MODUS KONJUNKTIV EN ALEMÁN

El modo subjuntivo en alemán

© Justo Fernández López


 

 Los tres modos

 

Indikativ > realidad

Del latín indicare que significa ‘indicar’, ‘señalar’, ‘denotar’, ‘señalar’. Presenta los hechos o sucesos como se dan en la realidad. El indicativo es el modo más usado en nuestra vida diaria.

Konjunktiv > posibilidad / irrealidad

Del latín coniungere que significa ‘unir’, ‘conectar’. En españo este modo se llama subjuntivo, del latín ‘subiungere’ que significa ‘subordinar’.

Presenta los hechos sólo como pensados o deseados. Espresa opinión, esperanza o temor, sin precisar si corresponden a la realidad. Los verbos glauben, meinen, fühlen, denken, ansehen, vermuten y sagen rigen subjuntivo. No es fácil emplear correctamente el modo subjuntivo en alemán, pero el que lo sabe emplear tiene la posibilidad de expresar más y mejor lo que quiere decir.

Imperativ > mandato / deseo

El nombre viene del latín imperare que significa mandar, ejercer el poder – de ahí la palabra imperator. El modo imperativo se usa para expresar que una acción es deseada u ordenada por el hablante. Su empleo no ofrece mayor dificultad.

El Konjunktiv I (presente) se emplea

Para expresar oraciones desiderativas o una orden de forma indirecta:

Men nehme dreimal täglich eine Tablette.

In der Zeichnung sei die Strecke a 3 cm.

Das sei ferne von mir.

Sie lebe hoch.

En el estilo indirecto:

Petra sagte, sie komme morgen und bringe das Buch mit.

Er fragte, ob Klaus und Petra krank seien.

Sie behaupteten, Thilo habe Zeit und werde morgen kommen.

En comparativas irreales con la conjunción como si, aunque es menos frecuente que el Konjunktiv II:

Er benahm sich, als ob er behext sei.

Más frecuente:

Er benahm sich, als ob er behext wäre.

Er tat, als sei er krank.

Más frecuente:

Er tat, als wäre er krank.

El Konjunktiv I se usa con más frecuencia en el estilo indirecto que en las oraciones desiderativas o las comparativas irreales.

El Konjunktiv II (pasado) se emplea

Para expresar irrealidad en estructuras condicionales y oraciones afines:

Wenn sie käme, wäre ich froh.

Ohne dich wären sie nicht so weit.

Wenn er doch hier wäre!

Wenn ich Zeit hätte, käme ich.

Er sagte, wenn er Zeit hätte, käme er.

Para expresar un deseo de forma cortés

Ich hätte Sie gern gesprochen.

En las oraciones comparativas irreales:

Er benahm sich, als ob er behext wäre.

Er tat, als wäre er krank.

En el estilo indirecto en sustitución del Konjunktiv I, cuando la forma de éste no se diferencia de la forma del presente de indicativo:

Petra sagte, ihre Eltern seien gestern im Kaufhaus. Sie hätten [en vez de si haben] dort ein Fahrrad für sie gekauft. Sie sagten, sie kämen [en vez de kommen] morgen.

En el estilo indirecto cuando el hablante no se identifica con el contenido del mensaje de un tercero y quiere mostrar duda o distancia:

Karl erklärte, er hätte alles getan, was in seiner Macht gestanden hätte.

[= ..., aber ich glaube es nicht]

El Konjunktiv II se usa con mayor frecuencia cuando se trata de expresar irrealidad. Menos frecuente es su empleo en el estilo indirecto.

El Konjunktiv I (presente), el Konjunktiv II (pasado) y la perífrasis würde + infinitivo:

La sustitución del Konjunktiv II por la perífrasis würde + infinitivo crea bastantes dificultades a los germanohablantes. En general, se emplea würde + infinitivo en vez del Konjunktiv II en los siguientes casos:

Cuando se refiere a una acción futura o que no ha comenzado aún:

Wenn ich morgen gehen würde, dann wäre es noch früh genug.

[Wenn ich morgen ginge, ... acentúa muy poco el carácter futuro]

Sie sagten, sie würden morgen kommen.

[Sie sagten, sie kämen (en vez de kommen) morgen, no acentúa suficientemente el carácter de futuro]

Cuando la forma del Konjunktiv II es idéntica a la del imperfecto de indicativo. Este es el caso con todos los verbos débiles, así como con los fuertes con i o ie en el tema de la primera y tercera persona del plural (wir riefen, sie gingen).

Sonst würden wir dort nicht wohnen.

[en vez de: Sonst wohnten wir dort nicht.]

