WOLFGANG GOTTLIEB ('AMADEUS') MOZART

Vida y milagros de un genio universal

© Justo Fernández López


 Klick > Auflösung


 

El 5 de diciembre de 1991 se [cumplir] ________ dos siglos de la  muerte de Mozart, cuando sólo [contar] _______ 35 años de edad. Investigador de los abismos más recónditos del alma humana, Mozart [llevar] _______  la música barroca a la perfección y [abrir]_________  las puertas del romanticismo. Su verdadero carácter poco  [tener que] ____________ ver con la imagen de adolescente caprichoso y frívolo que de él se [dar] __________ . 

A las 0,55 del 5 de diciembre de 1791 [fallecer] ________, en una casa del número 10 de la Rauhensteingasse de Viena, Wolfgang Gottlieb (o Amadeus, como [gustar] ________ llamarse) MOZART.  [Tener] _______ 35 años de edad. Aunque la versión tradicional de  que [haber] ___________  una tormenta de nieve aquel día, a su sepelio [concurrir] __________ muy poca gente. Sólo uno de sus colegas –Antonio Salieri– [hacerse] _______ presente y [acompañar] ________ el féretro unos momentos. [ser] _____  depositado en una fosa común, como se [hacer] ________  con los músicos (que [tener] _________ entonces la categoría social de siervos). 

Las ciudades en que [vivir] ________, o simplemente [pasar] ________unos días, se [disputar] el honor de ser  [declarar]_________ ciudades mozartianas. Salzburgo [convertirse] ______________ en un centro de turismo internacional sólo por [ser] ____ la villa natal de Mozart.

La ingente labor musical de Mozart  [ist] ______ universalmente reconocida como una de las cumbres de la cultura de la humanidad y el adjetivo mozartiano   [pasar_______ a ser un sinónimo de gracia, belleza y equilibrio. 

En el centro de este proceso que va de la indiferencia a la apoteosis hay un hombre contradictorio, enigmático, discutido, que [encender: weiterhin]_________________ pasiones y [generar] _________  polémicas. [Considerar] __________durante muchos años como una especie de niño perpetuo, personalidad inmadura, se le [elevar]______ en los últimos años a la jerarquía de héroe revolucionario.

El segundo centenario [ofrecer]_______ la oportunidad de acercarse a este ser humano genial, frágil e infortunado, que [vivir] _________ en un período decisivo de la historia de Occidente y [dejar] ______ a la Humanidad uno de los legados más influyentes de la historia.

Mozart [constituir] ____________ el caso de precocidad más notable que [poder]____ uno imaginarse. Su padre [ser] ______ músico de la corte de Salzburgo y [lograr]____ cierto renombre como un difundido tratado de enseñanza del violín. [casar] _______ con Anna Maria Pertl, de sus siete hijos sólo [llegar] __________dos a la edad adulta: María Anne Walpurga Ignatia, [llamar] ______ también Nannerl, y Johannes Chrysostomus Wolfgang Gottlieb Mozart, que [nacer] __________ el 27 de enero de 1756.

Leopold Mozart [ser] ________ un excelente músico, [tener] _______evidentes dotes de pedagogo y pronto [descubrir] _______ el excepcional talento de su hijo pequeño. En 1759 [comenzar] __________ a enseñar el clavicémbalo a su hija y muy pronto [advertir] ________ que el pequeño Wolfgang, de tres años, [tratar] ______________  de encontrar sobre  el teclado acordes de terceras; Leopoldo le [dar] ______ entonces algunas lecciones y [apreciar] __________  que el niño [aprender] _________  con pasmosa facilidad.  En enero de 1762 [componer] ___________ un minueto totalmente correcto y Leopold [comenzar] ________ a comprender que algo extraordinario [pasar]_______ en su hogar.

[Mover]_______ por la ansiedad de [mostrar] _______ al mundo aquel prodigio, el padre de Mozart [comenzar] _________  una serie de viajes que [enajenar] ________ la niñez de sus hijos. [Viajar]_______ a Viena y [wurde empfangen] ___________ por la emperatriz María Teresa, que [colmar] _____ a los niños de elogios y regalos.

Wolfgang [sufrir]_________ allí su primera enfermedad y [man hat sogar gefürchtet] _______________ por su vida. En 1763 los Mozart [iniciar] ________ su viaje más largo que [durar] ______tres años y los [llevar] __________ hasta Londres, [pasar] _________por Munich y París.

Los niños [convertirse] __________ en la sensación de Europa y [ser] _____ recibidos por todas las cortes reales europeas, [incluir] __________la familia real inglesa. El adolescente Wolfgang Goethe [ver] _____ a Mozart en una velada y lo [recordar] ________  con afecto 66 años más tarde:

Un niño de siete años que [dar]______ un concierto durante un viaje. Yo  [tener] ______ entonces catorce años y [recordar]  ________ perfectamente a aquel   hombrecito, con su peluca y su espada.

