Zeitliche Funktion des condicional

als futuro del pasado

© Justo Fernández López


Spanische Beispiele

 

[1]

El desarrollo de la cultura judía dejaría de ser asunto del pueblo en general; los experimentos sociales se descartarían como lujos poco prácticos; el pensamiento político giraba en torno a la estrategia militar; el desarrollo económico estaría exclusivamente determinado por las necesidades de la guerra. Y éste sería el destino de una nación que -independientemente de cuántos emigrantes pueda absorber y hasta dónde puede extender sus fronteras- seguiría siendo una pueblo muy extraño, ampliamente superado en número por sus hostiles enemigos. En tales circunstancias, los judíos palestinos acabarían siendo una de esas tribus guerreras cuyas posibilidades e importancia la historia nos ha enseñado de sobra desde la época de Esparta.

[2]

Los siete años de ejercicio de la docencia en el instituto de enseñanza media de Nuremberg terminarían por darle a Hegel ese tono rígido y profesoral de sus creaciones posteriores, que han de ser concebidas casi íntegramente en ese lapso.

[3]

Hölderlin había aceptado un cargo en Burdeos, que le había sido concedido gracias a la recomendación de J. Ströhlin - ex profesor suyo, y que habría de fallecer al año siguiente.

[4]

Los problemas personales de sus amigos le quitaban mucho tiempo a Hegel que en los umbrales del siglo se afanaba reuniendo los materiales que habrían de constituir su primer libro de importancia; y, mucho de ello se reflejaría en sus páginas.

[5]

¿Cuántas noches pasaría van Gogh en aquella casa de labradores para pintar sus "comedores de patatas".

[6]

CuandoHegel llegó a Jena, la universidad famosa años antes, atravesaba un periodo de decadencia. Hegel no lograría infundir con su llegada nueva vida a este órgano desfalleciente, pero sí conseguiría crear la síntesis definitiva de las dos corrientes filosóficas que allí se debatían: Ilustración y Romanticismo. En Jena enseñaba entonces Nietham, que se haría amigo de Hegel; Heinrich Paulus, que llegaría también a hacerse amigo suyo.

[7]

El poeta chilo Li Bo fue secretario imperial hasta que las intrigas lo alejaron de la corte. Más tarde se uniría al rebelde hijo del emperador y sería condenado al exilio, donde moriría al inclinarse para besar la luja reflejada en el agua.

[8]

Félix Novales fue detenido en 1978 en circunstancias trágicas (dos compañeros suyos resultarían muertos).

[9]

Maradona, escoltado por varios policías, se trasladaba al avión que le llevaría a su ciudad natal, Buenos Aires.

[10]

Conocíamos „Marxismo y filosofía del lenguaje“, de Voloshinov, quien -se decía- podría ser seudónimo de Bajtín, del que pronto veríamos publicado su trabajo sobre Rabelais.

[11]

Esa fue la teoría que llevaría al descubrimiento de la radioactividad.

[12]

Se presentó varias veces como candidato a la presidente. A la edad de 70 años llegaría a ser gobernador de Alabama.

[13]

En París se desarrollaron los trabajos de Monod y Jacok, que compartirían más tarde el Premio Nobel.

[14]

Su primera novela, Paraíso, fue candidata para el National Book Award. Y aunque no lo ganó la noche del 27 de noviembre (se lo llevaría Charles Johnson por su obra Middle Passage), Elena Castedo cree que va a ocupar un lugar propio en la historia de la literatura.

[15]

Don Juan, Conde de Barcelona, jugó en el tapete de la Historia la carta que sólo saldría cuando ya no era la suya. Don Juan de Borbón ya es Historia.

[16]

En la foto vemos a Norma Duval con José Luis Coll y con Gila antes del inicio de „Gala de Otoño“. Luego no aparecería en el escenario.

[17]

Aprovechó su paso por Weimar para visitar a Goethe, con quien, a consecuencia de la teoría de los colores, lo uniría desde entonces una amistad cordial y gratificante.

