PERÍFRASIS VERBALES

Textos cortos

© Justo Fernández López


 

La civilización ha llegado hasta aquí porque está sin civilizar. (Humor)

 

1.           Cuando en España, tras los JJ OO, se afirma que la chapuza nacional ha sido erradicada, llega Cela y señala que el acierto de Barcelona ‘92 se debe a la materia prima y al dinero.

2.           La costumbre de la siesta llegó a abochornarnos porque al compararnos con el mundo civilizado no encajaba muy bien eso de dormir después de comer.

3.           Usted hace cine, teatro, televisión e incluso canta, ¿qué le queda por hacer?

4.           Llegué tarde a casa de la oficina y del partido no llegué a ver más que el segundo tiempo, que fue muy bueno.

5.           El Gobierno no tiene nada que decir sobre el rosario de catástrofes económicas que venimos padeciendo y sobre las letanías que aún nos quedan por padecer.

6.           Los rumores de una nueva devaluación de la peseta vienen provocados por los datos de la gran deuda pública española.

7.           El otro día viene mi hija del colegio y me pregunta: „¿Qué es lo que más le gusta a la gente en una corrida de toros?“ Parpadeo y le pregunto: „¿Y a qué viene esa curiosidad tuya?“. Y va mi hija y me explica que es que en el cole le han puesto como deberes una redacción en gallego sobre un tema tan genuinamente gallego como las corridas de toros.

8.           Seguimos encantados con el nuevo piso.

9.           Nos hemos peleado y seguimos enfadados.

10.      ¿Seguís decididos a volver a España definitivamente?

11.      –Y Alberto, ¿sigue casado con Maribel?
–Sí, claro, ¿por qué se iba a divorciar?

12.      Más de medio millar de terroristas etarras siguen detenidos en las cárceles españolas.

13.      13.   Tengo escalofríos. ¡A ver si ahora me va a dar a mí la gripe pocos días antes del concierto!

14.      Millones de europeos siguen en el paro.

15.      Hace tiempo que quería escribirte y, ahora, aunque lo había deseado siempre, me pongo a escribirte para felicitarte por tu labor a favor del partido.

16.      Los terremotos que desde hace semanas están sacudiendo a Colombia eran imprevisibles.

17.      Me estoy dedicando a fondo  a mi  profesión  de  arquitecto, pero  lo que me gustaría sería hacer teatro.

18.      ¿Qué andas buscando ahora? ¿No encontraste ya lo que buscabas?

19.      Está a punto de aparecer en las librerías la última novela de García Márquez.

20.      Tengo entendido que cuando usted navega, nunca le gusta perder de vista la costa. Esto quiere decir que usted nunca llegará a cruzar el Atlántico con su yate.

21.      Un país que deja pulular a personajes como Gil y Gil, Ruiz Mateos o Matanzo, es un país que está enfermando gravemente.

22.      El verano pasado me quedé solo en Madrid trabajando, mientras mi mujer pasaba sus vacaciones en Alicante con los niños. Tuve una crisis de depresión; llegué a creer que mi vida había sido toda un gran error.

23.      Cuando la niña tenía cinco años, el padre se fue con la criada y no volvería más al hogar, donde se acabaría por no hablar de él, como si nunca hubiese existido.

24.      El escritor odiaba a Franco y su antifranquismo fue incrementándose con la edad.

25.      Don Nicolás Franco afirmaba que su hijo Francisco Franco se consideraba estadista, como le hacían creer sus aduladores, y que eso era para echarse a reír.

26.      El Estatuto de Galicia, aprobado en junio de 1936, un mes antes de estallar la Guerra Civil, ni siquiera llegó a ser ratificado por las Cortes.

27.      El padre de Franco comentó una vez: „De mis tres hijos, el más inteligente era Ramón; Nicolás era un petardista, y Paquito [el Caudillo] sigue siendo tan tonto como era.

28.      Apenas se podía levantar del lecho. La arteriosclerosis iba mermando paulatinamente sus facultades físicas.

29.      Muerto su padre, Franco quiso quedarse con el bastón de mando del viejo marino, pero sería el hermano mayor Nicolás quien lo heredaría. De este modo, el Generalísimo no pudo heredar el bastón-falo paterno, y simbólicamente quedará castrado para siempre.

30.      En casi todos los juegos, el niño Francisco Franco salía perdiendo, lo que iba incrementando su resentimiento que, por su debilidad física, debía reprimir.