Las actuaciones de Wolfgang –Nannerl [pasar] ________muy pronto a segundo plano– [tener] ________ un acusado carácter de exhibición circense; le [hacer] _______ tocar con los ojos [vendar] ________, con un paño [extender] _________ sobre el teclado, etc.. Esto [explicar] _________ en parte por qué el niño prodigio [ser] ______ [aclamar y festejar] _____________________  y el joven compositor de 20 años no [poder] ___________, tiempo después, lograr que le [tomar] __________ en serio. El padre del niño [planificar] _______, [organizar] _____________ y [dirigir] _________  todos los aspectos del viaje, y su monomaniática preocupación por el dinero [ser]___ objeto de constantes críticas. Leopold [escribir]: 

Si [tener] ______________ un luis de oro por cada beso que la  princesa [dar] _______  a mis hijos, nos [ir] _______________ mejor; ni el  posadero ni el postillón [aceptar] ____________besos como pago.

Se [olvidar] _________ con demasiada frecuencia que [ser] _______ Leopold un hombre de condición modesta y que [deber] _________ financiar estos largos viajes con el producto de las actuaciones de sus hijos; no [ser] _____ el menor de sus méritos el no [perder] _________________ jamás de vista la formación musical de su  hijo y su orientación hacia la actividad creativa.

Durante estos tres años, Wolfgang [entar] ________ en contacto con lo más selecto de la música europea: [mantener] ________ contactos con Jomelli y Bach, del que [ser] ______alumno y con el que [mantener] __________ cálidas relaciones; [conocer] ________ las diversas escuelas musicales y su formación [recibir] ___________ un impulso decisivo. [Ser] ____ cierto que Leopold [robar] ______ a sus hijos la niñez que [transcurrir] ___________ entre el [chirriar]_________  de los carromatos y las pensiones de mala muerte; de hecho, en La Haya, Wolfgang y su hermanita [sie waren] _______ a las  puertas de la muerte. Pero también [ser] _____ que sin estas experiencias Mozart no [ser] _____________ lo que [ser] _________, el más sabio, completo y universal de los compositores.

Ya al borde la adolescencia, [realizar] ________ Wolfgang un viaje a Viena (último emprendido por la familia) y dos decisivos viajes a Italia. En Bolonia [conocer]______ al célebre padre Martini. En Florencia [tener] _______una brevísima y cálida relación con el joven violinista inglés Th. Linley, el único amigo de su edad que [tener] ______ Mozart. Los dos se [sentirse] _________ fuertemente [compenetrar] __________. [Als sie sich verabschieden haben] ________________, el joven inglés [dar] _____ a Mozart un soneto de exaltado lirismo:

Desde que el destino te [separar] ___________________ de mí sólo [saber] ______ seguirte con el pensamiento; la alegría y  la risa [cambiarse]__________    en dolor, pero en el seno de esta aflicción aún [esperar] _________ [dich wieder    zu sehen] __________________________.

Esta esperanza no [realizarse] _________________________: Th. Linley [morir] ____________ en Londres a los veinte años, en un naufragio.

Entre 1771 y 1777, Mozart [estar] _________  en Salzburgo, como empleado de la corte del arzobispo Hyeronimus Colloredo, a media jornada  y [obligar] ________ a usar librea. [Ser] _____ natural que  un adolescente orgulloso, que [sein] ________ acostumbrado a alternar con reyes y nobles, [sentirse] _____________ muy mal en aquella situación. [Comenzar] __________así un pulso largo e histórico que [culminar] _____________ en la ruptura y [pasar] ____________ a la historia. 

Colloredo [ser] ___ un aristócrata progresista, un déspota ilustrado que [leer] _______ a Voltaire y [enfrentarse] ____________ con la vieja oligarquía salzburguesa. Pero [ser] ______ también un hombre distante y despectivo, y –lo que [ser] _____ su ruina– no [tener] _______  oído ni especial interés por la música.  Siempre  [considerar]___ _________ a Wolfgang como un criado levantisco e indolente, y este error [oscurecer] __________ sus restantes méritos y le [conducir] __________, de cabeza, al basurero de la historia.

La situación entre Mozart y Colloredo [hacerse] ______cada vez más tensa y el mozo de 18 [comenzar] __________ a odiar al arzobispo y a todo lo que le [rodear] __________, [incluir] _________la ciudad de Salzburgo. Por fin, en 1777, [dimitir] ____________ y [emprender] ____________ con su madre el último viaje familiar  que le [llevar] ___________ de Múnich a París. En Augsburgo [conocer] __________ a su prima Thekla, a quien [llamar] ____________ Bäsle, que se [convertir] ________ en compinche de bromas y juegos. En Mannheim [entrar] _________ en contacto con la orquesta del elector Karl Theodor, [considerar] _______________ la mejor de  Europa, y [conocer] __________ a la familia Weber, de una de cuyas  hijas [enamorarse] _________   profunda y dolorosamente. 

La estancia en París [ser] ______ un fracaso rotundo. París [ser] ____ la cuna de la Revolución que ya [fermentar] ______________ . Mozart [sentirse] _____________ [aislar], _______, [incomprender] _________, [menospreciar] ______________, y su reacción [ser]_____ negativa: [comenzar] ________ a detestar a los franceses. La única fuente de consuelo de aquellos tristes días [abrirse] ___________ paso a través de su amor por Aloysia Weber y de las cartas espirituales y a veces procaces que [escribir] _________ a su prima de Augsburgo, y que tanto [contribuir] _________ a fomentar su fama de eterno adolescente. 