[18]

En noventa días, Hegel escribió 477 párrafos. En las sucesivas ediciones agregaría prólogos, extendería los análisis preliminares y daría un mayor espacio a diversas secciones. En total llegó a incorporar 100 párrafos más.

[19]

El vivir de la cara se convirtió en Picasso en estilo de vida. Un encanto que desarmaba, unido a una demoníaca energía, le llevarían directo a la gloria.

[20]

En el viaje que Picasso hace a la Coruña con 13 años, el genio no dejó de pintar todo el camino. La temprana vocación no se extinguiría nunca.

[21]

Se encontraban todas las semanas en un café, pero pasarían dos años antes de que ella fuera a vivir con él.

[22]

Picasso siempre se debatiría entre el deseo de tener hijos y el miedo a la responsabilidad que ello implicaba.

[23]

Este cuadro de Picasso era una anticipación de los cuadros que pintaría luego en la capital francesa.

[24]

Pasternak concibió El doctor Zhivago como „el libro de su vida“, aquél en el que poesía y prosa se unirían de un modo indisoluble.

[25]

La gran obra de Durrel ocupa un lugar en las cartas de Miller. Vendría, en el verano de 1959, el reencuentro de Durrel y Miller en Europa y, más tarde, el éxito para ambos, el hastío de la fama e incluso el sueño del Nobel.

[26]

El más famoso caso de incesto no penalizado fue el del emperador romano Calígula. Se casó con su hermana Agripina, quien, a su vez, tuvo relaciones con uno de sus hijos que, con el tiempo, se convertiría en el famoso emperador Nerón.

[27]

La presión demográfica empujó a los canarios a cruzar el Atlántico. La emigración clandestina, sin duda la odisea más importante protagonizada por los canarios tras su incorporación a la Corona de Castilla en el siglo XV, se repetiría tras la Segunda Guerra Mundial.

[28]

Después de tres años terminó su obra. El resultado sería El libro negro, el primer libro escrito con las entrañas por Durrel y una obra que debe mucho a su admiración por Miller. „Estoy descubriendo quién soy“, exclama.

[29]

Mansiones verdes (1904) siguió a varios libros no reconocidos por el público. Escrita 49 años antes que Tristes trópicos, obra con la que el antropólogo Claude Levi-Strauss terminaría de cambiar para los occidentales el significado de la palabra civilización, sorprende la extrema modernidad de la actitud de Hudson respecto a las culturas llamadas ‘primitivas’.

[30]

Drieu, como Byron, como Rimbaud, es de la estirpe de escritores en los que su vida supera con mucho su literatura. A pesar incluso de libros tan admirables como La comedie de Charleroi, Gilles. Mala suerte. A pesar de todo eso, Drieu no conseguiría dejar una sola obra de lq eu se sintiese satisfecho ni a la que podamos considerar como obra maestra.

[31]

En este libro queda bastante patente esa soledad íntima y asumida frente a la muerte. Separado de Clara, su primera mujer y su compañera en sus aventuras de Orien te, se unió con Josette Clotis y con ella tuvo dos hijos. Josette moriría joven, atropellada por un tren, y sus dos únicos hijos perderían la vida en una carretera donde un año antes encontró la muerte Marcel Camus.

[32]

He mencionado a Picasso, que decoró varios de sus ballets y se casó con una de sus bailarinas; a Falla, que escribiría para él algunas de sus mejores páginas musicales y con quien haría un divertido y anecdótico viaje por España; a  Juan Gris, que también sería uno de sus colaboradores; pero se podrían mencionar otros muchos ejemplos de las relaciones de Diáguilev con España. Aquel hombre esponja fue también un admirador entusiasta del baile flamenco.

[33]

Se convocó a tres directores de cine a los que se les puso una prueba: escribir el guión de algunos de los pasajes del libro de Franco „Raza“. Sáenz de Heredia lo hizo con la ayuda del novel director Antonio Román, que a la postre firmaría con él el guión definitivo.

