PERÍFRASIS VERBALES

Textos cortos

Continuación

© Justo Fernández López


151.     –Dicen que sabe mucho de política.
–¡Qué va a saber ése de política si nunca salió de su pueblo!

152.     ¿No irás a ponerte el abrigo con el frío que hace? Tú estás enfermo.

153.     El cielo se está nublando, ¿no irá a llover?

154.     Los González no me hablan desde que mi secretaria estuvo cenando con ellos. ¡Vete a saber lo que les habrá contado de mí!

155.     –Esos tipos parecen extranjeros por lo floreado de sus camisas.
–¡Qué van a ser extranjeros! Son bailarines de un grupo flamenco.

156.     –Pídanle a mi marido que les cante algo, canta muy bien.
–Que no, mujer, no digas bobadas. ¡Yo qué voy a cantar bien!

157.     Esta chaqueta me queda muy apretada, ¿no crees?

158.     En uso de las atribuciones que me han sido conferidas, y mientras la Junta de Defensa Nacional resuelva en definitiva, vengo a imponer que: ... [General Franco]

159.     Ese libro que dices creo que lo tengo, pero vete tú a saber dónde.

160.     Es posible que estos escándalos sean todo una maniobra electora. Vete tú a saber.

161.     –No pongas las plantas ahí que las quema el sol.
–¡Qué las va a quemar!

162.     ¡Ay, ay, ay! Hija mía, no me irás a decir que te enamoraste de ese tipo.

163.     Uno llega a preguntarse por qué tantos pueblos tienen en su nombre la terminación „eira“. Hay que recordar que Granada fue el último reducto de la ocupación musulmana. Cuando en 1492 los Reyes Católicos culminaron la Reconquista, esta zona quedó totalmente deshabitada.  Para reprobarla trajeron a muchos gallegos, que fueron bautizando estos pueblos con nombres galaicos. Así nos lo explica un habitante de Campaneira.

164.     Lledó recalcó que su libro „Memoria de la ética“ no pretende ser moralista porque el moralismo suele tener una vetas extrañas.

165.     ¡No irás a comerte esa carne tan cruda! Déjamela que te la paso un poco más por la sartén.

166.     ¡No irás a dejar toda esa carne tan buena en el plato! ¿No te gusta o es que estás harto?

167.     ¿No irás a meterte en la cama ahora? Son las ocho de la tarde.

168.     ¿No iréis a poneros a cantar a estas horas de la noche? Vais a despertar al vecindario.

169.     Vamos a ver, ¿dónde andas metido? No se te ve el pelo todo el día.

170.     –¿Qué andáis haciendo por las Ramblas?
Mirando escaparates nada más.

171.     ¿Qué andas buscando tú por aquí? Esta no es tu oficina ni tu mesa de trabajo.

172.     Desde que ha perdido el trabajo, andan mendigando por las calles.

173.     ¡Cuánto me has echado en el plato! No lo doy comido.

174.     Creo que no daremos terminado el trabajo hasta el lunes.

175.     Eso deja ya de ser un drama para convertirse en una tragedia.

176.     Eso que acabas de decir no dejar de ser una verdadera estupidez. [ausgemachter Blödsinn]

177.     Al final de la novela, los personajes dejan de ser fantasmas para convertirse en personas familiares al lector.

178.     Este político ya no encuentra defensores dentro de su partido. Ha dejado de ser útil al PP y ahora se lo quieren cargar. Le tienen envidia.

179.     Estos maridos que engañan a sus esposas sin dejar de adorarlas –o adorándolas acaso más– no son jamás conscientes del daño que hacen.

180.     Se mire por donde se mira, una traición no es un caramelo; y el regreso al hogar dista mucho de constituir motivo de elogio, por la sencilla razón de que el engañador nunca debió irse.

181.     Siempre, con las fiestas, de tanto cocinar y fregar cacharros, siempre echo a perder los dedos. Me quedan todos con la piel destrozada.

182.     La mantequilla se echa a perder fuera del frigorífico.

183.     Ledesma, en el notable „Cancionero salmantino“, no esconde su personalidad de músico, aun cuando se echa de ver que estaba perfectamente orientado en folclore.