Por si las desgracias [ser] ____________ pocas, su madre, aún más [aislar] ________ y solitaria que él mismo, [enfermar] ________ y [fallecer] __________ en pocos días.

Leopoldo, desde Salzburgo, le [invitar]__________ entonces [zurückzukehren] _______________ : [conseguir] _________________________ que Colloredo lo [readmitir] ________________ en su capilla musical, y [erjercer] ______________ toda su presión paterna para lograr su vuelta al redil. [Mentir]_____________ respecto a las condiciones que le [ofrecer]____________ [exigir] _______  [rogar] ________ y [amenazar] ________ . Por fin, el hijo [ceder]______ y [emprender] __________ el regreso, [animar] ________ sin duda [zu begegnen] _____________ con la amada Aloysia, que [ist] _______ ahora en Múnich [und macht: realizar] ___________ una buena carrera como  [Sängerin] ___________. Pero le [esperar] ________ el mayor desengaño amoroso de su vida: Aloysia le [recibir] ________ con gran frialdad y el joven [ist am Boden zestört] _____________________. 

En 1779, acompañado de su prima, báculo de aquellas horas tristes, [volver] _______ por fin a Salzburgo, doliente y fracasado. Pero [ser] _____ una victoria que él [transfigura] ___________ en victoria en su música, que ya sólo [conocer] ____________  obras de [beeindruckend] ____________ belleza.

Mozart [ser] _____ joven, se  [saber] _______ genial y [anhelar] ______ la libertad. En 1781, Colloredo [vijar] ______ a Viena con toda su servidumbre, [incluir] ______ su capilla musical. Y  Mozart [deber] ______ sentarse a la mesa con los criados.

En aquella  situación, Viena se le [aparecer] ________ como la tierra [prometer] ________ un lugar donde se le [apreciar y admirar] _________________ , y donde [poder]  _______ vivir de su arte. La  idea ____ desertar de su insoportable servicio se [abrir] _____ paso en su espíritu.

En abril Colloredo _____  ordena  [regresar] _______  a Salzburgo y el joven músico se [demorar] _________ con diversos pretextos. En mayo se [producir] ___________ por fin la violenta ruptura: el arzobispo de Salzburgo __  [insultar] _______  de forma soez, [llamar] ____________  piojoso, miserable y cretino. 

Alguien [referirse] ______________  a esta memorable escena como el 14 de  julio de los músicos.  Mozart [ser] ____________el primero ____ dar un paso ____ la libertad y con él [iniciar] ______________, nueve años antes de la  toma de la Bastilla, el largo proceso de liberación de los artistas. En adelante, Mozart [vivir] ________ como músico independiente en Viena. El 4 de agosto de 1782 [casarse] ____________ con Constanze Weber, hermana  menor de Aloysia, contra la voluntad de su padre, lo que [terminar] _____________  de  enfriar las relaciones, antes tan estrechas, entre ambos.

Los primer años [estar] ________ llenos de éxito y de dinero; le [encargar] _______ composiciones, [dar] _____ clases a las que [acudir] ______ mucha gente,  sus obras ___  [imprimir] _________  y __  [vender] _____  y la pareja [vivir] _____ con holgura, incluso con lujos. [Tener] _______ coche propio, caballos, y Wolfgang ___ [comprar] ______ una hermosa mesa de billar. 

Leopoldo [visitar] _______ a su hijo en Viena y                admirado ante el tren de vida que [llevar] ________ éste.

Wolfgang y Constanze [ser] _______  un matrimonio bien avenido y armónico, lo que no [excluir] ______ algunas notorias infidelidades del marido y, con toda probabilidad, también de  Constanze.

Los biógrafos de Mozart [dejar] ___________ en general muy mal a esta mujer, [acusar] _______  __ frívola, ignorante y ávida __  placeres y diversiones (lo que [llevar] _____________a Mozart a la ruina para complacerla) e incapaz __ ayudarle en momentos de dificultades. Se  le [echar] _____ __ cara incluso su mala salud, que la [llevar] _________ con frecuencia ____ ___ tomar aguas en Baden, mientras Wolfgang [trabajar] __________  __ descanso para poder pagarlo; el hecho de que Constanze [sobrevivir] ______________  ___  su esposo en más de 50 años [reforzar] _________ estas acusaciones. 

[Pesar] ____ a todo ello, Mozart  [demostrar] _______ siempre a su esposa un cariño profundo, [basar] ________ más en la ternura que en la pasión. Cuando su cónyuge [morir] _______ , Constanze [acostarse] ________ en el lecho, junto al cadáver, con el propósito __  contraer la misma enfermedad, que ella  [creer] _______ infecciosa, y morir con él. 

A pesar __ que sus padres [ser] ____________ en su tiempo la pareja más apuesta de Salzburgo, Mozart no [ser] _____ guapo. Pequeño __ estatura,  con la cara marcada por las enfermedades de la infancia, movedizo y nervioso, [tener] _______una cabeza muy grande y un cabello rubio y abundante, ___ que se [sentir] ______ orgulloso. Se [levantar] ________  muy temprano para trabajar, [componer] ___________ durante muchas horas ___ descanso y [pasar] ____________ largos periodos [meditar] ____ ante el pentagrama __ blanco. Según él mismo [decir] ____, primero [estructurar] ___________ toda la obra en su cabeza y sólo después la [llevar] _________  __ papel. Aunque algunas leyendas sobre  su celeridad ____ componer [parecer] __________ exageradas, está claro que [componer] _______ con extraordinaria facilidad y rapidez.