[34]

Cuando vistió por primera vez los andrajos de Lazarillo de Tormes, hace ya más de tres años, ni siquiera sospechó que todavía hoy volvería a vestirlos por mor de una imparable demanda.

[35]

Con veinte años escribió libros furibundos contra el Estado y contra todas las instituciones, libros de los que se arrepentiría en cuando tuvo oportunidad de entrar en la política activa.

[36]

La relación de Sartre con Simone de Beauvoir -que habría de iniciarse poco después- sigue siendo un enigma.

[37]

En el caso de Sid Vicious y Nancy Spungen nadie redimió a nadie. El bajista de los Sex Pistols y su chica se conocieron en Nueva York, allá por el año 77, y alumbraron el amor más loco y turbulento de la historia de la música. Al principio era Nancy la única que consumía heroína.

Pese a los esfuerzos en contra de Malcolm McLaren, enamorado como estaba Sid de   ella no tardó en darse también al „caballo de la muerte“. Cuando el grupo se disolvió, Johnny Rotten formó PIL; Paul Cook y Steve Jones hicieron un disco en Brasil con Ronald Biggs -cerebro del famoso asalto al tres de Glasgow - y Vicious se quedó junto a su amada Nancy en Nueva York.

Pero la suerte había dejado de sonreírles.Tras una odisea personal en la que conocieron el delirio y la pobreza, recalaron en el mítico hotel Chelsea, cantado por Leonard Cohen y frecuentado por Janis Joplin y William S. Burroughs.

Para aumentar la leyenda del establecimiento, Nancy fue descubierta acuchillada en el baño de la habitación ocupada por la pareja y Sid Vicious acusado de su asesinato. La historia aún no era lo suficientemente trágica: habría de ser su misma madre quien le proporcionara la muerte al darle una „papelina“ de heroína pura al 90%. Decididamente hay amores que matan. A la postre, el matrimonio entre Kurt Cobain y Courtney Love - la última gran pareja del rock hasta la fecha -, también estuvo estigmatizado desde sus comienzos por el amor loco y la adicción a la heroína.

[38]

A todos estos pueblos se les dio en Roma el nombre de rusos, y agruparon su poder en la ciudad de Kiev: un Estado que gobernó el príncipe Ígor y que se extendía hasta el mar Muerto. Desde ella se atacó a Constantinopla, donde la viuda de Ígor se convirtió al catolicismo y se lo llevó a Kiev, donde cambiaría: a los emperadores les pareció que los ritos eran tristes y pobres, y los cambiaron, y así nacieron la cultura y la civilización ortodoxas.

Muchas huellas de hoy están en ese cristianismo y en algunas costumbres: las granjas, las tierras comunes, de las que se idearían los koljoses. La política represiva de los zares llevó a las primeras revoluciones: los decembristas, suprimidos por el zar Nicolás I, que se hizo famoso por sus torturas y por sus represiones.   Alejandro II, que quiso apaciguar al pueblo con la abolición de los esclavos, produjo la ruina del campo y haría famosas sus represiones. Un terrorista disparó contra él: la primera bala partida del pueblo contra un zar. Los atentados se harían frecuentes.

Anarquistas, nihilistas, iluminados ... Y ya Lenin y Trotzki estaban en acción. Y el primer marxismo, bajo Alejandro III; y un partido que sería después el socialdemócrata, del que saldrían los bolcheviques.

[39]

Hundido, traicionado por el general Milans del Bosch y el general Armada, el teniente coronel Tejero, que tenía presos en las Cortes de ministros y diputados para dar un golpe de Estado, decide rendirse. Pero antes de hacerlo, pondría condiciones. Serían muy modestas y se aceptarían sin demasiado discusión. Tejero desea humillar a Armada y exige que sea él quien vuelva otra vez a las Cortes para firmar el protocolo de rendición. Tejero puntualiza que sólo abandonará las Cortes después de la liberación de los rehenes, y que saldrá solo, sin que haya en la calle periodistas y fotógrafos para "ensuciar la ceremonia."