31.      Paquito admiraba mucho a aquella chica. Le fue con un ramo de flores, pero ella le dio calabazas. Entonces el pobre chico se vino llorando hacia nosotros, que nos echamos a reír. A raíz de aquella experiencia, Paquito fue retrayéndose cada vez más y refugiándose en la madre.

32.      32.   –¿Cierro la ventana o dormimos con ella abierta?
–Si te vas a estar luego quejándote de que pasaste frío por la noche, mejor la cierras. Pero si pasas calor no me vayas a echar a mí la culpa.

33.      Se marchó a la Academia Militar de Toledo. Allí no tardó mucho en integrarse en el sistema severamente jerarquizado de aquella institución.

34.      Con qué ansias esperaba Paquito ser oficial, tener una personalidad, dejar de ser un número.

35.      Las madres de los soldados reciben todas las balas en el corazón; ellas, mientras los hijos siguen luchando, siguen dando más hijos para la lucha. [Un militar franquista]

36.      Con su baja estatura, voz atiplada y figura desgarbada, el joven Franco quisiera ser una aguerrido héroe, pero, en la realidad, seguía siendo un adolescente.

37.      Anduvieron saliendo juntos un par de meses, pero no llegaron a [tener] ningún tipo de relación profunda y formal.

38.      Franco lleva sus soldados árabes de victoria en victoria. Su presencia y su valor indiscutible hace que las tropas indígenas le obedezcan ciegamente. Y como nunca resulta herido, los marroquíes creen que es invulnerable, que tiene la „baraka“. Hasta Franco llega a creérselo, porque algo del fatalismo árabe se le ha contagiado.

39.      Como nunca cae herido, va adquiriendo entre la tropa una aureola de invulnaribilidad, cosa que él mismo llega a creérselo.

40.      En junio, el Gobierno aprueba un nuevo plan de guerra para recuperar el terreno perdido en Marruecos, que tampoco tendrá éxito. La situación militar continuará empantanada.

41.      Después de un año peleando en los frentes de guerra, llegué a preguntarme qué hacía yo allí disparando contra seres humanos que pensaban de forma diferente a la mía.

42.      Tras la guerra de África, la vida de Franco volvió a ser aburrida y rutinaria.

43.      Franco se enamoró de Carmen Polo, que era una adolescente prácticamente. El romance fue avanzando lentamente, pero el padre de la chica, temiendo que aquello fuera a más, lo rompió brusca y violentamente, prohibiéndole salir.

44.      Al final, se van ultimando los preparativos para la boda, pero ocurre algo imprevisto que altera los planes. Franco se tiene que marchar otra vez a la guerra de Marruecos.

45.      De mentalidad cerrada, Franco odia las ambigüedades y las contradicciones, y se va formando una imagen del mundo exterior demasiado simplista y lineal.

46.      Primo de Rivera se siente satisfecho y optimista, esperando que los franceses terminen por ayudarle a aplastar a los rifeños que se habían sublevado en Marruecos.

47.      Ramón Franco, por culpa de su mujer, pasó de relacionarse con la más alta aristocracia a codearse con gente de los bajos fondos.

48.      Los problemas de Ramón con el Gobierno de Primo de Rivera se fueron empeorando. Ramón va perdiendo el aprecio de las autoridades, pero sigue conservando su inmensa popularidad como aviador.

49.      Giner de los Ríos, fundador de la Institución Libre de Enseñanza, simboliza todo lo que Franco llegaría a odiar: Ilustración, liberalismo y democracia.

50.      Ramón Franco a Francisco Franco: „Hoy se es más patriota siendo republicano que siendo monárquico. Y termino diciéndote que hago y seguiré haciendo lo que quiero, que haré lo que me dicte mi conciencia más ciudadana y menos aristocrática que la vuestra [de la familia de Franco, de la Madre y de la hermana Pilar].

51.      Pese a la ausencia de víctimas y a que el Gobierno terminará por declarar el estado de guerra, la quema de conventos dio una pésima imagen de la República española.

52.      La quema de conventos causó inquietud entre la población creyente, cuya alamar fue creciendo con la expulsión de los obispos ...

53.      A medida que se apaga la estrella de Ramón Franco, va renaciendo la de su hermano Paco, que en 1932 es nombrado comandante militar de La Coruña.

54.      La posición política de Franco se va decantando cada vez más hacia la derecha, cuyas fuerzas se están organizando.

