COMPLEMENTO PREDICATIVO

PREDICATIVO

© Justo Fernández López


 

Resumen

El complemento predicativo, término que la tradición gramatical española adoptó de la francesa, constituye una variante del atributo. Algunos autores evitan este término y usan en su lugar las denominaciones de atributo del sujeto o atributo del complemento directo. La NGLE 2009 de la RAE emplea la denominación tradicional complemento predicativo, abreviado en predicativo.

«Se aplica la denominación de COMPLEMENTOS PREDICATIVOS (o simplemente PREDICATIVOS) a un tipo de atributos que se construyen con verbos plenos:

Julio llegó radiante.

Obsérvese que en esta oración se dice que Julio llegó y que, cuando llegó, estaba radiante. Así pues, el predicativo añade a la predicación principal otra secundaria, a diferencia de los atributos. No admiten la sustitución por lo, con la excepción del verbo llamar:

A Lola la llaman “la Faraona” > Se lo llamaban.

Tipos de complementos predicativos

Los predicativos se pueden clasificar a partir de la función sintáctica del elemento del que se predican.

Complementos predicativos de sujeto

Suelen expresar, a través de un verbo pleno [no copulativo], estados circunstanciales de personas o cosas, como en

Noelia caminaba exhausta,

frente a

Noelia quedó exhausta,

con verbo copulativo.

Complementos predicativos de complemento directo

Pueden ser adjetivos (Lo compraste caro), sustantivos (Lo eligieron alcalde), grupos preposicionales (Envió la carta sin estampilla), adverbios de modo (Te veo estupendamente) o de lugar (La quiero aquí), locuciones adjetivas o adverbiales (La llevaba en volandas) y también oraciones (Lo prefiero que tenga aire acondicionado).

Complementos predicativos de otras funciones

Aunque no son muy frecuentes, existen predicativos de otras funciones:

  1. De complemento indirecto: Le extrajeron la muela dormido.

  2. De complemento de régimen: Se acuerdan ustedes de Enrique borracho?

  3. De un grupo nominal (casi siempre formado por sustantivos deverbales o de representación). Al igual que cansado es un complemento predicativo en Enrique llegó cansado, lo es también en la llegada de Enrique cansado, ahora dentro del grupo nominal. Otros ejemplos del mismo tipo son el regreso de los explotadores heridos y atemorizados o un retrato del marqués a caballo

[RAE: Nueva gramática básica del la lengua española. Madrid, 2011, p. 218-219]

 

Complemento predicativo – atributo – adjetivo adverbial

El complemento predicativo es un complemento que modifica de forma simultánea al verbo (generalmente indicando modo) y a un sintagma nominal. Pueden ser complementos predicativos del sujeto y del verbo, por un lado; y del complemento directo y del verbo, por otro.

Comparten muchas propiedades tanto con los complementos circunstanciales como con los atributos. Son adjuntos como los complementos circunstanciales; debido a ello son opcionales, es decir, se pueden omitir, excepto en algunos casos en que están exigidos por el verbo.

Se parecen a los atributos en que son predicados que modifican a un sintagma nominal, que puede ser el sujeto o el complemento directo, con el que concuerdan en género y número. Pero se diferencia del atributo en que enlazan un verbo predicativo (es decir, no un verbo copulativo como ser, estar, parecer o resultar) con un nombre referido a una cualidad o estado del sujeto o del complemento directo. Los verbos predicativos poseen significado pleno y pueden aparecer con o sin complementos.

Se diferencian de los adjetivos adverbiales en que estos están inmovilizados en la forma masculina, mientras que los adjetivos en función de complementos predicativos concuerdan con el sustantivo en género y número.

La función semántica que el predicado tiene respecto al sintagma nominal que modifica es muy similar a la que tiene un atributo respecto al sujeto de una oración copulativa, puesto que expresa una propiedad o un estado relativo a esta sintagma nominal.

Pueden desempeñar la función de complemento predicativo los sintagmas adjetivos, los participios, los gerundios y, en ocasiones, algunos sintagmas preposicionales.

En general, los complementos predicativos son opcionales. Sin embargo, unos pocos verbos exigen un predicativo del complemento directo:

considerar, declarar, tener, volver, etc.

En estos casos, el predicativo no se puede omitir sin que se altere el significado de la oración, lo que lleva a concluir que el predicativo es argumental.

Predicativo del sujeto - predicativo del complemento

El complemento predicativo complementa bien al sujeto (subjetivo) bien al complemento directo (objetivo):

Los turistas aguataron impávidos el chaparrón.

Alquiló barato el apartamento.

A veces el complemento predicativo complementa también al complemento indirecto. Suele aparecer en oraciones reflexivas en las que se desempeña la función de CI y con verbos denominativos (decir):

Al enfermo le extirparon el quiste anestesiado.