Los insurgentes regresarán a los cuarteles y una vez allí devolverán sus armas a otros guardias civiles. Tejero asume personalmente la responsabilidad de la acción. Ninguno de sus  guardias deber ser acusado, porque, dice, "me han seguido creyendo que seguíamos órdenes del Rey". Pero sus capitanes sabían muy bien lo que iban a hacer en las Cortes, le hacen observar sus interlocutores. Tejero consiente entonces en que sean encausados los hombres por encima del grado de teniente. Pide también que su amigo, el capitán de fragata Menéndez Vives, un "iluminado" que ha querido encerrarse con él en el palacio, pueda rendirse a las autoridades de la Armada. En el juicio hecho a los implicados en el golpe de Estado frustrado, el general Armada continuaría negando su participación en la acción de los conspiradores. A cada pregunta que le hicieron los abogados sobre tal o cual cita con tal o cual de su compañeros de infortunio, Armada respondería con aires de beato: "No lo sé, aquella mañana yo estaba en misa".

[40]

Todo se vino abajo la noche del 3 de marzo [elecciones generales]: esperanzas, ilusiones, proyectos ... El Partido Popular no obtuvo la mayoría absoluta que las encuestas, medios de comunicación y opinadores entusiastas pronosticaban. Para poder gobernar iba a necesitar de bastantes asistencias. En concreto, un mínimo de veinte diputados. Tres más de los que necesitó el PSOE en 1993.

[41]

A principios del siglo XX, Mileva Maric, la primera mujer de Einstein, debió parecer socialmente un bicho raro. Mileva, de origen serbio, aunque aparece como una figura menor en todas las biografías de Einstein, era una científica notable y su trabajo fue clave en el desarrollo de la Teoría de la Relatividad, que diera gloria y dinero a su marido. Einstein y Mileva se casaron en 1903 y se divorciaron en 1919, el año en que a Einstein le llegó la fama. Una ingratitud profesional que el tiempo acentuaría: en 1921 darían a Einstein el Nobel de Física y no lo compartió con Mileva.

[42]

¿Tendrán un final feliz los acuerdos entre José María Aznar y Jordi Pujol? ¿Se en tenderán mejor castellanos, vascos y catalanes al final de esa posible aventura común? ¿Será España más libre, más rica, más fraternal, tras el cumplimiento de los acuerdos tan laboriosamente negociados?...

El antecedente, fallido, del diálogo Maura-Cambó terminó, precipitadamente, en el torbellino político, social, cultural, económico, que desembocaría en la Guerra Civil. Han pasado muchos años. España está hoy mucho más madura. La pobreza ha decrecido espectacularmente. La sociedad civil tiene una formación, una experiencia, una calidad de la vida, que permite contemplar el futuro con razonable optimismo.

[43]

No contento con eso, Juan Abelló añadió a sus propiedades toledanas otra gran finca, en Alhambra (Ciudad Real), de 4.000 hectáreas, dedicada a la caza menor. A éstas sumaría más adelante las fincas en La Solana.

[44]

Sid Vicious y Nancy Spungen se conocieron en Nueva York, allá por el año 77, y alumbraron el amor más loco y turbulento de la historia de la música. Al principio era Nancy la única que consumía heroína.

Enamorado como estaba Sid de ella no tardó en darse también al „caballo de la muerte“.  Tras una odisea personal en la que conocieron el delirio y la pobreza, recalaron en el mítico hotel Chelsea, cantado por Leonard Cohen y frecuentado por Janis Joplin y William S. Burroughs.