55.      Políticamente no muy interesado, llegaría a desempeñar el cargo de director general de la Marina Mercante y Pesca.

56.      Franco estaba convencido de que cualquiera que fuera el resultado de las elecciones, la extrema izquierda acabaría por echarse a la calle.

57.      Franco difunde el „Manifiesto de Canarias“ en el que denuncia la crítica situación de España. El manifiesto terminaba invocando la trilogía: „Fraternidad, Libertad, Igualdad“.

58.      Tan seguro estaba de su plan que acabé por preguntarle si ya podíamos empezar a ponerlo en práctica. Él me dijo que había aún un pequeño problema.

59.      Por entonces, el bigote aún no le había vuelto a crecer. Franco, casi sin darse cuenta, se iba convirtiendo en la figura más fuerte del movimiento militar. Diez años de su derrota, los bereberes rifeños iban a poder vengarse de los españoles.

60.      Al principio a Franco le importaba sobre todo el avance de sus tropas hacia Madrid. Luego, las cosas irán cambiando. Al final, se decide marchar sobre Toledo para liberar el Alcázar.

61.      Como en Marruecos, donde las tropas españolas no hacían prisioneros, los legionarios ejecutaban sobre el terreno a cuantos se rendían, y en la España que iba siendo reconquistada se iba corriendo un grito de pánico: „¡Que vienen los moros!“

62.      Fue cuando Franco se dirigió a la nación y dijo: „Españoles, ya ven cómo poco a poco nuestro programa se va cumpliendo“.

63.      Para ayudar a Franco, Italia envía tres mil voluntarios, cuyo número se irá incrementando hasta los 40.000.  [incrementarse  = anwachsen / sich erhöhen]

64.      Con el tiempo la hagiografía franquista se irá intensificando hasta extremos casi inverosímiles.

65.      Al terminar la guerra, mi tío el anarquista se marchó a Francia y no se le volvió a ver el pelo.

66.      Las aspiraciones clásicas de la Falange no pasaron de ser meros temas retóricos.

67.      Este hecho volvería a reforzar el firme propósito de Franco de prolongar la guerra hasta la rendición incondicional del enemigo.

68.      El 16 las tropas nacionales dan por finalizada la batalla, el 11 de febrero se da por finalizada la campaña de Cataluña.

69.      Los vencidos en la guerra que no han escapado al exilio van a llenar los campos de concentración.

70.      Franco tuvo aduladores hasta entre el clero; con la excepción del montaraz cardenal Segura, que en la catedral de Sevilla llegó a decir que la palabra caudillo significaba en otros tiempos „capitán de ladrones“.

71.      Franco, cuando tenía que hablar en público, sufría mucho por sus dificultades oratorias. Pero acabó por sentirse seguro al ver el fervor con que le aplaudían. Con tanto halago y aclamación multitudinaria llegó a superar su complejo de inferioridad.

72.      „A las naciones, como a los individuos, el oro acaba envileciéndolos“. [Francisco Franco]

73.      Los dos partidos amenazaron con romper la colaboración en el parlamento. Pero como a ninguna de las partes le convenía romper las relaciones, terminaron por llegar a un acuerdo en el que ambas tuvieron que ceder.

74.      Cuando Franco andaba preocupado en el palacio de El Pardo, el silencio era absoluto en toda la casa, nadie se atrevía a hablar, y acababa uno estando incómodo.

75.      Hitler habló de la necesidad de reforzar la presencia alemana en Canarias, para terminar afirmando que había llegado la hora de que España entrase en la guerra. Franco dijo que, con gusto estaría ya luchando junto a Alemania si no fuera por las dificultades económicas y políticas a las que se estaba enfrentando en aquel momento.

76.      Todos estos percances fueron socavando la confianza que Franco tenía en Serrano Súñer, y se fue preparando el terreno para su futura defenestración. Serrano Súñer perdía cada día más influencia. El afecto del Generalísimo hacia su cuñado estaba disminuyendo.

77.      El embajador previno a Franco diciéndole que Alemania tenía perdida prácticamente la guerra. Franco respondió que no esra verdad que Alemania tuviera perdida ya la guerra, pues disponía de armas secretas que podrían hacer cambiar las cosas.

78.      El desembarco aliado en Normandía acabaría por convencer al Caudillo de la inevitable derrota alemana. A partir de este momento, comenzó a inclinarse por los aliados.