A la enferma le extirparon el quiste anestesiada.

Se enfadó porque le dijo idiota.

El predicativo complementa, a la vez, al verbo y al sujeto o complemento. La relación del predicativo con el sujeto o el complemento directo se realiza a través de un verbo predicativo (de sentido pleno), transitivo o intransitivo; nunca mediante un verbo copulativo (ser, estar, parecer), ya que, en este caso, se trata de un atributo de una oración copulativa:

Los chicos van contentos al colegio.

[van = verbo predicativo; contentos = complemento predicativo]

Los chicos están contentos en el colegio.

[están = verbo copulativo; contentos = atributo]

Complemento predicativo del sujeto

Los complementos predicativos del sujeto se construyen mayoritariamente con estar. Son expresiones atributivas que se predican del sujeto de algún verbo pleno (verbo predicativo). En

Noelia {quedó ~ llegó} exhausta

se denota alguna cualidad del sujeto. Pero mientras que en Noelia quedó exhausta no se puede prescindir del atributo, en Noelia llegó exhausta se manifiesta un estado temporal de Noelia, lo que permite la paráfrasis ‘Cuando llegó, estaba exhausta’.

Cenamos juntos.

Se acostó tranquilo.

No pudo viajar sentado.

Camina distraído.

Llegó sediento.

Se despertaron sobresaltados y confundidos.

Vengo como amigo tuyo.

Estos adjetivos admiten también ser, pero como complementos predicativos corresponden más bien a estar, pues expresan un comportamiento accidental. Incluso cuando admiten el verbo ser denotan estados circunstanciales: Era muy joven cuando empezó sus estudios > Empezó muy joven sus estudios. En la lengua literaria son frecuentes los complementos predicativos del sujeto que se pueden usar como atributos con ser:

Se lanzó veloz a su cuello.

Se le acercó protector.

Vuela fugaz.

Chirría lenta y musical la carreta.

Me recibió muy atento y servicial.

Nació pobre y murió pobre.

Los predicativos construidos con el verbo sonar también se construyen con el verbo ser y denotan estados circunstanciales o propiedades transitorias. Con sonar expresan percepciones sensoriales episódicas.

Te puede sonar absurdo lo que te voy a decir.

Qué espantoso suena esa palabra.

«Los complementos predicativos del sujeto no son imposibles con verbos que no expresan propiamente acciones (como en Vivían felices), pero presentan notable resistencia a ser usados en esos contextos. Esa resistencia suele atribuirse a la tendencia del complemento predicativo a denotar un estado solapado o traslapado con el intervalo temporal que aporta el predicado principal. En efecto, en Noelia llegó exhausta admite la paráfrasis ‘Noelia estaba exhausta cuando llegó’. De igual manera, en Las flores que no viven en el jardín, entre flores e insectos, crecen mustias se dice que las flores presentan cierto estado de languidez mientras crecen.» [RAE: NGLE 2009, § 38.6.l]

El complemento predicativo del sujeto puede ocupar distintas posiciones dentro del grupo verbal:

Los complementos predicativos del sujeto situados en incisos periféricos se asimilan a las construcciones absolutas:

Desnudo de cintura para arriba, paseaba por el jardín.

Ejemplos de complemento predicativo del sujeto:

El niño estuvo jugando en la calle y llegó a casa muy sucio.

Los niños estuvieron jugando en la calle y llegaron a casa muy sucios.

La niña estuvo jugando en la calle y llegó a casa muy sucia.

Las niñas estuvieron jugando en la calle y llegaron a casa muy sucias.

Llegamos agotados a casa.

Los niños corrían felices por el parque.

Vi la casa ardiendo.

El niño venía silbando.

Recibió ilusionada la noticia.

Volvió contento del examen.

Llegó excitado.

Esperó sentado.

Esperó de pie.

Complemento predicativo del objeto directo

Los complementos predicativos del objeto directo pueden estar constituidos por

Estos predicativos pasar a serlo del sujeto en las correspondientes oraciones pasivas:

Enviaron la carta sin sello > La carta fue enviada sin sello.

Sirvieron la carne poco hecha > La carne se sirvió poco hecha.

Los verbos transitivos que no expresan propiamente acciones aceptan predicativos de complemento directo cuando este no es potestativo: considerar, tener, tener por.

Suelen rechazar el predicativo del objeto directo las expresiones que denotan estados no transitorios: Tomar frío el té (‘tomar el té cuando está frío’).

Los predicativos del objeto directo forman parte de expresiones lexicalizadas: coger prisionero a alguien, tomar preso a alguien, hacer añicos algo, hacer polvo algo, hacer trizas algo.