184.     Terminé mis estudios en 1990 y en ese mismo año entré a trabajar en la empresa en que estoy trabajando ahora.

185.     Siempre se está quejando de que le pagan muy poco y que tiene que trabajar mucho.

186.     ¿Dices que la aspirina es buena contra el cáncer? Ya la estoy tomando yo mañana por la mañana.

187.     Mario Conde ingresa en prisión, acusado de estafar 7.000 millones a Banesto. Conde, que estuvo declarando durante los cuatro días anteriores, recibió la notificación del auto de prisión al llegar a la Audiencia.

188.     –¿Qué hiciste ayer toda la tarde?
Estuve viendo fútbol en la televisión.

189.     El presidente del Gobierno estuvo ayer en su casa ante el televisor viendo el programa especial que explicaba cómo había perdido las elecciones.

190.     El cirujano plástico Juan Carlos Pinto Barbierri confiesa estar harto de hacer los labios de Kim Basinger a otoñales propagandistas del nuevo estilo de vida argentino.

191.     –Y en la fiesta, ¿te divertiste mucho?
–¿Cómo iba a divertirme, so tonto, si no estabas tú?

192.     Todas las cantinelas sobre el crecimiento económico que representa la Unión Europea no hacen olvidar otra realidad: la fórmula comunitaria para aumentar el  crecimiento económico todavía está por inventar, mientras que el paro sigue siendo una pesada carga.

193.     ¿Cómo le fuiste a decir a mi mujer que habíamos estado en la discoteca Al-Andalus?

194.     La mujer le puso el veneno en el vaso al marido, pero el vaso de vino lo fue a tomar su madre.

195.     Este dedal es muy grande, siempre se me cae, no sé adónde fue a parar el pequeño que tan bien se me acomodaba al dedo.

196.     –¿Sabe usted que en el piso de al lado han matado a un hombre?
–Hombre, me lo va a decir a mí que lo he descubierto.

197.     Repartieron varias temas para el seminario y me fue a tocar a mí el más difícil.

198.     Un cierto pajarillo una mañana, herido fue a caer a mi ventana. Yo me compadecí del pajarillo y yo le di el calor que le faltaba. (Canción argentina)

199.     Te fue a tocar el trozo de carne menos pasado. No sabía que te gusta bien pasada la carne.

200.     Camarero: ¿Qué van a querer?

201.     Cliente: Yo sólo quería un café con leche.

202.     ¿Qué pasó con todas las cosas que me ibas a traer de Madrid?

203.     ¡Mira que regué todas las plantas y me fui a olvidar de los rosales que eran los que más lo necesitaban!

204.     La mujer pensaba que no podía tener hijos porque la habían operado con 25 años y va, se lía con un tío que apenas conocía y queda embarazada.

205.     –¿Todavía no habéis acabado de pagar los plazos del piso?
–¡Qué íbamos a acabar! Nos quedan por pagar más de dos millones.

206.     ¿Adónde vamos a parar con tanto paro?

207.     –¡Cómo engordó tu marido!
–¿Cómo no va a engordar comiendo tanto?

208.     Perdona, querida, ¿qué ibas a decir?

209.     –Me ha preguntado si quería entrar a trabajar en su empresa, que me pagaría bien.
–¿Y qué le has dicho?
–¿Qué le iba a decir? Naturalmente, que encantado. ¿Dónde voy a encontrar yo a mi edad un trabajo tan bien pagado y tan bueno?

210.     –¿Qué buscas ahí?
–¿Qué voy a buscar? Las llaves que se me han caído por aquí.

211.     Cuando estaba muriendo mi hermana me decía que la corrupción en España era un asco. Y yo le decía que ella tenía suerte por que no la vería. En cambio a mí me iba a tocar verlo todo.

212.     Me pasé la noche en vela. Cuando logré conciliar el sueño, ya iba amaneciendo.

213.     Tenga cuidado con lo que afirma. No vaya diciendo tonterías de esas por ahí que la gente se reirá de usted.

214.     –¿Qué eso que?
–Un lagarto.
–Ya puedes ir sacando ese bicho de aquí. No quiero animales en mi casa. Me basta con los familiares.