Mozart y Constanze [tener] ____________ siete hijos, pero sólo dos [llegar] _________ la edad adulta: Karl Thomas (1784-1858) y Franz-Xavier (1791-1844). Este último [ser] ____ mediocre compositor y [crear] _____ grandes problemas para la posteridad, ya que también [firmar] _________  sus obras como Wolfgang Amadeus Mozart; ambos [morir] ________ sin descendencia y el apellido Mozart se [extirgirse] ___________ con ellos. 

Hasta 1785, la carrera de Mozart [desarrollarse] ___ _____________ brillantemente y [wurde] ________________ el compositor más prestigioso de Viena. A partir de este año su situación [comenzar] ___________ ___ empeorar. Sus crecientes problemas financieros no son sólo atribuibles a la mala administración de sus cuantiosas ganancias, ni a las alegrías de Constanze, ni a las veleidades de la moda; también [decaer] _____ la situación general de la ciudad, [afectar] ________ por los conflictos bélicos y [sumir] _______  en una grave crisis económica. Pero [haber] ___ un elemento que en los últimos años [valorar] _____________  notablemente:

Desde su instalación en Viena, Mozart se [vincular] _________  a la masonería, que por aquel entonces [gozar] __________  __ cierta tolerancia, __ [ingresar] _______ en la logia La Beneficencia en 1784. No [ser] ____  esta una decisión superficial, ni se [deber] _____ a la moda intelectual que entonces [reinar] ______ en Viena, al amparo de la posición tolerante de José II.  Mozart [ser] _____ un masón profundo y convencido, [tomar] _________ su militancia como elemento esencial de su vida y [cambiar] _________ , a partir de ella, aspectos decisivos de su visión del mundo; [comenzar] __________ ___  leer, [ampliar] ___________ considerablemente su nivel cultural y [empezar] ___________ ___  preocuparse por las cosas que [pasar] __________ a su alrededor al margen de la música. 

Esta transformación le [convertir] ________  en un hombre sospechoso; no [lograr] _______ jamás un empleo fijo,  [ser] ______ postergado en los encargos por músicos mucho menos [dotar] _______  y  [wurde] _________  fácil víctima de las intrigas de cortesanos de la vieja usanza, como Antonio Salieri. Es difícil cuantificar la importancia de este factor, pero sin duda su clara y apasionada actividad masónica no [contribuir] _____________ __  nada a la buena imagen del compositor entre la nobleza de Viena. Lo cierto ___ que  __ partir de 1786 la suerte de Mozart [cambiar] _____ de signo:

Su ópera Las bodas de Fígaro, [escribir] ___________ sobre libreto del ex sacerdote italiano Lorenzo da Ponte, [wurde uraufgeführt] _____________ con grandes dificultades a causa de las intrigas de Salieri y otros músicos de la corte, [escandalizar] ______ por la afilada crítica social de la obra de  Beaumarchais; un grupo de amigos del compositor [organizar] _________ la representación de la ópera en Praga, y Mozart [vivir] _______ allí uno de los grandes éxitos.

[Obtener] __________ , además, el encargo __ componer otra ópera y así [nacer] _____ esa pieza clave del arte universal que es la gran ópera Don Giovanni, también sobre libreto de Da Ponte y  [uraufgeführt] ______ en Praga en 1787.

Los años 1789 y 1790 [ser] ____ los peores años del compositor en Viena: [componer] ___________  muy poco, no  [ist ihm nicht gelungen] _________ solucionar sus angustias económicas __ siquiera en parte y [comenzar] ____________ a  pedir  desesperadamente dinero a sus amigos.

A los 35 años, Mozart [parecer] _________  un hombre terminado; pero de pronto, como un árbol que florece en primavera, Mozart se [sentar] _________ __   componer y [vivir] _____ su año más fecundo, su mayor y postrer momento de poderío creativo. Ningún compositor, en toda la historia de la música, [ser] __________ capaz __  crear tal cantidad de obras geniales. Esta explosión de creatividad [coincidir] ______, paradójicamente, con sus momentos anímicos más difíciles y con un creciente deterioro de su salud, que él [atribuir] _____________  a un envenenamiento.

El misterioso personaje  [vestir] _______ __ negro que __ [encargar] ________ y __ [pagar] ______la Misa de Réquiem  y que, en definitiva, [ser] _____ sólo el criado de  un aristócrata aficionado __ comprar obras a músicos famosos para [lassen] _______ ejecutar como si [ser] _______ propias, le [impresionar] ______________  mucho, y [comenzar] ____________ __  pensar que se [tratar] _________ de la muerte y que le [encargar] _________  una misa de difuntos para sí mismo. 

