PEYORATIVOS y APRECIATIVOS

© Justo Fernández López


Ejemplos

 

[Fuente: Coste, J./Redonde, A.:

Syntaxe de l’espagnol moderne.

Paris: Sedes, 1965, S. 58-62]

 

-ucho

 

[1]            Saltaba ladrando de alegría a sus faldas el feo perrucho que pasaba las noches fuera de la barraca.

[2]            No puede ver el mar la solitaria y melancólica Castilla. Las auras marinas no llegan hasta estos poblados pardos de casuchas deleznables que tienen un bosquecillo de chopos junto al ejido. [Azorín]

[3]            En la primavera tuvo que organizar una biblioteca circulante a base de noveluchas miserablemente impresas, de la colección Misterio, El Coyote, y otras por el estilo.

[4]            Había pasado del Lavapiés a un tabernucho mezquino en el que bebió algunos tragos.

[5]            Pero dímelo tú cómo van a prosperar los niños en aquel cuartucho oliendo a tabaco.

[6]            De todas formas no creas que los demás cuartos de este fonducho sean mejores.

[7]            Era el niño seco, delgaducho, encogido de hombros y paliducho de cara.

[8]            Un gabancito de verano, clarucho, usaba don Frasquito en todo tiempo.

[9]            Junto a ellas caían, inanimados y blanduchos, los pescados de agua dulce.

[10]       Rosario se nos crió siempre debilucha y esmirriada.

[11]       La niña debe de andar algo malucha, pues tosa de cuando en cuando.

[12]       Pasó un perro flacucho, con el hocico al ras del suelo.

[13]       Ella, una criatura, en alpargatas, con dos trenzas saltándole a la espalda, feúcha, pero con gracia de temprana flor.

[14]       Conoció a Gisele, recién concluida la guerra, en un cafetucho del barrio chino de Barcelona.

[15]       Era una chiquilla larguirucha, cetrina, fea, de miradas asustadizas.

[16]       El hombre era un tipo bajetucho, y un tanto bisojo, que hacía payasadas y recitaba romances sentimentales.

[17]       Otra vez bebió agua de la jarra, calentucha y con sabor agrio.

 

 -acho, -acha, -achón, -achona

 

[18]       Usaba un vocabulario formado por los demás peregrinos terminachos. [B. Pérez Galdós]

[19]       La chimenea, listada de rojo, despide un denso humacho negro. [Azorín]

[20]       Doña Micaela llevaba a la cabeza unos plumachos negros, que a ratos sacudía con majestad, como caballo de funeraria.

[21]       En este país lo que hay es muy poca consideración para con los que hemos arriesgado el pellejo y demasiada para cuatro ricachos que roban a los pobres.

[22]       Villavieja es un poblachón negro y antiguo, sucio y desmantelado.

[23]       Las cuevas de Altamira. Por las anfractuosidades de la amarillenta bóveda corre y retoza una gigantesca manada de animales antediluvianos y sus rojizos corpachones parecen animados por una vida fantástica.

[24]       Una mujer joven, frescachona, que miraba a todo el mundo a los ojos con un ademán retador, subió más tarde y se agarró a la misma barra que él.

[25]       Era un gato gordo, de aspecto bonachón y andar cachazudo.

[26]       Era media tarde cuando Sátrapa se paseaba por las eras desiertas. El ricachón se pasaba sin descanso el pañuelo por la calva.

 

 -astre, -astres, -astro, -astros

 

[27]       La dama consiguió que el filosofastro le „sacrificara“, como ella dijo, una hora cada día para enseñar al muchacho.

[28]       Los compañeros - acordándose del breve duelo entre el alumno poeta y el profesor poetastro - no se atrevían a pronunciarse sobre la calidad del poema.

[29]       Boya saltó a su camastro, que empezó a gemir y del que salía el polvo por todas las rendijas.

[30]       A petra también le decían los pollastres que era un arcángel; iba contenta.

 

 -aco, -acos

 

[31]       Señores, sostenga lo que quiera ese libraco, yo aseguro bajo palabra de honor, que el diccionario que tengo en casa pone avena con hache. [Clarín]

[32]       ¡Tres pajarracos negros, tres pajarracos, hijas! Bien sabéis lo que esos pájaros significan para nuestra familia.

[33]       Abrí un ojo y vi al bicharraco [un escarabajo] tratando de introducirse por debajo de la puerta.

 

 -ajos, -aina, -ales, -aranchón, -ingo,

-orio, -orrio, -orro, -urías, -uza

 

[34]       ¿Quién hace caso a las habladurías, Virgen Santísima? - exclamó Venancia.

[35]       Yacen por el suelo, entre maleza y hierbajos, los sillares que abrigaron las meditaciones de los Jerónimos.

[36]       El taller del parabarbas había pasado de la pequeña habitación del portal al sombrajo de la parra. [Ángel María de Lera]

[37]       De la historia natural lo que no le gustaba era aquellos motajos raros que se les da a los animales y las plantas. [Unamuno]

[38]       Como todavía no podía hablar tan alto, se conformó con dar un escarmiento a la gentuza que se había dejado fotografiar.

[39]       Casi al mismo tiempo arrancaba el coche de los turistas norteamericanos, que la boticaria y el tabernero habían confundido con franchutes.

[40]       En ocho días arregló la boda con Laura, una señoritinga ya vieja y sin esperanzas de casarse con alguien de su condición.

[41]       Estos curas, ¿qué quieres tú que sepan estos curas? Uno es un viejales y el otro un crío. [J. L. Martín Descalzo]

[42]       La segunda misiva, recibida al año siguiente, decía que no sólo, en efecto, había entrado en las oficinas, sino que había barrido en ellas a determinados vejestorios y algún truhán.

[43]       El cohete reventó en lo alto y volcó sobre el caserío del villorrio una chorrada de colores vivísimos.

[44]       Nunca ha sido guapa ni lista, ni más o menos buena que mil mujeres de su tipo dedicadas a su casa, más bien sosainas y silenciosas.