215.     Mario Conde se va salvando de ir a la cárcel; pero le llegará la hora.

216.     Tengo tres hijos sin trabajo. Uno hace trabajo de ebanista. Con eso va pasando.

217.     Íbamos llegando a la cumbre cuando rompió a llover con toda.

218.     Cuando murió mi marido, me hicieron una trampa y sólo me dieron 5.000 pesetas de pensión. Menos mal que yo iba pagando mi pensión de vejez.

219.     En los años ochenta se escribían artículos con títulos como: „Cómo complacer a tu jefe y llegar a ocupar su mesa“, „Diez puntos para ascender en la vida“.

220.     Cuando llegué a este equipo, no me entendí bien con el entrenador porque era un yogoslavo que no sabía mucho español ni entendía mi andaluz. Si entonces llegar a estar Luis Aragonés de entrenador, otro gallo cantaría.  [es anders ausschauen]

221.     Nosotros reñimos mucho, sin llegar a insultarnos.

222.     Vi la película tres veces sin llegar a entenderla.

223.     No sabía que ese tipo era fascista y de los fanáticos. Pues anda que si llega usted a decirle que soy comunista, menuda se arma. [ein Glück, daß]

224.     ¡Si no llega a ser por ti, me caigo!

225.     Si no llegamos a ir agarrados los dos del brazo, nos caemos de culo.

226.     –¿Sasbes que Susana se va a casar?
–¡Cuánto tiempo lleva esa ya casándose! [= ¡Cuánto tiempo lleva esa ya diciendo que se va a casar!]

227.     En 1543, tres años después de la muerte de Vives, publica Copérnico su libro „De revolutionibus orbium caelestium“, que había de suscitar toda la cultura específicamente moderna.

228.     Esta película pasa por ser una creación menor de Charles Chaplin.

229.     Queda prohibido pescar en aguas de la Antártida.

230.     Los grupos neonazis han descubierto las autopistas de la información como medio eficaz de propaganda. Este hecho queda confirmado por las recientes declaraciones del dirigente neonazi alemán Christian Worch, actualmente preso.

231.     –¿Qué te pasa? ¿Qué problema tienes?
–La Paulina, que se ha quedado embarazada y nos tenemos que casar.

232.     En mis memorias, algunos salen mejor parados que otros.

233.     –Si no lo entiendes, te lo sigo explicando.
–Sí, sigue, que ya lo voy entendiendo.

234.     –¿Su marido suele ir a cazar sin licencia?
–No lo sé.
–¡Cómo que no lo sabe! [was heißt, Sie wissen es nicht]

235.     Date prisa con el trabajo. Cuanto más pronto lo hagas, más pronto lo tienes hecho.

236.     De tanto mentir, terminó creyendo sus propias mentiras.

237.     Mario Conde deberá responder ahora de una serie de actos que, unidos a una pésima gestión, terminaron por poner en peligro la supervivencia misma del banco Banesto.

238.     Aprende todo lo que puedas mientras eres joven. Lo que hoy te parece que no es de utilidad vendrá a serte muy útil el día de mañana.

239.     Moncho Mendizábal viene a ser primo de Juan Méndez.

240.     Este rango de ‘superministro’ con que el presidente distingue a algunos miembros del Consejo de Ministros viene siendo habitual desde que formó su primer Gobierno, en 1979.

241.     ¿Cómo vinieron a parar tus blusas a mi armario?

242.     Querías una tele, un coche y un piso nuevo, y ahora me vienes con que no quieres que trabaje.

243.     Ya van siendo muchas las veces que se equivoca al tomar una decisión.

244.     Los nuevos líderes del PP ofrecen una imagen más tolerante, culta y liberal de la derecha española. Los españoles hablan ya de un modelo a la europea. Pero hay quien no acaba de creérselo.

245.     ¿No me irá usted a decir que no se va a presentar a las elecciones?

246.     Con tales razonamientos quedó abrumado.

247.     Hijo, me dejas atónito.

248.     Le pusieron una multa porque dejó el coche parado delante del Ayuntamiento.

249.     A mí la vida en Alemania no me gustaba, pero uno se acaba acostumbrando a todo.

250.     Por querer ser independiente y hacer el trabajo y el teatro que me gustaba, acabé siendo una esclava de mi propia compañía teatral.