Sonst würden wir uns dort nicht aufhalten.

[en vez de: Sonst hielten wir uns dort nicht auf.]

Wenn sie mich rufen würden, eilte ich sofort herbei. /

Wenn sie mich riefen, würde ich sofort herbeieilen.

[en vez de: Wenn sie mich riefen, eilte ich sofort herbei, que sería ambiguo. En la estructura condicional, no se puede emplear la perífrasis würde + infinitivo en la oración principal y en la subordinada, es suficiente si aparece en una de las dos.]

Cuando la forma del Konjunktiv II suena a anticuada, afectada o a estilo pedantesco, se sustituye por la perífrasis würde + infinitivo:

Ich würde helfen [en vez de hülfe], wenn ich Gelegenheit dazu hätte.

Wenn dies doch jetzt noch gelten würde! [en vez de gälte / gölte]

Wenn sie das Buch kennen würden [en vez de kennten], könnten sie es beurteilen.

Er tat so, als ob er mir helfen würde [en vez de hülfe].

El Konjunktiv I se emplea mayormente en el estilo indirecto. El Konjunktiv II se emplea para expresar irrealidad. La frecuencia del empleo del Konjuntiv II frente al Konjunktiv I es de 3:2, es decir, el Konjunktiv II es más frecuente que el Konjunktiv I, sobre todo en la lengua hablada se da preferencia al Konjunktiv II y al Indikativ frente al Konjunktiv I. Por su imprecisión y por pertenecer a un estilo elevado, la lengua hablada evita el Konjunktiv I. En los dialectos del alemán no aparece el Konjunktiv I, excepto en el dialecto alemánico y en el bávaro-austriaco.

 

Realidad y posibilidad en el estilo indirecto

 

La señora Schmidt está esperando por el fontanero que no acaba de llegar. De repente se da cuenta de que le van a cerrar los comercios y le dice a su vecina:

Ich kann nicht länger warten, ich muss einkaufen gehen, bin aber um zwei Uhr zurück.

No puedo esperar más, tengo que ir a comprar, pero vuelvo a las dos.

Cuando más tarde llega el fontanero, la vecina le puede comunicar al fontanero lo que le dijo la señora Schmidt de tres formas diferentes:

En estilo directo o reproducción literal del mensaje:

Frau Schmidt läßt sagen:Ich kann nicht länger warten, ich muss einkaufen gehen, bin aber um zwei Uhr zurück“.

La vecina reproduce exactamente lo que le dijo la señora Schmidt de forma neutral, sin toma de posición alguna. Esta es una forma un poco tosca de dar un recado o transmitir un mensaje de un tercero, por eso es mejor emplear en este caso el estilo indirecto.

En estilo indirecto en modo indicativo para expresar realidad:

Frau Schmidt läßt sagen, sie hat nicht länger warten können, sie hat einkaufen gehen müssen, ist aber um zwei Uhr zurück.

La vecina emplea en este caso el modo indicativo: hat nicht warten können, hat gehen müssen, ist zurück. Con el empleo del modo indicativo, la vecina demuestra que está de acuerdo con la decisión de la vecina, que está convencida de que la señora Schmidt realmente no pudo esperar más, que le iban a cerrar los comercios y que tenía que comprar para comer a mediodía.

En estilo indirecto en modo subjuntivo para expresar posibilidad:

Frau Schmidt läßt sagen, sie habe nicht länger warten können, sie habe einkaufen gehen müssen, sei aber um zwei Uhr zurück.

La vecina emplea en este caso el modo subjuntivo: habe nicht warten können, habe gehen müssen, sei zurück. Con el empleo del subjuntivo, la vecina no está del todo de acuerdo con la decisión de la señora Schmidt y no cree que tuviera que ir a comprar necesariamente a esa hora y tuviera que dejar plantado al fontanero. Si sabía que iba a venir el fontanero hacía el mediodía, podía haber ido a comprar antes o disponer de otra manera la comida del mediodía.

Naturalmente, al fontanero le da igual que le den el recado en indicativo o en subjuntivo. Pero hay casos en los que tiene cierta importancia el uso del modo indicativo o subjuntivo en el estilo indirecto. Por ejemplo: Una joven denuncia ante el juez que su vecina la llamó “puta”.

Sie hat mich schwer beleidigt. Sie hat gesagt, dass ich eine Nutte bin.

El juez:

Wenn sie es selbst zugeben, dann wird es wohl stimmen.

Si usted misma lo confiesa, no andará muy descaminada su vecina.