Se rechazan los complementos predicativos en las oraciones transitivas de objeto directo sin determinante:

Siempre toma té frío. [frío es aquí un adjetivo modificador nominal]

Siempre toma frío el té. [con predicativo de un complemento directo definido]

Los complementos predicativos del objeto directo aparecen

Ejemplos de complemento predicativo de complemento directo:

Vendimos la casa muy barata.

Vendimos las patatas muy baratas.

Dejé a mi hija enferma en casa.

Me sirvieron la sopa muy caliente.

Me comí asada la carne.

La madre encontró al bebé despierto.

Me devolvió rayados los discos.

Te veo más gordo.

No lo creo capaz de algo así.

Vendió la fruta en mal estado.

Nos hizo más llevadero el viaje.

Llamaba inútil a su marido.

Complemento predicativo del objeto indirecto

Esta opción está sumamente restringida, pero es posible con los dativos posesivos:

Le registraron los bolsillos apoyado en una pared y con las manos atadas a la espalda.

Le extirparon la muela anestesiado.

No se asimilan a los complementos predicativos los adverbios que se integran en el grupo verbal y permiten interpretar los pronombres dativos como complementos suyos:

La bala le pasó cerca. [‘la bala pasó cerca de él’]

Complemento predicativo de complementos de régimen

Los complementos de régimen admiten predicativos cuando denotan estados o situaciones:

Piensa en ella junto a ti. [junto a ti es complemento predicativo de ella]

Pensaba en sus hijos desamparados.

Construcciones de doble atributo

«Se ha debatido largamente la cuestión de si son posibles las construcciones de doble atributo. Si el adverbio bien ejerce esta función en

Ana se encuentra bien,

es razonable pensar que también la ejerce en

Ana se encuentra bien tan delgada.

Aun así, esta construcción se considera a menudo forzada, sobre todo cuando los dos atributos son posverbales. En lugar de

La niña se pone insoportable hambrienta,

se prefiere evitar el segundo atributo y sustituirlo por una oración:

La niña se pone insoportable cuando está hambrienta,

o bien anteponerlo

Hambrienta, la niña se pone insoportable. [...]

El doble atributo recuerda en parte las construcciones de doble complemento locativo

Trabaja en Buenos Aires en un banco

o de doble complemento temporal

Quedaremos esta tarde a las tres.» [RAE: NGLE 2009, § 38.6s]

Complemento predicativo argumental (obligatorio)

El complemento predicativo de complemento directo aparece especialmente con los verbos denominativos:

llamar, decir, proclamar, denominar, titular, intitular

y con ciertos verbos que indican actividad intelectual:

declarar, considerar, creer, elegir, coronar

y algunos causativos:

hacer, volver, poner, dejar

Ejemplos:

A su hijo lo ha nombrado su padre su heredero.

Creo adecuada la remuneración recibida.

La boda de su hija los pone tristes, aunque también les hace felices.

También son argumentales (obligatorios) los predicativos formados por sintagmas preposicionales, aunque estos también se pueden analizar como complementos de régimen preposicional o, incluso, como locuciones (dar por zanjado el asunto; tener a alguien por + adjetivo):

A este profesor lo tildan de consentidor y manga ancha.

El tipo va de sabiondo por todas partes.

Presume de buena figura.

También tienen carácter obligatorio (argumental) los complementos predicativos que se construyen con verbos seudocopulativos (siempre que no se analicen como atributos) y ciertos verbos con valor aspectual (empezar, seguir, terminar) en construcciones en las que el predicativo está referido al sujeto:

Eso es algo que me pone enfermo.

Empezaron todos muy contentos y terminaron desilusionados.

El carácter obligatorio de algunos complementos predicativos se manifiesta más en los orientados al complemento directo; si bien, no todos los predicativos objetivos son argumentales:

Compró barata la casa. > Compró la casa.

El complemento predicativo no suele formar parte de oraciones impersonales (especialmente, si el núcleo es un verbo meteorológico). Es difícil decidir en una oración impersonal con se si el adjetivo que aparece en el lugar que suele ocupar el predicativo es un auténtico complemento predicativo o un complemento circunstancial de modo (sintagma adverbial) o adverbio adjetival (corto) que está inmovilizado en el masculino singular:

Aquí se vive feliz. / *Se viven felices.

Se trabaja cómodo en esta mesa. / *Se trabaja cómoda.

Pautas para reconocer el complemento predicativo

Para diferenciar el predicativo de otros complementos pueden servir de pauta las siguientes indicaciones:

La función de predicativo puede estar desempeñada por las siguientes categorías gramaticales:

Pautas para reconocer el atributo

El atributo es la palabra o grupo de palabras que complementan a la vez a un verbo copulativo o semicopulativo y al sujeto de la oración.

