EL KONJUNKTIV EN EL ESTILO INDIRECTO

Indikativ o Konjunktiv en el discurso indirecto

© Justo Fernández López


 

 El Konjunktiv en el estilo indirecto en alemán

 

Recordemos que en español se usa el subjuntivo en el estilo indirecto solamente cuando en el mensaje original (discurso directo) aparece el imperativo.

“Llámame al móvil.”

Dice que lo llames al móvil.

El alemán emplea el Konjunktiv para el estilo indirecto.

Una oración en estilo indirecto va introducida por un “verbum dicendi et sentiendi” (un verbo de habla o de percepción) o un sustantivo. La oración subordinada va introducida por la conjunción dass o sin conjunción. La interrogativa indirecta va introducida por ob (‘si’) o por un interrogativo. La exhortativa indirecta se forma con los verbos sollen / mögen oder haben / sein + infinitivo:

Frank sagte, dass er krank sei.

Frank fragt Maria, ob sie mit auf die Reise komme.

Hanna fragt Peter, von wem er den Wagen geliehen bekommen habe.

Mein Freund schrieb mir, ich soll(t)e / möchte nicht vergessen ...

Plötzlich rief jemand, dass wir zurückzutreten hätten.

Regla general:

En el estilo indirecto se emplea el Konjunktiv I si la forma verbal se distingue claramente del indicativo. Hay que emplear el Konjunktiv II en los casos en los que el empleo del Konjunktiv I sea ambiguo, es decir, no deje claro que el hablante está hablando en estilo indirecto.

Las únicas formas verbales del Konjunktiv I que se diferencian claramente de las del indicativo son las de la tercera persona del singular de todos los verbos (er liebe frente a er liebt), las formas del verbo ser, así como las formas del singular de los verbos modales dürfen, können, mögen, müssen, sollen, wollen y wissen:

Inge sagt, sie komme morgen und bringe das Buch mit.

Trotzt seines Alters habe er noch etwas von einem Jungen an sich und freue sich immer, wenn er der Polizei entwischen könne.

Sie haben geäußert, dass Peter krank sei.

Sin embargo, en el ejemplo siguiente aparece el Konjunktiv II

(Stephan berichtet:) Peter sagte, seine Eltern seien gestern im Kaufhaus gewesen. Sie hätten [Konjunktiv II] dort ein Fahrrad für ihn gekauft.

La forma verbal hätte sustituye aquí a haben [Konjunktiv I] que no se diferenciaría de la forma de indicativo, con lo que no quedaría claro si se trata de algo que ha dicho Peter o si es un comentario de Stephan. Otro ejemplo:

Bernard Shaw hat einmal gesagt, die Menschen wüssten einfach nicht, was dies Wort Kommunismus bedeute; sie würfen es ihrem Gegner an den Kopf, wie streitsüchtige Vorstädtler einander tote Katzen übern Zaun würfen.

Las formas del Konjunktiv II (wüsten y würfen), sustituyen a las del Konjunktiv I (wissen y werfen) que no se diferenciarían de las formas del indicativo, con lo que el estilo indirecto no quedaría marcado como tal.

La regla anterior tiene validez para toda clase de oraciones subordinadas que aparezcan en el estilo indirecto:

Ich sagte, er könne einen guten Eindruck hinterlassen, indem er sich in seinen Forderungen bescheide. Man sagte, Behrens, der sie vergöttert habe, sei durch den Schlag so schwer getroffen, dass er in Wunderlichkeit verfallen sei und sich durch Selbstgespräche auffällig gemacht habe. Dann meinte Thekla, sie arbeite nun schon jahreland an diesem Buch, ohne dass sie damit fertig werde.

El modo Indikativ es bastante frecuente en el estilo indirecto cuando la oración subordinada va introducida por la conjunción dass [‘que’] o por la conjunción ob [‘si’] que dejan claro que se trata de estilo indirecto. De todos modos, hay que emplear el Konjunktiv I si no queda claro que el hablante está empleando el estilo indirecto.

Sie sagte, dass sie an einem Buch schreibt.

Er hat gefragt, ob er den Kranken besuchen darf und was er ihm mitbringen kann.

Todo comentario u observación que haga el hablante dentro del estilo indirecto, ha de ir en Indikativ, para que quede claro que se trata de incisos que hace el hablante.

(Stephan berichtet:) Peter sagte, seine Eltern seien gestern im Kaufhaus gewesen, Sie hätten dort ein Fahrrad für ihn gekauft. Das hat er sich nämlich schon lange gewünscht.

[si sustituimos el indicativo hat por el Konjunktiv I habe, la frase la habría dicho Peter, y no sería una información adicional de Stephan.

Cuando el hablante no se identifica con el contenido del mensaje de un tercero, sino que no está seguro de la veracidad del mismo o duda que sea verdad, usa el Konjunktiv II:

Karl erklärte [zwar], er hätte alles getan, was in seiner Macht gestanden hätte [, aber ich glaube es nicht].

Einige sagen, sie wäre 120 Jahre alt [, aber ich glaube es nicht.]

En alemán coloquial y en algunos dialectos, se emplea el Konjunktiv II incluso cuando las formas del Konjunktiv I se diferencian claramente de las indicativo y serían suficientes para marcar el estilo indirecto:

Sie sagte, dass sie die Chefin wäre [en vez de sei] und darüber zu befinden hätte [en vez de habe], wer hier eingestellt würde [en vez de werde].