La reacción del juez se debe al empleo del modo indicativo o modo de la realidad por parte de la joven: ..., dass ich eine Nutte bin. Con ello, confiesa sin quererlo ser una “puta” o que se considera como tal. Si hubiera empleado el modo subjuntivo

 Sie hat mich schwer beleidigt. Sie hat gesagt, dass ich eine Nutte sei

hubiera indicado al juez que lo que dijo su vecina no es verdad, que ella no está de acuerdo con la opinión de su vecina, que su vecina miente o se equivoca.

Es muy importante saber combinar exactamente el indicativo con el subjuntivo en el estilo indirecto. Un ejemplo de la combinación correcta lo tenemos en un pasaje de un acta judicial:

Die Angeklagte behauptete, dass sie am Nachmittag des 13.11. den Kassenraum nicht betreten habe, musste aber nach der Zeugenvernehmung zugeben, dass sie ihn doch betreten hatte.

 

 Realidad y posibilidad en la oración subordinada

 

En alemán, hay que usar el modo indicativo sólo cuando uno está seguro de que lo que dice se corresponde con la realidad. En caso contrario, hay que usar el modo subjuntivo (Konjunktiv).

Esto es aplicable principalmente, aunque no de forma exclusiva, al estilo indirecto.

Por ejemplo, cuando exponemos un hecho científicamente probado, usamos el modo de la realidad, el indicativo:

Kopernikus lernte, dass sich die Erde um die Sonne dreht.

Según Copérnico, la tierra da vueltas alrededor del sol.

Pero cuando hablamos de una teoría aún no comprobada científicamente o simplemente falsa, usamos el modo de la posibilidad, el Konjunktiv:

Ptolomäus lehrte, dass die Erde die Mittelpunkt unseres Planetensystems sei.

Según la doctrina de Ptolomeo, la tierra formaba el centro del sistema planetario.

En español, al usar en la subordinada un tiempo del pasado, el hablante indica que esa doctrina es considerada hoy en día como falsa, es una afirmación que ya no tiene vigencia.

Una vez que se ha decidido por el empleo del modo subjuntivo, el hablante sigue teniendo un problema:

 

 ¿Qué forma del Konjunktiv ha de emplear?

 

Una vez que se ha decidido el hablante por emplear el modo de la posibilidad, tiene que hacer una nueva decisión: emplear el presente (Präsens o Perfekt del Konjunktiv) o el pasado (Imperfekt o Plusquamperfekt del Konjunktiv).

Regla general:

En la oración subordinada, se emplea siempre la forma del presente de subjuntivo, independientemente de que el verbo de la oración principal esté o no en un tiempo del pasado.

Ejemplo:

Er sagt, er höre schlecht.

Er sagte, er höre schlecht.

No correspondería a la regla decir

Er sagte, er hörte schlecht.

Por tanto, se debe decir

Er behaupte, er sei krank. /

Er behauptete, er sei krank.

[y no *Er sagt/sagte, er wäre krank]

Sin embargo, en los ejemplos siguientes, parece que no se cumple la regla:

Er meint, ich liefe davon.

En meinte, ich liefe davon.

[en vez de Er meint/meinte, ich laufe davon]

Lo que pasa es que, en este caso, la forma verbal laufe es la misma para el presente de indicativo y para el presente de subjuntivo de la primera persona singular, por tanto no se sabe si es indicativo o subjuntivo.

 

Presente

Indicativo

Subjuntivo

ich laufe

du läufst

er, sie, es läuft

wir laufen

ihr lauft

sie laufen

ich laufe

du laufest

er, sie, es laufe

wir laufen

ihr lauft

sie laufen fen

 

Pasado

Indicativo

Subjuntivo

ich lief

du liefst

er, sie, es lief

wir liefen

ihr lieft

sie liefen

ich liefe

du liefest

er, sie, es liefe

wir liefen

ihr liefet

sie liefen fen

 

Primera excepción a la regla:

Cuando en la oración subordinada la forma verbal del presente de subjuntivo (ich laufe) no se distingue de la del presente de indicativo (ich laufe), se usa en su lugar la forma del imperfecto de subjuntivo (ich liefe).

Pero con esta regla no quedan solucionados todos los problemas, pues, como vemos en el cuadro anterior, también algunas formas del pasado del subjuntivo no se distinguen de las formas del pasado del indicativo. Si decimos: Ich glaube, sie liefen davon, no podemos saber si liefen es una forma del indicativo o del subjuntivo. En estos casos hay otra alternativa.

Segunda excepción a la regla:

Cuando la forma del pasado del subjuntivo no se distingue de la forma del pasado del indicativo, se emplea en su lugar la perífrasis würde + infinitivo: Ich glaube, sie würden davonlaufen.