251.     Es evidente el desgaste sensorial que se ha producido en el hombre, indigesto por tanta imagen. La percepción sensorial del hombre acaba por embotarse con „tantos puñetazos sobre la retina“.

252.     Leí entonces este libro, que me interesó vivamente por sí mismo y porque veía en él algo parejo al que acababa yo de publicar un año antes: „España invertebrada“.

253.     El provenir es, por definición, inseguro. Y como para el hombre, según acabo de decir, vivir es originariamente estar en el porvenir, la raíz de la existencia humana es la conciencia de inseguridad.

254.     La „Goethegesellschaft“ de Weimar no tiene por qué considerar hostil a su entusiasmo y disciplina cuanto acabo de decir. Su culto a Goethe sigue teniendo sentido.

255.     La época de Goethe es tal vez aquélla en que el porvenir pareció menos inseguro. Acababa de inventarse la idea y la fe en el Progreso.

256.     No creo que quepa más intensa expresión de homenaje a Goethe que declarar lo que acabo de declarar.

257.     Me fastidia tener que decir estas cosas que son enormemente jugosas, más aun, dramáticas, con expresiones desvaídas como las que acabo de usar.

258.     Los hombres de la generación de Baroja parecen gentes a quienes un incendio acaba de arrojar de su casa y andan despavoridos buscando otro albergue.

259.     Lo que acabo de leer pertenece a la segunda parte de mi libro en que se ha reparado poco. Esa segunda parte se titula „¿Quién manda en el mundo?“

260.     Invito a ustedes a que presten atención a lo que acabo de decir y no pasen de largo ante ello, pues es asunto grave. Se trata de nada menos que la reforma en la idea sobre el hombre.

261.     Niño, no toques la plancha, no te vayas a quemar.

262.     La vida romana estaba impregnada de religión como en ningún otro pueblo europeo. En la vida de los pueblos europeos la religión no ha acabado de penetrar nunca íntegramente la vida, sino que ha quedado más bien como algo que se pone encima de nosotros.

263.     Hay que acabar por reconocer una afinidad entre el alma de un pueblo y el estilo de su paisaje. 

264.     Tonybee, para acabar de descubrir el fondo, según él maligno, que constituye nuestra época, sostiene que el racismo era desconocido en Occidente en la Edad Media.

265.     En 1520, Juan Luis Vives da a la imprenta un estudio sobre el trozo clásico de Cicerón, el „Sueño de Escipión“, donde ya se entrevé que acabará por interesarle más la filosofía y la moral que el humanismo declamatorio.

266.     La aristocracia degenera en oligarquía y esto provoca la sublevación del pueblo, que instaura la democracia. Pero esta degenera en anarquía, movida por los demagogos, y acaba por ser la presión de la masa la que la que lleva al más poderoso demagogo a alzarse con el poder e instalar la tiranía.

267.     Mi marido no acaba de llegar, ya debería estar aquí.

268.     No acaba de mejorar el tiempo. Es que no para de llover.

269.     Entraron dos tipos con caras de facinerosos en ese banco y no acaban de salir.

270.     El Estado romano les parecía sobremanera extraño a los griegos y con sus cabezas de geómetras no acertaban a comprender aquella yuxtaposición de principios opuestos.

271.     ¿No trajo usted paraguas? Pues está lloviendo a cántaros. A ver si le dejan uno.

272.     Comienza el autor por enunciar de la manera más expresa que el sujeto de su drama, „el pueblo alemán, no es una unidad natural, sino una unidad históricamente lograda“.

273.     Un provenir que es, más o menos, seguro, no es por venir: es una proyección del presente que ya está ahí. Porvenir quiere decir lo por esencia inseguro, lo que no está ahí. Esto trae consigo una concepción nueva de la realidad histórica: que el pasado comenzó por ser futuro y, por tanto, radical contingencia.  [José Ortega y Gasset]

274.     Cada filosofía comienza por mostrar el error de la o de las precedentes y, merced a esto, es ella otra filosofía.

275.     El Instituto de Humanidades se propone una reforma profunda de las ciencias que estudian lo humano, y esta reforma que empieza por serlo de su mismo contenido científico continúa por ser una reforma en el modo de vivir la ciencia.  [José Ortega]

276.     Todas las especies viven adscritas a un restringido „habitat“, para emplear esta palabra que han dado en usar todos los biólogos, que me parece una palabra ridícula tomada del alemán, el cual no hace sino emplear torpemente un vocablo latino.