Para aumentar la leyenda del establecimiento, Nancy fue descubierta acuchillada en el baño de la habitación ocupada por la pareja y Sid Vicious acusado de su asesinato. La historia aún no era lo suficientemente trágica: habría de ser su misma madre quien le proporcionara la muerte al darle una „papelina“ de heroína pura al 90%. Decididamente hay amores que matan.

[45]

Después de Almanzor, una serie de luchas entre los mismos árabes no permitieron gobernar en paz a ningún califa. Formáronse entonces los llamados estados o reinos de taifas (1031-1091), es decir de bandería o caudillaje. Esta división de la España árabe en muchos y pequeños estados había de favorecer notablemente la causa de los cristianos y la obra general de la Reconquista.

[46]

Jueves, 10 de julio, 14.30 horas. Miguel Ángel Blanco, que jamás había  imaginado que estaba en el punto de mira de los terroristas de ETA,  almuerza con su familia y cincuenta minutos después sale de su modesto  domicilio de la localidad de Ermua. Con paso apresurado camina hasta la  pequeña estación de cercanías con la intención de subir al tren que debe  conducirle a la vecina Eibar, distante dos kilómetros, donde trabaja desde  hace siete meses en una asesoría fiscal para empresas. Pero Miguel Ángel  nunca llegaría a su destino.

[47]

Más tarde, Franco dirá siempre que la relación con su padre había  sido normal, tal vez queriendo guardar una imagen positiva del  padre, la que se le había grabado en su primera infancia, eliminando todo lo que le había parecido negativo. Una vez muerto, el Caudillo intentó quedarse con el bastón de mando de su padre, sin conseguirlo, porque sería su hermano mayor, que era marino de guerra  como el padre, quien lo luciría, además llevaba el mismo nombre que el padre. De este modo, el Generalísimo no pudo heredar el bastón-falo paterno, quedando así simbólicamente castrado para siempre. [Enrique González Duro: Una biografía psicológica: Franco] 

[48]

Franco envió una carta a Queipo con la solicitud de indulto para  su compañero Campins. Queipo ni siquiera quiso abrir la carta, diciendo que sería fusilado al día siguiente por ser un traidor a  España. Un año más tarde, siendo ya Jefe de Estado, Franco le devolvería la pelota a Queipo de Llano, denegándole el indulto que éste le solicitara para el general Batet. 

[49]

Las escuelas navales habían sido clausuradas en el 1901, como consecuencia de la Guerra de Cuba y de la práctica inexistencia de barcos de guerra. Sin embargo, la Escuela Naval flotante de  El Ferrol fue abierta en 1903, para cerrarse de nuevo en 1907 y reabrirse luego en 1912, en Cádiz. Por tanto, ni Nicolás Franco ni su hermano Francisco podrían seguir la misma carrera que habían profesado cinco generaciones de sus antepasados, y tendrían que prepararse para ingresar en el Cuerpo General de la Marina. De otro modo, habrían de iniciar una carrera universitaria, mucho más costosa en todos los sentidos. 

Pero, para Francisco Franco, la única opción posible sería la de marino de guerra y, de no ser viable, la del Ejército de Tierra. Por eso se decidió a entrar en la Academia Militar de Toledo, en la que haría toda su formación militar. Más comenzaría su brillante carrera militar en la guerra de Marruecos. 

[50]

El 22 de abril de 1931 Manuel Azaña, ministro de la Guerra, dispuso que todos los jefes y oficiales del ejército prometiesen acatamiento al régimen republicano, declarando extinguido el juramento de obediencia a unas instituciones ya perecidas. De no hacerlo en cuatro días, pasarían a la reserva. Sería muy pocos los que no firmasen el acatamiento al poder constituido, y entre ellos no figuraba Franco, que incluso efectuó una visita al nuevo ministro en Madrid.

Parecía que aceptaba disciplinadamente el régimen republicano, tanto que el diario ABC dio la falsa noticia de su nombramiento como  nuevo Alto Comisario en Marruecos, noticia que él desmentiría rápidamente.