79.      Vale más malo por conocido que bueno por conocer.

80.      En la mente de Franco siguió siempre latiendo la nostalgia del Imperio.

81.      Entre los invitados nos presentaron a la familia del novio, el futuro Marqués de Villaverde, que iba a tener tanta importancia en el futuro, y que iba a expulsar de El Pardo a los que no pertenecían al clan de los Franco.

82.      La señora de Franco procuraba tener amigas poco agraciadas físicamente, por el temor de que se fuera a enamorar de ellas su marido. Su temor seguro que no era infundado, dada la fría relación que tenían entonces los dos.

83.      En las entrevistas, Franco adoptaba un papel receptivo, y rara vez se definía o tomaba una postura clara, de tal manera que el único modo de llegar a saber sus opiniones era dejar que se le escaparan.

84.      El hermano de Franco era embajador en Lisboa y no desperdiciaba ocasión para hacer dinero valiéndose de su influencia. Así fue desprestigiándose y perdiendo eficacia en su labor diplomática.

85.      En 1950 apareció en una revista inglesa una foto del hermano de Franco en una playa de Cannes junto a una „vedette“ en llamativo bikini. Al Caudillo le pasaron la foto entre otros documentos, y, cuando la vio, sólo dijo en tono pausado: „Realmente, Nicolás ha engordado mucho“. Y pasó a ocuparse del tema siguiente.

86.      España había ingresado 1955 en las Naciones Unidas, pero Franco seguía sin ser bien aceptado en los países democráticos.

87.      Franco firmó un acuerdo con D. Juan sobre la educación de Juan Carlos como futuro rey de España, pero tuvo que dar garantías a lo falangistas de que la Monarquía [que estaba] por venir implicaría la continuidad del Régimen.

88.      „Hubo un día que, de pronto, sin saber por qué, dejé de ser el ministro mimado de Franco y pasé a ser su enemigo“. (Ministro Arrese)

89.      En 19956 hubo un choque violento entre los estudiantes de Madrid y los falangistas en el que cayó gravemente herido de un balazo un joven falangista. Aunque no llegaría a publicarse, el autor del disparo había sido otro falangista. La policía detuvo a más de cincuenta estudiantes. La prense adoptaba tintes melodramáticos y se temía una „noche de los cuchillos largos“ de los falangistas si el estudiante herido moría, lo que no llegó a suceder.

90.      Nunca salí del despacho de Franco seguro de que había ganado una batalla. Terminé por percatarme de que Franco no aprobaba ni una de mis ideas políticas y desistí de convencerle más.

91.      Franco combatió los sindicatos laborales, pero acabó por aceptarlos siempre que no tuvieran móviles políticos.

92.      El número de huelgas fue descendiendo porque las condiciones de vida de los trabajadores iban mejorando, pues la economía se iba expandiendo con un crecimiento anual del 8%.

93.      Franco no quiso indultar a Grimau. Hubiera dejado de ser Franco de haberlo hecho.

94.      „En España no llegará a reinar el conde de Barcelona. Por su forma de pensar, daría paso a una revolución comunista. Franco no sabe cómo solucionar lo de la sucesión. Duda ya hasta de la fórmula de gobierno, llegando a decir incluso que la monarquía le parecía una „antigualla“.“ [Un ministro en tiempos de Franco.] 

95.      Franco temía que si marginaba a Don Juan, el hijo de éste, Juan Carlos, no se avendría a reinar, marginando así a Franco.

96.      En los consejos de ministros, Franco a veces se quedaba dormido.

97.      „Franco piensa que no hay príncipe cualificado para la monarquía del Régimen; pero, paulatinamente, va recuperando la confianza en Juan Carlos“. [Un ministro de Franco]

98.      Con la entrada del Opus Dei en el Gobierno, los consejos de ministros se fueron haciendo cada vez más cortos, hasta quedar reducidos a las mañanas. Pero Franco siguió „confesando“ a sus ministros.

99.      En 1966 Franco viaja a Cataluña. Será una de sus últimas giras triunfales por el país, porque sus energías van decayendo. No volverá a visitar más una región española en tono triunfalista.