Pero sólo en estos casos está permitido el empleo de la perífrasis würde + infinitivo para expresar el Konjunktiv II. En otros casos se debe evitar. Se suele decir que “gutes Deutsch ist würde-los”, el alemán bien hablado no tiene “würde”. La frase hace alusión al sustantivo “Würde” que significa ‘dignidad’, con lo que el sentido sería “es indigno de la lengua alemana usar würde”.

 

Konjunktiv irreal

 

Regla:

Para expresar algo no real o no realizable, usamos el Imperfekt o Plusquamperfekt del Konjunktiv, el llamado irreal.

El Konjunktiv irreal expresa que algo no es, no puede ser o no será como debería ser o como el hablante desea que fuera.

Wie schön wäre es, wenn ich jetzt weiterschlafen könnte, aber ich muss aufstehen!

¡Quién pudiera ahora seguir durmiendo! Pero tengo que levantarme.

El poder seguir durmiendo es un deseo que el durmiendte no puede realizar, tiene que levantarse para ir al trabajo. Se trata de un deseo irrealizable, irreal.

Sie tut, als ob er ihr völlig gleichgültig wäre.

Ella hace como si él le fuera completamente indiferente.

No se puede decir

Sie tut, als ob er ihr völlig gleichgültig sei,

pues, en realidad, él no le es totalmente indiferente a ella.

Ich wollte, er hätte gleich auf dich gehört

Si te hubiera hecho caso a ti. [= pero no te hizo caso]

Er redete ihr gut zu, ohne dass es etwas genützt hätte.

Intentó persuadirla, pero todo fue en vano.

Wenn alles sitzen bliebe,

Was wir im Haß und Liebe

So voneinander schwatzen,

Wenn Lügen Haare wären,

Wir wären rauh wie Bären

Und hätten keine Glatzen.

[Wilhelm Busch, 1832-1908]

 

Indikativ en vez del Konjunktiv

 

En la lengua hablada se sustituye el Konjunktiv por el indicativo con el empleo del verbo modal sollen:

Ich habe gehört, er soll mit dem Wagen verunglückt sein.

[en vez de er sei verunglückt]

Es heißt, sie sollen sich verlobt haben.

[en vez de sie hätten sich verlobt]

Si el verbo de la oración principal está en tiempo presente, se emplean en la lengua hablada después de los verbos

hoffen, glauben, meinen, verlangen,

que en sí rigen subjuntivo en alemán, el modo indicativo en la oración subordinada:

Vater verlangt, dass ich püntlich zu Hause bin.

Más correctamente se diría

Vater verlangt, dass ich püntlich zu Hause sei.

En oraciones subordinadas a estos verbos, se usa el indicativo cuando se trata de la primera persona del presente:

Ich glaube, ich muss jetzt gehen.

Ich meine, du hast dich geirrt.

 

Konjunktiv como forma de cortesía

 

En español empleamos el condicional para expresar cortésmente un deseo o para hacer una pregunta. En alemán se emplea el Konjunktiv II también para expresar cortésmente deseos, hacer preguntas o cuando el indicativo suena a demasiado directo y abrupto. El Konjunktiv II es sustituible en estos casos por la perífrasis würde + infinitivo cuando la forma verbal del subjuntivo es idéntica a la del indicativo o cuando la forma del Konjunktiv II suena a afectada, anticuada o pedante.

Ich wünschte, dass Sie nachgeben.

Ich würde Ihnen empfehlen, dieses Buch zu kaufen.

Ich wüßte wohl, was zu tun wäre.

Das wäre möglich”

Wir würden uns sehr freuen.

Es würde uns sehr freuen.

Ich würde sagen, dass ...

Ich würde meinen, dass ...

Ich würde gern einmal sprechen.

Ich hätte Sie gern einmal gesprochen.

 

El Konjunktiv dürfte

 

Se emplea mucho como forma cortés el Konjunktiv II  del verbo modal dürfen:

Dürfte ich Sie fragen, ob ...?

Le podría preguntar, si ... [condicional en español]

De todos modos no hay que abusar de esta forma verbal

Der Arzt meint, weitere Komplikationen dürften wohl kaum eintreten, so dass unter diesen Umständen mit einer baldigen Genesung zu rechnen sein dürfte.

Según el médico, no habría que esperar complicaciones, y, en las actuales circunstancias, habría que contar con un pronto restablecimiento del enfermo.

Esta sería una forma de dejar un poco en el aire el pronóstico médico. Pero para eso también hay otras expresiones en alemán como

es ist anzunehmen

es ist zu erwarten

es ist zu vermuten

es scheint

könnte

wird wohl

wahrscheinlich

vermutlich

voraussichtlich