Su suerte, sin embargo, [cambiar: gerade] _________________ radicalmente; [recibir]   _________ encargos, ofertas desde el extranjero (Haydn, que [estar] ______ entonces en Londres,  [obtener] ___________ para él una formal y sustanciosa propuesta  para que [trasladarse] ______________ a Londes y la propia corte le [encargar] ________ La clemenza di Tito).  La flauta mágica  [llenar] _______ todos los días el teatro del barrio donde se [representar] ____________. Precisamente en aquel momento, en el instante más alto de inspiración, le [sorprender] _______________  la muerte.

Mozart [comenzar] ___________ __ sentirse mal el 19 de noviembre de 1791, en la cervecería La Serpiente de Plata, de su amigo Joseph Deiner. Esa misma noche [tener] fiebre y los miembros [hinchar] __________ , y [acostarse] _______________ para no levantarse más. A pesar de que [atender] ________ por buenos médicos –los doctores Klosset y Sallaba, este último  [considerar] _______ como una eminencia–, la situación [empeorar] ___________ constantemente; [tener] ________ las manos y los pies [hinchar] __________ , le [afectar] ________ una [wachsende] _________ parálisis y la fiebre no [ceder] _________. Los médicos no [dar] ______ esperanza alguna, y Wolfgang, perfectamente consciente de su situación, se [lamentar] ____________ con impresionante lucidez de que el fin [llegar] __________  precisamente en el momento en que su suerte [comenzar] ____________ __ cambiar.

[Pesar] _____  a su estado agónico, aún [tener] ______  fuerzas para dar a su amigos Süssmayr los elementos necesarios para la culminación y remate del Réquiem;  la tarde anterior al día de su muerte [cantar] ________ con algunos amigos fragmentos de la obra, y __ llegar al Lacrymosa  [brach in Tränen aus] ________________.

El día 4 [entrar] _________  __ coma, y Sophie Weber, una hermana de Constanze que le [acompañar] _______________ todo aquel doloroso proceso, [ir] ______ __ buscar al doctor Klosset; [estar] _______  en el teatro y no [asistir] _______ hasta después de [acabar] ___________ la función: [man konnte nichts mehr tun] _____________________. [Recetar] ____________ compresas frías en la cabeza. 

La propia Sophie [ir] _______ luego __ busca __ un sacerdote, pero todos se [negar] ________  __ acudir; sin duda un notorio masón no [merecer] _______ el esfuerzo de salir a la intemperie en una fría noche de diciembre.

Mozart [fallecer] ___________ poco después de la medianoche, entre vómitos.

 


WOLFGANG GOTTLIEB ('AMADEUS') MOZART

> Auflösung 

                               

Vida y milagros de un genio universal

 

El 5 de diciembre de 1991 se cumplen dos siglos de la muerte de Mozart, cuando sólo contaba 35 años. Investigador de los abismos más recónditos del alma humana, llevó la música barroca a la perfección y abrió las puertas del romanticismo. Su verdadero carácter poco tiene que ver con la imagen de adolescente caprichoso y  frívolo que de él se ha dado. 

A las 0,55 del 5 de diciembre de 1791 fallecía, en una casa del número 10 de la Rauhensteingasse de Viena, Wolfgang Gottlieb  (o Amadeus, como gustaba llamarse) MOZART.  Tenía 35 años de  edad. Aunque la versión tradicional de que había una tormenta de  nieve aquel día, a su sepelio concurrió muy poca gente. Sólo uno de sus colegas – Antonio Salieri se hizo presente y acompañó  el féretro unos momentos. Fue depositado en una fosa común, como  se hacía con los músicos (que tenían entonces la categoría social de siervos). 

Las ciudades en que vivió, o simplemente pasó unos días, se disputan el honor de ser declaradas ciudades mozartianas. Salzburgo se ha convertido en un centro de turismo internacional sólo por  ser la villa natal de Mozart.  La ingente labor musical de Mozart  está universalmente reconocida como una de las cumbres de la cultura de la humanidad y el adjetivo mozartiano ha pasado a ser un sinónimo de gracia, belleza y equilibrio. 

En el centro de este proceso que va de la indiferencia a la apoteosis hay un hombre contradictorio, enigmático, discutido, que  sigue encendiendo pasiones y generando polémicas. Considerado durante muchos años como una especie de niño perpetuo, personalidad inmadura, se le ha elevado en los últimos años a la jerarquía de  héroe revolucionario. El segundo centenario ofrece la oportunidad de acercarse a este ser humano genial, frágil e infortunado, que vivió en un período decisivo de la historia de Occidente y dejó a la Humanidad uno de los legados más influyentes de la historia.

Mozart constituyó el caso de precocidad más notable que pueda uno  imaginarse. Su padre era músico de la corte de Salzburgo y había logrado cierto renombre como un difundido tratado de enseñanza  del violín. Casado con Anna Maria Pertl, de sus siete hijos sólo llegaron dos a la edad adulta: María Anne Walpurga Ignatia, llamada también Nannerl, y Johannes Chrysostomus Wolfgang Gottlieb Mozart, que nació el 27 de enero de 1756.

Leopold Mozart era un excelente músico, tenía evidentes dotes de  pedagogo y pronto descubrió el excepcional talento de su hijo pequeño. En 1759 comenzó a enseñar el clavicémbalo a su hija y muy pronto advirtió que el pequeño Wolfgang, de tres años, trataba de encontrar sobre  el teclado acordes de terceras; Leopoldo le dio entonces alguans lecciones y apreció que el niño aprendía con  pasmosa facilidad. En enero de 1762 compuso un minueto totalmente correcto y Leopold comenzó a comprender que algo extraordinario pasaba en su hogar.