100. A mediados de los 60, el Régimen franquista va perdiendo uno de sus pilares ideológicos, el de la Iglesia Católica.

101. Franco seguía anclado en los tiempos victoriosos de la guerra, por eso se fue replegando sobre sí mismo, sus opiniones se fueron haciendo cada vez más obsesivas y distantes. La enfermedad de Parkinson seguía avanzando y minando su salud. Además, no había lugar para los grandiosos sueños imperiales de los años cuarenta; la Guinea Española acababa de independizarse un año antes y aquel año se estaba tramitando la „retrocesión“ del Ifni a Marruecos.

102. El príncipe Juan Carlos le sugirió a Franco una conversación con el conde de Barcelona, pero Franco le respondió: „Ya se lo tengo dicho todo“.

103. „Franco se preocupaba más de cuestiones marginales al final de su vida. Por ejemplo, mostró gran interés por el pintoresco caso del inventor de un „motor de agua“, al que los periódicos habían entrevistado; hasta llegó a invitarlo a El Pardo para que hiciese una „demostración“. Temía encontrarse ante el caso de un español genial, que tendría que acabar decidiendo la exportación de su invento al extranjero por desidia de sus compatriotas.

104. Sin embargo, todos lo seguían respetando. Yo me refería a Franco, llamándole „el viejo“ en el sentido cariñoso con que los nietos nos solemos referir a los abuelos. Creo que en este sentido llegué a quererlo familiarmente, a pesar de que ni él ni yo fuéramos nada sentimentales.“ [Fontana Codina] 

105. El año 1970 fue relativamente tranquilo; pero desde comienzos de noviembre el clima se fue haciendo muy tenso, sobre todo en el País Vasco.

106. Cuando Franco entra en el salón lleno de invitados apenas se fina en la gente, va arrastrando los pies, con la boca abierta y con aspecto penoso.

107. El médico privado de Franco, que le había atendido durante más de 30 años, es apartado por el yerno de Franco de la cabecera del Caudillo por orden expresa de la familia. Vicente Gil queda abatido. Se pasa el día esperando que le llamen. El Caudillo sale de la clínica, pero nadie le llama a Gil para que lo vea. Vicente Gil se pasa los días llorando. A finales de 1974 le llama „la Señora“ para decirle que Franco y ella han decidido regalarle un televisor. Aquella tarde Vicente Gil se la pasó llorando, abrazado a su mujer e hijo, mirando al televisor aún sin desembalar. Es otro caso más en la vida de Franco de alguien que, una vez exprimido, es eliminado como un trasto inservible.

108. “En realidad todos estamos en un pozo, y la única salida es la que se hace con dignidad. A eso llevo aspirando toda mi vida“. [Francisco Franco] 

109. Al día siguiente sigue bien, relajado y convencido de que ha superado la enfermedad.

110. Según Pascal, el hombre, a la vez ángel y bestia, si se empeña en hacer el ángel, acaba haciendo el bestia.

111. Mira cómo te fuiste a poner de mojado por no llevar paraguas.

112. Se su agente es capaz de hacer de ella una estrella, ¿cómo no va a inventar algo para vender la colonia que lleva su nombre?

113. Cada uno contaba su historia hablando para sí mismo y al final todos nos creíamos héroes de conquista y combatientes españoles. Rodrigo terminó por volar el Alcázar y los puentes del Manzanares y al amanecer llegó a presidir un Gobierno de resistencia en un Madrid fantasmal.

114. Cuando despertamos, nos dimos cuenta que nos habían robado el coche y todo el equipaje, sólo nos dejaron la tienda de campaña. Nunca llegamos a recuperar las maletas con todo el material fílmico.

115. Heynckes dice que su equipo volverá a mostrar que su especialidad es la Copa de Europa, como lo viene haciendo en la Liga de Campeones. El técnico alemán avala su confianza en un dato estadístico que le es favorable al equipo. «Cuando el Madrid ha jugado primero en su campo, en semifinales europeas, siempre ha llegado a la final».

116. El Betis derrota al Sporting por 2:1 y sigue optando a la Copa de la UEFA.

117. –Son 23 marcos a 7 chelines = 161.
–¡No van a ser marcos?

118. Entonces estaba a punto de crearse la Junta Democrática y no me habló para nada del congreso que había sido convocado en Suresmes.

119. Ahora está esperando el desenlace final de una historia que está a punto de cambiar radicalmente su vida.

120. Cuando Sarasola me volvió a hablar de González fue para decirme que le iba a echar una mano porque estaba muy solo en Madrid.

