alcobendas, Kio, Ave, Aida Álvarez, Luis Roldán y Mariano Rubio, el Gobernador del Banco de España que se sirvió de su cargo para enriquecerse de la peor manera, pero ¿qué suponen estos increíbles capítulos al lado de aquél que tras organizar la banda de asesinos a sueldo, los fondos reservados que iban a servir para financiar la siniestra operación fueron a parar a los bolsillos de aquellos que, como altos servidores del Estado, tenían fácil acceso a las arcas públicas?

Las credenciales del Partidos Socialista Obrero Español quedarán en las páginas más sombrías de la historia gracias a los siniestros casos que llevan el nombre de esos fondos reservados. Ninguno, sin embargo, puede ser comparable al que debería estremecer los cimientos de nuestra España diferente: el de quien esgrime la osadía de presentarse como candidato a la Presidencia del Gobierno, teniendo como baldón el de ser sospechoso de la Justicia, como promotor o consentidor de una banda de desalmados que, financiada con dinero del contribuyente, unió para siempre las siglas del PSOE a una estremecedora historia de secuestros, extorsiones y asesinatos, en nombre del Estado del Bienestar que ellos gozaron. [ABC]

 

Deutsche Beispiele

 

[1]        

Gabriel García Márquez schildert die Mühen der Schreibarbeit: Es war ein Riesenaufwand, und keiner dachte, daß es so aufreibend werden würde. Ich wollte immer schon ein nicht-fiktives Buch schreiben.

[Über den letzten Roman von García Márquez: Nachrichten von einer Entführung]

[2]        

Sie hat mitgemacht und gewußt, für welchen Zweck die Millionen verwendet werden sollten.

[3]        

Auf die Frage des Moderators, wann er endlich seinen Stil ändern würde, antwortete Bischof  Krenn:“Da müßte der liebe Gott abdanken, denn ich vertrete die Wahrheit, die uns Gott gab.“

 

imperfecto de subjuntivo 

 bei den Modal- und Kopulaverben

 

[1]        

Usted debiera callarse por ser quien es.

[Espectador a la sobrina de Franco]

[2]        

Tras valores básicos se encuentran en „Fortunata y Jacinta“: el valor del ambiente, el valor del estudio de la vida social del último tercio del siglo XIX, y el valor que pudiéramos denominar temático.

[3]        

Fuera interesante y hasta útil someter a este examen el carácter individual español medio. La operación sería, no obstante, enojosa y, aunque útil, deprimente.

[4]        

Algunas figurillas de Venus neolíticas pudieran ser consoladores instrumentos usados en los ritos de pubertad para desflorar a las muchachas, como sucede en algunos pueblos primitivos actuales.

[5]        

Tras valores básicos se encuentran en „Fortunata y Jacinta“: el valor del ambiente, el valor del estudio de la vida social del último tercio del siglo XIX, y el valor que pudiéramos denominar temático.

[6]        

El artista pinta ahora en una nave industrial donde muy bien pudieran caber cien tejedoras y 150 cesteros, cuyo trabajo sería más provechoso para este pueblo pobre.

[7]        

Según el sondeo de Demoscopia, sólo el 6% considera que la campaña electoral debiera ser más larga, y estima que en las próximas semanas debería hablarse más del paro y de la sanidad.

[8]        

Nos interesa ahora saber lo que es la mismísima caza o, como debiéramos decir, la ‘mismidad’ de la caza. [Ortega y Gasset]

[9]      

Usted debiera callarse por ser quien es.  [Espectador a la sobrina de Franco]

[10]   

Fuera interesante y hasta útil someter a este examen el carácter individual español medio. La operación sería, no obstante, enojosa y, aunque útil, deprimente.

[11]   

Aunque sólo sea por un elemental deber de agradecimiento, el Gobierno debiera regalar a nuestro Prudencio el carné de conducir que pide. Prudencio, que anda flojo de letras, no consigue pasar ‘la teórica’ de las autoescuelas.