[51]

La quema de los conventos dio una pésima imagen de la República a los sectores más conservadores de la población, cuya alarma fue creciendo con la expulsión del obispo de Guipúzcoa y la del cardenal Segura. Los comentarios de la familia Franco no podían ser más pesimistas. La madre se mostraba muy angustiada, temiendo que su hijo menor, Ramón Franco, fuese uno de los responsables de aquel estado de cosas. En la película Raza, Franco mostraría lo terrible que fue para la familia aquella situación: "....".

[52]

Azaña tenía prisa por acometer la necesaria reforma del ejército, que contaba con un número excesivo de generales, jefes y oficiales. Por eso, el 25 de abril publicó un decreto por el que concedería el paso a la reserva o al retiro a todos los militares que lo solicitasen en el plazo de dos meses, pagándoles el mismo sueldo que recibían en activo. 

[53]

El Concordato entre España y El Vaticano marcaba el grado de identificación entre la Iglesia y el Estado, aunque tuviera algunas dificultades en su ejecución, que afectaban a la cuestión de las oraciones de los sacerdotes por el Jefe del Estado y al nombramiento de los obispos auxiliares, sutil procedimiento para eludir la intervención de Franco en la designación de obispos, lo que en el futuro tendría importantes repercusiones.

[54]

El condado de Barcelona trae su origen histórico de los Condes de la Marca Hispánica. En el año 864, Carlos el Calvo dividió la Marca Septimania y la Marca Hispánica. El Conde Barcelona tenía preeminencia sobre los demás de la Marca. Borrel II fue el primer Conde

de Barcelona, independiente de la tutela de los francos. El título de Conde de Barcelona quedaría integrado con el de Rey de Aragón  en virtud de la unión personal de ambas dignidades en la persona de Ramón, hijo de Ramón Berenguer IV que adoptó el nombre de Alfonso para continuar la tradición aragonesa.

 

Franco y la monarquía

 

Pero la actividad de la oposición monárquica no cedía. Un tanto inquieto, Franco escribe en mayo de 1942 una carta a don Juan de Borbón, con la pretensión de adoctrinarle políticamente y aconsejarle: "No son las instituciones las que han de hacer a  España capaz de cumplir su  misión histórica, sino los jefes que dirigen su Revolución Nacional." Y, desde una posición de superioridad le pide que se identifique con FE y de las JONS y sobre todo que prohíba a los que se titulan sus amigos estorbar y retrasar la reconstrucción nacional. Pero como Don Juan no debió de tomar cartas en el asunto, algunos monárquicos han de exiliarse. Carrero Blanco le aconseja que intente ganarse a los monárquicos: "Es evidente también que V.E. ha podido coronarse Rey de

España, pero V.E. no ha querido tal cosa.

Si España ha de desembocar en una monarquía que V.E. debe constituir porque España quedó en sus manos como fruto de la Victoria, necesita contar con el Rey, y es indudable, pese a todos los cubileteos de algunos tradicionalistas, que no hay otro Rey que Don Juan". El razonamiento  de Carrero Blanco era muy claro: España pertenecía a Franco por haber ganado la guerra, y Franco podía hacer de ella lo que quisiera.

Podía autoproclamarse Rey de España, por designación providencial, o, puesto que no lo había querido, habría de constituir una monarquía de nuevo cuño, pero necesitaría un Rey, y lo más sencillo sería buscar al príncipe don Juan de Borbón. En consecuencia, Carrero le aconsejaba una entrevista directa con el conde de Barcelona, para que, tras un "perfecto acuerdo", éste se convirtiese en el sucesor designado y defensor de la obra política del Generalísimo. Aunque, en realidad, la cuestión no sería tan simple, y Franco tardaría cinco años en entrevistarse con Don Juan.

En la España de Franco, el frente monárquico incrementa su actividad en 1942, tras el desembarco aliado en el norte de África. Don Juan de Borbón, que vive en Lausanne, declara: "Soy el legítimo representante de la monarquía española. Mi suprema ambición es la de ser Rey de una España en la cual todos los españoles, definitivamente reconciliados, puedan vivir en común."