Movido por la ansiedad de mostrar al mundo aquel prodigio, el padre de Mozart comenzó una serie de viajes que enajenarían la niñez de sus hijos. Viajó a Viena y fue recibido por la emperatriz María Teresa, que colmó a los niños de elogios y regalos. Wolfgang sufrió allí su primera enfermedad y llegó a temerse por su  vida. En 1763 los Mozart iniciaron su viaje más largo que duró  tres años y los llevó hasta Londres, pasando por Munich y París.

Los niños se convirtieron en la sensación de Europa y fueron recibidos por todas las cortes reales europeas, incluyendo la familia real inglesa. El adolescente Wolfgang Goethe vio a Mozart en  una velada y lo recordaba con afecto 66 años más tarde:

Un niño de siete años que dio un concierto durante un viaje. Yo tenía entonces catorce años y recuerdo perfectamente a aquel hombrecito, con su peluca y su espada.

Las actuaciones de Wolfgang - Nannerl pasó muy pronto a segundo plano –tenían un acusado carácter de exhibición circense; le hacían tocar con los ojos vendados, con un paño extendido sobre el teclado, etc.. Esto explica en parte por qué el niño prodigio era aclamado y festejado y el joven compositor de 20 años no podía,  tiempo después, lograr que le tomaran en serio. El padre del niño planificaba, organizaba y dirigía todos los aspectos del viaje, y su monomaniática preocupación por el dinero ha sido objeto de  constantes críticas. Leopold escribe

Si hubiéramos tenido un luis de oro por cada beso que la princesa dio a mis hijos, nos hubiera ido mejor; ni el  posadero ni el postillón aceptan besos como pago. 

Se olvida con demasiada frecuencia que era Leopold un hombre de condición modesta y que debía financiar estos largos viajes con el producto de las actuaciones de sus hijos; no es el menor de  sus méritos el no haber perdido jamás de vista la formación musical de su hijo y su orientación hacia la actividad creativa.

Durante estos tres años, Wolfgang entró en contacto con lo más  selecto de la música europea: mantuvo contactos con Jomelli y  Bach, del que fue alumno y con el que mantuvo cálidas relaciones; conoció las diversas escuelas musicales y su formación recibió un impulso decisivo. Es cierto que Leopold robó a sus hijos la niñez que transcurrió entre el chirriar de los carromatos y las pensiones de mala muerte; de hecho, en La Haya, Wolfgang y su hermanita estuvieron a las puertas de la muerte. Pero también es que sin  estas experiencias Mozart no hubiera sido lo que fue, el más sabio, completo y universal de los compositores.

Ya al borde la adolescencia, realiza Wolfgang un viaje a Viena (último emprendido por la familia) y dos decisivos viajes a Italia. En Bolonia conoció al célebre padre Martini. En Florencia  tuvo una brevísima y cálida relación con el joven violinista inglés Th. Linley, el único amigo de su edad que tuvo Mozart. Los dos se sintieron fuertemente compenetrados. Al despedirse, el joven inglés dio a Mozart un soneto de exaltado lirismo.

Desde que el destino te ha separado de mí sólo sé seguirte con el pensamiento; la alegría y la risa se cambian en dolor, pero en el seno de esta aflicción aún espero volver a verte. 

Esta esperanza no llegó a realizarse: Th. Linley murió en Londres a los veinte años, en un naufragio.

Entre 1771 y 1777, Mozart estuvo en Salzburgo, como empleado de  la corte del arzobispo Hyeronimus Colloredo, a media jornada y obligado a usar librea. Es natural que un adolescente orgulloso, que estaba acostumbrado a alternar con reyes y nobles, se sintiera muy mal en aquella situación. Comenzó así un pulso largo e histórico que culminaría en la ruptura y pasaría a la historia. Colloredo era un aristócrata progresista, un déspota ilustrado  que leía a Voltaire y se enfrentó con la vieja oligarquía salzburguesa. Pero era también un hombre distante y despectivo, y –lo que fue su ruina– no tenía oído ni especial interés por la  música. Siempre consideró a Wolfgang como un criado levantisco e  indolente, y este error ha oscurecido sus restantes méritos y le ha conducido, de cabeza, al basurero de la historia.

La situación entre Mozart y Colloredo se hizo cada vez más tensa y el mozo de 18 comenzó a odiar al arzobispo y a todo lo que le  rodeaba, incluida la ciudad de Salzburgo. Por fin, en 1777, dimitió y emprendió con su madre el último viaje familiar que le llevaría de Múnich a París. En Augsburgo conoció a su prima Thekla, a quien llamaba Bäsle, que se convirtió en compinche de bromas y  juegos.

En Mannheim entró en contacto con la orquesta del elector Karl Theodor, considerada la mejor de Europa, y conoció a la familia Weber, de una de cuyas hijas se enamoró profunda y dolorosamente. 