277.     –¿No has comido todavía?
–No, hoy me ha dado por esperar por ti.

278.     –¿Qué te parece el chico?
–Ni me es simpático ni me deja de serlo.

279.     Ni la ONU, ni la UE, ni España están dando las ayudas a los países que más las necesitan.

280.     La guía de correo desconocía absolutamente cualquier trámite de los países visitados. Era la primera vez que iba y no tenía idea de la ruta, tiempos, horarios de hoteles ni nada.

281.     He dejado las llaves olvidadas en la oficina.

282.     Queremos que la ciencia deje de ser propiedad de los mandarines, es decir, de los profesores universitarios.

283.     Venía a decirte que ya son las ocho y que a las nueve tienes una entrevista con la prensa . Así que levántate.

284.     A ver qué dice hoy la prensa sobre el debate de ayer en el Parlamento.

285.     No se confundan las creencias de un hombre con sus „ideas“. Las ideas son pensamientos que el hombre se forma sobre la realidad y que pueden parecerle „verdaderas“, mas no por eso dejan de ser meras „ideas que piensa“, en tanto que las creencias son „realidades en que está“. [José Ortega y Gasset]

286.     El escéptico no es alguien que „no cree en nada“. Es un personaje que ni cree ni deja de creer. Se halla a sotavento de eso, no embraga con la realidad ni con la nada. [id.]

287.     El día en que una nueva filología y una nueva historiografía aparezcan en el horizonte intelectual, no dejarán de estudiar a fondo el fenómeno de la ilegitimidad que representa el Imperio romano. [id.]

288.     El más mayestático atributo de Dios es su capacidad para existir en la más absoluta soledad. De ahí que Dios, por un acto concreto de su voluntad, decida humanizarse, esto es, padecer la experiencia de vivir en un mundo, de dejar de estar solo y acompañar al hombre. [id.]

289.     Aunque la labor histórica de Arnold Toynbee merece todo encomio, no puedo dejar de confesar que, como pensador histórico, me parece el mariscal de campo de la arbitrariedad. [id.]

290.     La división de las fuerzas democráticas no puede dejar de preocuparme, pero, como jefe de Estado, también me inquieta que el proceso de reformas se haya hecho más lento. [id.]

291.     Esta es la impresión por la cual yo he pasado al recorrer estas primeras páginas del libro del historiador inglés. No creo que ningún lector deje de sentir un shock de extrañeza y de enojo al topar de primeras con tesis como ésta. [id.]

292.     Así que cambiando de coche cada dos por tres, mucha pasta debes de tener.

293.     En el momento en que es preciso luchar en pro de un principio, quiere decir que éste no es aún o ha dejado de ser vigente. [id.]

294.     Durante el siglo VI para ciertos grupos de entre los griegos coloniales dejó de ser la religión una forma de vida posible. [id.]

295.     San Agustín dejó dicho: „Si el asesino de tu hijo te pide agua, dásela antes de entregarlo a la justicia“. [id.]

296.     Me acuerdo de mi casi antepasado –a fuer de español–, el árabe Ibn Batuta, que tomó su bastón de caminante y echó a andar por el mundo –según dice– para buscar los sabios de la tierra. [id.]

297.     Con ello hemos descubierto algo estupefaciente. Esto: que el Estado empieza por ser ilegítimo y termina por ser ilegítimo. [id.]

298.     Al entrar en el área del imperio romano, los pueblos germánicos se encontraron teniendo que llevar una doble vida, la suya tradicional y la romana ejemplar. Ésta era la „vida como es debido“. [id.]

299.     Entre 1492, fecha en que nace Vives, y 1522, fecha en que entra a actuar en la historia, se ha descubierto América, el Océano Pacífico y se ha dado por primera vez la vuelta al mundo.

300.     Toynbee pretende, de un modo bastante sumario, que hay veintiuna civilizaciones, ni una más ni una menos. No tiene sentido entrar ahora a discutir la exactitud de esta tesis del historiador inglés. [id.]