Al mismo tiempo, el general Kindelán viaja a Madrid para ver a Franco, a quien urge a restaurar la monarquía, proponiéndole proclamarla y que desempeñe la regencia por cierto tiempo. Franco se defendió diciéndole que no deseaba prolongarse en un cargo que cada día era más desagradable, que se pensaría lo que le había expuesto. Pero, poco después, le quitaría el mando de capitán general de Cataluña, para nombrarlo director de la Escuela Superior del Ejército, vacante tras la destitución un mes antes del general Aranda, que ya no recibirá mando o cargo alguno. Franco recibe una carta de Don Juan, advirtiéndole de los gravísimos riesgos a los que expone al país con la permanencia de su Régimen personal y aleatorio. En consecuencia, le apremia a restaurar la monarquía, significándole su no identificación con la doctrina falangista, pues quiere "ser Rey de los españoles y un español más sin distingos de clases sociales ni de partidistas banderas."

Esta carta enfurece a al general Franco, que le contesta teoretizando dogmáticamente sobre la formación del príncipe: "Soy yo, su conductor,  el que después de haber sacado a España de la sima donde se hallaba hundida, interpretando el sentir general de cuantos participaban en el  Alzamiento, les señalé el rumbo político. Lo que interesa es estar en posesión de la verdad, y cuando de ella nos sentimos seguros, la hemos de defender con tenacidad."

Su omnipotencia narcisista, asentada sobre el poder político que realmente ostentaba en España, le permita devaluar al que se le presentaba como su máximo rival, encubriendo con su endiosamiento el temor y la envidia que en el fondo sentía hacia Don Juan.

 

Franco y las ejecuciones

 

Ricardo de la Puente era primo hermano de Franco. Fue arrestado. Tras la llegada de su primo Franco, fue internado en la prisión militar de Ceuta. Tras un consejo de guerra, será condenado a muerte. La sentencia requería el enterado  de Franco, quien alegó enfermedad y delegó el mando justo por un día en el general Orgaz, que denegó el indulto. Tras la ejecución de su primo, Franco recuperó inmediatamente el mando, con la conciencia tranquila por no "haberse ensuciado las manos". Franco-Salgado trataría más tarde de justificarlo: "En esos días los ánimos estaban muy afectados por la resistencia que De la Puente había mostrado frente a los nacionales, y el indulto hubiese caído mal. Se habría achacado al parentesco de De la Puente con Franco. Indultado a De la Puente, dirían sus compañeros nacionales que en lo sucesivo no se podría aplicar la pena de muerte a nadie que hubiera traicionado nuestra causa." Y como la viuda del traidor  protestara, el fiel ayudante de Franco añadiría: " Perdono y disculpo esa crítica apasionada." "Eran momentos revolucionarios", explicaría Franco Salgado-Araujo, "y no se permitían debilidades con los vencidos". Pero esto no resulta convincente, pues consta que Franco impidió varios fusilamientos que le fueron propuestos en los primeros días del alzamiento.  El hecho fue que Franco jamás hablaría de la muerte de su primo hermano Ricardo de la Puente, aunque sí lo haría su hermano Enrique, combatiente franquista y uno de sus más respetuosos ayudantes: "Franco no podía cometer la injusticia de intervenir para salvar a mi hermano invocando lazos familiares; había perdido y debía pagar". Franco no firmó el enterado  para la ejecución de su primo, pero después lo haría innumerables veces y jamás le temblaría la mano.

 

La viuda de Schindler se venga

 

La mujer de Oskar Schindler, el salvador de judíos que inmortalizó Spielberg, publica sus memorias.

Si doña Emilia -como la conocen sus amigos en Argentina- no hubiera callado tanto, probablemente Steven Spielberg no hubiera rodado la película que más premios le ha reportado.