Las formas del Konjunktiv II que aparecen en el estilo directo, por ejemplo en una oración condicional irreal, se mantienen en el estilo indirecto:

(estilo directo; Anne dice:) “Ich hätte das Fußballspiel noch gesehen, wenn ich eher gekommen wäre.”

(estilo indirecto; Stephan informa:) Anne sagte, sie hätte das Fußballspiel noch gesehen, wenn sie eher gekommen wäre.

Cuando se trata del estilo indirecto, hay que emplear la perífrasis würde + infinitivo cuando se trata de una acción futura, para así evitar que el oyente interprete la oración en sentido de un subjuntivo irreal.

Er sagt, seine Gäste würden bald abreisen.

[= acción futura. Er sagte, seine Gäste reisten bald ab = acción pasada]

Als sie das Geschenk erhielten, sagten sie, sie freuten sich.

[= acción simultánea.  ... sie würden sich freuen = acción futura]

Para evitar formas del Konjunktiv II que son poco usuales, se puede emplear la perífrasis würde + infinitivo:

Sie sagten, sie würden ihn schon lange kennen [en vez de la forma poco común kennten].

 

 Indikativ y Konjunktiv en el estilo indirecto

 

La señora Schmidt está esperando por el fontanero que no acaba de llegar. De repente se da cuenta de que le van a cerrar los comercios y le dice a su vecina:

Ich kann nicht länger warten, ich muss einkaufen gehen, bin aber um zwei Uhr zurück.

No puedo esperar más, tengo que ir a comprar, pero vuelvo a las dos.

Cuando más tarde llega el fontanero, la vecina le puede comunicar al fontanero lo que le dijo la señora Schmidt de tres formas diferentes:

En estilo directo o reproducción literal del mensaje:

Frau Schmidt läßt sagen:Ich kann nicht länger warten, ich muss einkaufen gehen, bin aber um zwei Uhr zurück“.

La vecina reproduce exactamente lo que le dijo la señora Schmidt de forma neutral, sin toma de posición alguna. Esta es una forma un poco tosca de dar un recado o transmitir un mensaje de un tercero, por eso es mejor emplear en este caso el estilo indirecto.

Con el empleo del modo Indikativ en el estilo indirecto el hablante acepta la veracidad del mensaje de un tercero, el modo indicativo expresa realidad:

Frau Schmidt läßt sagen, sie hat nicht länger warten können, sie hat einkaufen gehen müssen, ist aber um zwei Uhr zurück.

La vecina emplea en este caso el modo indicativo: hat nicht warten können, hat gehen müssen, ist zurück. Con el empleo del modo indicativo, la vecina demuestra que está de acuerdo con la decisión de la vecina, que está convencida de que la señora Schmidt realmente no pudo esperar más, que le iban a cerrar los comercios y que tenía que comprar para comer a mediodía.

Con el empleo del modo Konjunktiv I en el estilo indirecto el hablante no está seguro de la veracidad del mensaje de un tercero y con el empleo del subjuntivo muestra su postura distanciada:

Frau Schmidt läßt sagen, sie habe nicht länger warten können, sie habe einkaufen gehen müssen, sei aber um zwei Uhr zurück.

La vecina emplea en este caso el modo subjuntivo: habe nicht warten können, habe gehen müssen, sei zurück. Con el empleo del subjuntivo, la vecina no está del todo de acuerdo con la decisión de la señora Schmidt y no cree que tuviera que ir a comprar necesariamente a esa hora y tuviera que dejar plantado al fontanero. Si sabía que iba a venir el fontanero hacía el mediodía, podía haber ido a comprar antes o disponer de otra manera la comida del mediodía.

Naturalmente, al fontanero le da igual que le den el recado en indicativo o en subjuntivo. Pero hay casos en los que tiene cierta importancia el uso del modo indicativo o subjuntivo en el estilo indirecto. Por ejemplo: Una joven denuncia ante el juez que su vecina la llamó “puta”.

Sie hat mich schwer beleidigt. Sie hat gesagt, dass ich eine Nutte bin.

El juez:

Wenn sie es selbst zugeben, dann wird es wohl stimmen.

Si usted misma lo confiesa, no andará muy descaminada su vecina.

La reacción del juez se debe al empleo del modo indicativo o modo de la realidad por parte de la joven: ..., dass ich eine Nutte bin. Con ello, confiesa sin quererlo ser una “puta” o que se considera como tal. Si hubiera empleado el modo subjuntivo

 Sie hat mich schwer beleidigt. Sie hat gesagt, dass ich eine Nutte sei

hubiera indicado al juez que lo que dijo su vecina no es verdad, que ella no está de acuerdo con la opinión de su vecina, que su vecina miente o se equivoca.

Es muy importante saber combinar exactamente el indicativo con el subjuntivo en el estilo indirecto. Un ejemplo de la combinación correcta lo tenemos en un pasaje de un acta judicial:

Die Angeklagte behauptete, dass sie am Nachmittag des 13.11. den Kassenraum nicht betreten habe, musste aber nach der Zeugenvernehmung zugeben, dass sie ihn doch betreten hatte.