La estancia en París fue un fracaso rotundo. París era la cuna de la Revolución que ya fermentaba. Mozart se sintió aislado, incomprendido y menospreciado, y su reacción fue negativa:  comenzó a  detestar a los franceses. La única fuente de consuelo de aquellos  tristes días se abría paso a través de su amor por Aloysia Weber y de las cartas espirituales y a veces procaces que escribía a su prima de Augsburgo, y que tanto han contribuido a fomentar su fama de eterno adolescente. 

Por si las desgracias fueran pocas, su madre, aún más aislada y  solitaria que él mismo, enfermó y falleció en pocos días. Leopoldo, desde Salzburgo, le invitó entonces a regresar: había conseguido que Colloredo lo readmitiese en su capilla musical, y ejerció toda su presión paterna para lograr su vuelta al redil. Mintió respecto a las condiciones que le ofrecían, exigió, rogó yamenazó. Por fin, el hijo cede y emprende el regreso, animado sin duda de encontrarse con la amada Aloysia, que está ahora en Múnich realizando una buena carrera como cantante. Pero le espera el mayor desengaño amoroso de su vida: Aloysia le recibe con gran frialdad y el joven queda destrozado.

En 1779, acompañado de su prima, báculo de aquellas horas tristes, vuelve por fin a Salzburgo, doliente y fracasado. Pero es una  victoria que él transfigura en victoria en su música, que ya sólo conocerá obras de impresionante belleza. Mozart es joven, se sabe genial y anhela la libertad. En 1781, Colloredo viaja a Viena con toda su servidumbre, incluida su capilla musical. Y  Mozart debe  sentarse a la mesa con mayordomos y criados. En aquella  situación, Viena se le aparece como la tierra prometida, un lugar donde se le aprecia y admira, y donde podría vivir de su arte. La  idea de desertar de su insoportable servicio se abre paso en su espíritu. En abril Colloredo le ordena regresar a Salzburgo y el joven músico se demora con diversos pretextos. En mayo se produce por fin la violenta ruptura: el arzobispo de Salzburgo le insulta  de forma soez, llamándole piojoso, miserable y cretino. 

Alguien se ha referido a esta memorable escena como el 14 de  julio de los músicos. Mozart ha sido el primero en dar un paso hacia la libertad y con él ha iniciado, nueve años antes de la  toma de la Bastilla, el largo proceso de liberación de los artistas. En adelante, Mozart vivirá como músico independiente en Viena. El 4 de agosto de 1782 se casó con Constanze Weber, hermana  menor de Aloysia, contra la voluntad de su padre, lo que terminó de enfriar las relaciones, antes tan estrechas, entre ambos.

Los primer años estuvieron llenos de éxito y de dinero; le encargaban composiciones, daba clases a las que acudía mucha gente,  sus obras se imprimían y se vendían y la pareja vivía con holgura, incluso con lujos. Tenían coche propio, cabalos, y Wolfgang se compró una hermosa mesa de billar. 

Leopoldo visitó a su hijo en Viena y quedó admirado ante el tren de vida que llevaba éste. Wolfgang y Constanze fueron un matrimonio bien avenido y armónico, lo que no excluyó algunas notorias infidelidades del marido y, con toda probabilidad, también de  Constanze. Los biógrafos de Mozart han dejado en general muy mal a esta mujer, acusada de frívola, ignorante y ávida de placeres y diversiones (lo que habría llevado a Mozart a la ruina para complacerla) e incapaz de ayudarle en momentos de dificultades. Se  le echa en cara incluso su mala salud, que la llevó con frecuencia a tomar aguas Baden, mientras Wolfgang trabajaba sin descanso para poder pagarlo; el hecho de que Constanze haya sobrevivido a  su esposo en más de 50 años refuerza estas acusaciones. 

Pese a todo ello, Mozart demostró siempre a su esposa una cariño profundo, basado más en la ternura que en la pasión. Cuando su cónyuge murió, Constanze se acostó en el lecho, junto al cadáver, con el propósito de contraer la misma enfermedad, que ella creía infecciosa, y morir con él. 

A pesar de que sus padres fueron en su tiempo la pareja más apuesta de Salzburgo, Mozart no era guapo. Pequeño de estatura,  con la cara marcada por las enfermedades de la infancia, movedizo y nervioso, tenía una cabeza muy grande y un cabello rubio y abundante, del que se sentía orgulloso.

Se levantaba muy temprano para trabajar, componía durante muchas horas sin descanso y pasaba largos periodos meditando ante el pentagrama en blanco. Según él mismo dijo, primero estructuraba toda la obra en su cabeza y sólo después la llevaba al papel. Aunque algunas leyendas sobre  su celeridad en componer parecen exageradas, está claro que componía con extraordinaria facilidad y rapidez.

Mozart y Constanze tuvieron siete hijos, pero sólo dos llegaron a la edad adulta: Karl Thomas (1784-1858) y Franz-Xavier(1791-1844). Este último fue mediocre compositor y creó grandes problemas para la posteridad, ya que también firmaba sus obras como Wolfgang Amadeus Mozart; ambos murieron sin descendencia y el apellido  Mozart se extingió con ellos.