La lista de Schindler siguió al pie de la letra el libro publicado por Thomas Keneally en 1982, pero entonces doña Emilia prefirió seguir su vida, ajena a la barahúnda que iba a envolver pronto el recuerdo de su marido como salvador de judíos durante el nazismo.

Ahora, tres años después de que la película se llevara los Oscar y el taquillaje, la viuda de Schindler ha decidido hablar y recordar. La semana pasada publicó en Buenos Aires su libro Memorias, en el que transmite una imagen bastante más amarga del hombre que junto a ella salvó las vidas de un buen número de judíos, pero condenó la suya a una dura soledad.

Eso es, al menos, lo que declara en sus memorias. „Excepto unos pocos años durante la guerra, mi marido vivió pensando sólo en sí mismo y utilizó a los demás a su antojo“, dice.

Describe al gran héroe de Spielberg como un muchacho que nunca llegó a crecer, alguien completamente vulgar. Ante sus engaños y mentiras, Emilie pensó en marcharse, pero tuvo miedo: „No tenía otra alternativa que cerrar mi boca y mis ojos a la indiferencia y descuido de Oskar“. Al final, cuando la dejó en Argentina sola y sin medios para vivir y se volvió a Alemania, donde moriría, acabó odiándolo.

 

Deutsche Beispiele

 

[1]

Der Schlusspfiff [Finale der Fußball-WM] war der Anpfiff zu riesigen "Brasil"-Party. Zu einer, die Wien noch nicht gesehen hat. Die bis zum frühen Morgen dauern sollte.

[2]

Chang scheuchte Muster von einer Ecke in die andere, machte Punkt um Punkt, zog in kürzester Zeit auf 4:1 davon. Was in den dann folgenden Minuten geschah, sollte sich letztendlich als entscheidende Phase herausstellen. Muster servierte, geriet 0:40 in Rückstand. Aber Chang gelang es nicht, das 5:1 zu machen und den Satz heimzuspielen.

[3]

Maradona klagte vor Journalisten: "Ich bin von der FIFA ausgeschlossen worden ohne jede Chance auf Verteidigung." Dann griff Maradona noch tiefer in die Kiste der Emotionen. "Ich schwöre bei dem Leben meiner Töchter, dass ich keine Medikamente zur Leistungssteigerung genommen habe." Doch es sollte die letzte große Show des Diego Maradona bleiben.

[4]

Ich ging im Zimmer umher. Die Fenster konnten nicht geöffnet werden, sonst wäre ich gesprungen. Ich blickte auf die Straße, sah Brian Jones. Dann fiel ich in ein Koma, das sechs Tage dauern sollte.

[5]

Ulli Maier fiel auf der Stelle in eine tiefe Bewusstlosigkeit aus der sie nie mehr erwachen sollte.

[6]

Ein herzliches Wiedersehen gab es beim Training zwischen Mario Kempes und Diego Maradona. Bei der Spanien-WM 1982 hatten sie in einer Mannschaft gespielt: Mario, der Weltmeister 78, und Maradona, der dann 86 Weltmeister werden sollte.

[7]

Levi Strauss ist 1829 in Bayern geboren, 1902 in San Francisco gestorben und sollte mit Blue Jeans in die Geschichte eingehen.

[8]

Nach einem Abwehrfehler jagt Fjörtoft den Ball in die Wolken. Der künftige Rapid-Trainer zieht Sorgenfalten auf [frunce el ceño] und die sollten noch tiefer werden.

[9]

Immerhin hatte Heidegger binnen weniger Monate mit zwei damals maßgeblichen Philosophen korrespondiert: Baeumker und Geyser, mit dem er wenige Jahre später in Konkurrenz um die Freiburger Philosophie-Professur treten sollte.

[10]

Nach einer Stunde brachte Innsbruck-Trainer Skocic schließlich Been, der endlich Linie ins Spiel bringen sollte.