121. Llevo años esperan do que vengan a visitarme a esta casa tan triste en la que me siento como en una jaula.

122. Cuando Franco cayó enfermo por primera vez, prometí no fumar hasta que muriera. Así que estuve sin fumar más de un año.

123. Este director es muy taquillero, acaba de rodar una serie con trece capítulos para Antena 3 y ya tiene contratadas dos series más.

124. Cuando el Rey le entregó la Medalla del Trabajo, estaba tan nerviosa que era incapaz de mover un músculo después de hacer la consabida reverencia. „Don Juan Carlos venga a decirme: ‘Levántate, Lina’, y yo: ‘Que no puedo, Majestad, que me tiemblan las piernas’.“

125. De ella han escritos, para bien, plumas tan distintas como la de Maruja Torres, Emilio Romero, Adolfo Marsichach, etc. A su teatro fueron a verla desde los padres del Rey hasta Tita Cervera con su hijo, pasando por Dalí o Ardanza.

126. Tanto a Pablo como a mis otros hijos les tengo dicho que tienen que saber que su vida es muy diferente de lo que fue la mía y que tienen que mirar por su propio futuro.

127. Mi hermano ha dejado mucha música por grabar, pero todavía no nos hemos atrevido a escucharla mientras guardemos luto por él.

128. –Voy a dejar de bailar profesionalmente, Paco.
Llevas diciendo lo mismo desde hace 15 años.
–Y, ¿qué vas a hacer ahora sin trabajo?
–¿Qué voy a hacer? ¿Qué quieres que haga?

129. 129. Déjate de protestar tanto y ponte a trabajar como Dios manda.

130. Vamos a dejar las cosas claras [etwas klarstellen], Cristina: Tú eres mi mejor amiga, pero no pienso casarme contigo.

131. ¿Adónde vas a parar con tanta caja de cerveza? ¿Quién se va a beber todo eso?

132. Hermes fue el que condujo a Hera, Atenea y Afrodita al monte Ida, donde Paris debía decidir cuál era la más bella, desempeñando con ello un papel decisivo en la aventura que iba a provocar la guerra de Troya.

133. Estas nueces son malas. Ya llevo abiertas tres podridas.

134. Este pescado no acaba de coger la sal. Le llevo echado ya tres cucharadas, y nada.

135. Desde Saussure, se viene repitiendo el ejemplo por el que se compara la lengua al juego del ajedrez, donde se dice que el jugador está interesado solamente en lo que el tablero ofrece.

136. A veces los ejemplos acaban defendiéndose más encarnizadamente que las mismas teorías que pretenden ilustrar.

137. Se pidió el apoyo a 120 intelectuales, de los cuales firmaron setenta. Los promotores de la idea no imaginaban que iba a tener semejante repercusión.

138. Después de seis meses de un juicio lleno de avatares, está a la espera de conocer la sentencia del llamado „caso de la construcción“.

139. Las oraciones sustantivas en función de adyacente circunstancial vienen a identificarse con las adverbiales y con ellas deben examinarse.

140. El viernes es la Asamblea General. ¡No se te vaya a olvidar!

141. De Lera declaró que ETA le había exigido 40 millones de ‘impuesto revolucionario’ y que Rego llegó a amenazarlo con una pistola.

142. „No hay conciencia sin objeto; pero para Dios no hay objeto, pues de otro modo dejaría de ser absoluto; en consecuencia no hay Dios personal.“ [Schelling]

143. Los primeros que habían ejercitado esta ocupación que iba a ser la „teoría“ no podían aún verse a sí mismos como pensadores. La palabra „filósofo“ aparece por vez primera en Heráclito, pero sin dar al vocablo el sentido que un siglo más tarde iba a adquirir. [José Ortega y Gasset]

144. 144. ¡No me irás ahora a decir que no sabías nada y que nadie te había informado!

145. Lo estamos llamando toda la mañana y no sabemos por qué no contesta.

146. No pensé nunca que en 1936 fuera a ocurrir lo que ocurrió.

147. Se lo dije inocentemente. No creí que me lo fuera a tomar a mal.

148. Antes había en el centro del parque un árbol milenario que cortaron el año pasado. Ahora fueron a poner allí un escultura moderna horrible.

149. Fuisteis a construir la casa en el sitio más ruidoso del pueblo. Al lado pasa la carretera general a Madrid.

150. ¿No te diste cuenta que te estaba mintiendo? ¿Cómo fuiste a caer en la trampa?