[12]   

Y me parece vano objetar que esas intervenciones extranjeras irritan a una parte del pueblo intervenido, pero complacen a la otra. Esta es una observación demasiado obvia para que sera verídica. La parte del país favorecida momentáneamente por la opinión extranjera procurará beneficiarse, claro, está, de esa intervención. Otra cosafuera pura tontería. [José Ortega y Gasset: Obras completas, t. IX, p. 312]

[13]   

Petrarca es, a la vez, tan ligero de cascos, tan genial y tan canoro que fuera mejor no decir de él que es un hombre, sino jilguero, alondra o ruiseñor.  [o.c., 532-33]

[14]   

Nada debiera hoy importar al pacifista como averiguar qué es lo que pasa en esos senos profundos del cuerpo occidental, cuál es su índice actual de socialización. La sociedad es convivencia bajo instancias. Pudiera acaecer que en la fecha presente faltasen esas instancias en una proporción sin ejemplo a lo largo de toda la historia europea. En este caso la enfermedad sería la más grave que ha sufrido el Occidente desde Diocleciano a los Severos. Esto no quiere decir que sea incurable; quiere decir sólo que fuera preciso llamar a muy buenos médicos y no a cualquier transeúnte. [o.c., 305]

[15]   

Lo cierto es que se edita el libro que comentamos en un contexto confuso de la reflexión teórica y la investigación social en América Latina. Por un lado, con un marxismo en crisis, que ha llevado a sus sostenedores mejor formados a renegar del  mismo o a esperar tiempos mejores, dejando su defensa explícita a intelectuales poco numerosos de tercera o cuarta categoría, con respecto de la década de los setenta.

Más pareciera que la investigación social en América  Latina se debatiera entre una vuelta a las formas que se creyó eran duras de hacer ciencia de inspiración positivista y el liquidacionismo postmoderno.

   

Spanische Beispiele

 

Las medidas de liberalización de la economía aplicadas por el Gobierno del PP no han fomentado la competencia y, en cambio, han provocado que “los servicios no tengan ahora la calidad que debieran y además sean más caros de lo que debieran”, según dijo ayer en Barcelona el líder del PSOE, Joaquín Almunia. „Las privatizaciones del PP dejan a los consumidores a los pies de los caballos“, afirmó. Y anunció, entre las propuestas de su programa, la reducción de tarifas eléctricas y de telecomunicaciones para controlar la inflación. Mantendría en cambio la rebaja aplicada por el Gobierno en el impuesto sobre la renta, aunque cambiando algunos aspectos que tildó de regresivos.

·

González se ha preocupado sobre todo de poner de manifiesto su superioridad sobre cualquier bicho viviente que se moviera o hablara en el PSOE. Sus artículos en El País fueron buena muestra de ello, introduciendo además elementos de confusión notables –así en el problema vasco– en el mensaje socialista, y en tiempo de elecciones. La sensación es que por su prestigio impedirá toda renovación que le desagrade y tampoco se implicará como debiera, es decir, desde su posición de socialista eminente (por usar la calificación aplicada a Lorenzo el Magnífico) en el apoyo a aquél que cuente con su beneplácito.

 

Iba a + infinitivo

 

No lo puedo evitar: tengo adentro de mi cabeza un maldito traductor. Más allá de la inmediata tristeza y enfado que me causó recibir la noticia de que Jack Straw no iba a permitir la extradición del General Augusto Pinochet a España en el proceso que se le sigue por tortura, no pude dejar de fijarme obsesivamente en la peculiar palabra, “minded”, que utilizó el ministro del Interior británico para señalar que estaba inclinado a liberar al dictador chileno. En efecto, Straw tenía en mente (mind) esa intención: no estaba mandando a Pinochet de vuelta a Chile en el mismo instante del anuncio, pero era lo que pensaba hacer de aquí a siete días.

 ·

Lo que se dice vocación, Fernán-Gómez la ha tenido de escritor, una profesión en la que hubiera querido triunfar. Pero cuando era joven a nadie le interesó publicar sus obras.

“Como padezco de manía persecutoria, una paranoia, me presentaba a los concursos de forma anónima, porque pensaba que con mi nombre no me iban a dar ningún premio. Y me di cuenta de que a nadie le despertó ningún interés quién era el autor de esos relatos. De ahí el secreto de que hayan permanecido en el cajón”, explicó el autor, premio Lope de Vega 1978 por la obra teatral Las bicicletas son para el verano.