Hasta 1785, la carrera de Mozart se desarrolló brillantemente y llegó a ser el compositor más prestigioso de Viena. A partir de este año su situación comenzó a empeorar. Sus crecientes problemas financieros no son sólo atribuibles a la mala administración de sus cuantiosas ganancias, ni a las alegrías de Constanze, ni a las veleidades de la moda; también decayó la situación general de la ciudad, afectada por los conflictos bélicos y sumida en una grave crisis económica. Pero hay un elemento que en los últimos años se ha valorado notablemente:

Desde su instalación en Viena, Mozart se vinculó a la masonería, que por aquel entonces gozaba de cierta tolerancia, e ingresó en la logia La Beneficencia en 1784. No fue esta una decisión superficial, ni se debió a la moda intelectual que entonces reinaba en Viena, al amparo de la posición tolerante de José II. Mozart fue una masón profundo y convencido, tomó su militancia como elemento esencial de su vida y cambió, a partir de ella, aspectos decisivos de su visión del mundo; comenzó a leer, amplió considerablemente su nivel cultural y empezó a preocuparse por las cosas que pasaban a su alrededor al margen de la música. 

Esta transformación le convirtió en un hombre sospechoso; no logró jamás un empleo fijo, fue postergado en los encargos por músicos mucho menos dotados y resultó fácil víctima de las intrigas de cortesanos de la vieja usanza, como Antonio Salieri. Es difícil cuantificar la importancia de este factor, pero sin duda su clara y apasionada actividad masónica no contribuyó en nada a la buena imagen del compositor entre la nobleza de Viena. Lo cierto es que a partir de 1786 la suerte de Mozart cambió de signo:

Su ópera Las bodas de Fígaro, escrita sobre libreto del ex sacerdote italiano Lorenzo da Ponte, se estrenó con grandes dificultades a causa de las intrigas de Salieri y otros músicos de la corte, escandalizados por la afilada crítica social de la obra de  Beaumarchais; un grupo de amigos del compositor organizó la representación de la ópera en Praga, y Mozart vivió allí uno de los grandes éxitos. Obtuvo, además, el encargo de componer otra ópera y así nació esa pieza clave del arte universal que es la gran ópera Don Giovanni, también sobre libreto de Da Ponte y estrenada en Praga en 1787. Los años 1789 y 1790 fueron los peores años del compositor en Viena: compuso muy poco, no logró solucionar sus angustias económicas ni siquiera en parte y comenzó a pedir desesperadamente dinero a sus amigos.

A los 35 años, Mozart parecía un hombre terminado; pero de pronto, como un árbol que florece en primavera, Mozart se sentó a  componer y vivió su año más fecundo, su mayor y postrer momento de poderío creativo. Ningún compositor, en toda la historia de la música, ha sido capaz de crear tal cantidad de obras geniales. Esta explosión de creatividad coincide, paradójicamente, con sus momentos anímicos más difíciles y con un  creciente deterioro de su salud, que él atribuye a un envenenamiento.

El misterioso personaje vestido de negro que le encargó y le pagó la Misa de Réquiem  y que, en definitiva, era sólo el criado de  un aristócrata aficionado a comprar obras a músicos famosos para hacerlas ejecutar como si fueran propias, le impresionó mucho, y comenzó a pensar que se trataba de la muerte y que le encargaba  una misa de difuntos para sí mismo.

Su suerte, sin embargo, estaba cambiando radicalmente; recibió  encargos, ofertas desde el extranjero (Haydn, que estaba entonces en Londres, obtiene para él una formal y sustanciosa propuesta  para que se traslade a vivir a Londes y la propia corte le encarga La clemenza die Tito).  La flauta mágica  llena todos los días el teatro del barrio donde se representa. Precisamente en aquel momento, en el instante más alto de inspiración, le sorprendió la muerte.

Mozart comenzó a sentirse mal el 19 de noviembre de 1791, en la cervecería La Serpiente de Plata, de su amigo Joseph Deiner. Esa misma noche tuvo fiebre y los miembros hinchados, y se acostó para no levantarse más. A pesar de que fue atendido por buenos médicos - los doctores Klosset y Sallaba, este último considerado como una eminencia -, la situación empeoró constantemente; tenía las manos y los pies hinchados, le afectaba una creciente parálisis y la fiebre no cedía. Los médicos no dieron esperanza alguna, y Wolfgang, perfectamente consciente de su situación, se lamentaba con impresionante lucidez de que el fin llegara precisamente en el momento en que su suerte comenzaba a cambiar.

Pese a su estado agónico, aún tuvo fuerzas para dar a su amigos Süssmayr los elementos necesarios para la culminación y remate  del Réquiem;  la tarde anterior al día de su muerte cantó con algunos amigos fragmentos de la obra, y al llegar al Lacrymosa  rompió a llorar. El día 4 entró en coma, y Sophie Weber, una hermana de Constanze que le acompañó todo aquel doloroso proceso, fue a buscar al doctor Klosset; estaba en el teatro y no asistió hasta después de acabada la función: no había nada que hacer.

Recetó compresas frías en la cabeza. La propia Sophie fue luego en busca de un sacerdote, pero todos se negaron a acudir; sin duda un notorio masón no merecía el esfuerzo de salir a la intemperie en una fría noche de diciembre.

Mozart falleció poco después de la medianoche, entre vómitos.