Para diferenciar el atributo de los complementos predicativos pueden servir de pauta las siguientes indicaciones:

La función de atributo suele estar desempeñada por las siguientes categorías gramaticales:

Cómo distinguir el predicativo del adjetivo modificador del sustantivo

No hay que confundir el complemento predicativo con un adjetivo que modifica un sustantivo (adyacente nominal), que no forma parte del SV (sintagma verbal), sino del SN (sintagma nominal).

Los viajeros heridos fueron transportados al hospital.

[sujeto = los viajeros heridos; predicado (SV) = fueron transportados al hospital; heridos = adjetivo modificador del sustantivo viajeros]

El predicativo y el adjetivo modificador del sustantivo cumplen funciones distintas y pertenecen a sintagmas distintos. Para comprobarlo se puede recurrir a la prueba de la pronominalización del complemento directo (CD) de las oraciones siguientes:

Miguel compró el disco roto > Miguel lo compró roto.

[CD = el disco (lo); predicativo = roto, que no forma parte del CD el dicto]

Miguel compró el disco premiado > Miguel lo compró.

[CD = el disco premiado (lo); premiado forma parte del CD]

Si preguntamos por el CM, alcanzamos los mismos resultados:

¿Qué compró roto Miguel? –El disco.

[CD = qué (el disco); predicativo = roto]

¿Qué compró Miguel? –El disco oficial.

[CD = qué (el disco oficial)]

En un caso podemos inquirir por el complemento predicativo roto, pero no por el adjetivo modificador del sustantivo:

¿Cómo compró el disco Miguel? –Roto.

*¿Cómo compró el disco Miguel? –Oficial.

El predicativo goza de relativa libertad posicional dentro de la oración, frente al adjetivo modificador, que conoce un orden bastante rígido. El predicativo puede anteponerse al artículo y a todo el sintagma nominal, cosa que no ocurre con el adjetivo modificador:

Miguel compró el disco roto. / Miguel compró roto el disco.

Miguel compró el disco premiado. / *Miguel compró premiado el disco.

La presencia o ausencia de determinante puede distinguir al adjetivo como modificador o como predicativo. Suele ser adjetivo modificador cuando se aplica al núcleo nominal de un CD sin determinante:

Me gusta llevar pelo corto.

[corto = adjetivo modificador de pelo]

Si el CD lleva determinante, el adjetivo corto se puede interpretar solo como complemento predicativo:

Me gusta llevar el pelo corto.

Como complemento predicativo, el adjetivo puede desplazarse solo al comienzo de la oración ecuacional o anteponerse al artículo:

Corto es como me gusta llevar el pelo. /

*Corto es como me gusta llevar pelo.

Me gusta llevar corto el pelo.

*Me gusta llevar corto pelo.

En el prado juegan los niños descalzos.

[sujeto = los niños; predicado = descalzos]

En el prado juegan niños descalzos.

[sujeto = niños descalzos]

Pautas para distinguir el predicativo y el adverbio corto o adjetival

El complemento predicativo se distingue del adverbio adjetival o corto en que admite variantes de género y número concertando con el sujeto o complemento:

Los alpinistas caminaban lentos. [‘iban cansados’]

Los alpinistas caminaban lento. [‘caminaban lentamente, con paso lento’]

«El complemento predicativo guarda algunas semejanzas con el adverbio corto o adjetival, razón por la cual se confunden a menudo en el análisis sintáctico.

 

 

 

 

a)

Él trabajó duro para sacar a su familia adelante.

El alumno respondió bajo a la pregunta del profesor.

Esta guitarra suena horrible.

 

 

 

 

b)

El príncipe encantado vive tranquilo en su palacio.

El deportista regresa agotado a su casa.

El boxeador español terminó victorioso el combate.

 

 

 

Los sintagmas subrayados en estas dos series tienen en común los siguientes rasgos:

1) responder a la pregunta ¿Cómo?

¿Cómo trabajó él? –Duro.

¿Cómo vive el príncipe encantado? –Tranquilo.

2) poder ser focalizados en una estructura ecuacional en la que la relativa va introducida por como (suelen ir encabezando la oración):

Duro es como trabajó él.

Tranquilo es como vive el príncipe encantado.

3) admitir su sustitución por el adverbio así:

El trabajó así.

El príncipe encantado vive así.

4) poder alternar, en muchas ocasiones, con adverbios modales en –mente:

Él trabaja duro / duramente.

El príncipe encantado vive tranquilo / tranquilamente.

No obstante, no todos los CPred reúnen estas características:

El agricultor regresa agotado / *agotadamente.

El niño llega hambriento / *hambrientamente.

Sin embargo, se comprueba que se trata de sintagmas de distinta clase y función si efectuamos un simple cambio morfológico en el sujeto de la oración: los sintagmas subrayados de la primera serie permanecen invariables y los de la segunda serie sufren una variación morfemática en virtud de la atracción que sobre ellos ejerce el sujeto:

Él trabajó duro. > Ella trabajó duro. / Ellos trabajaron duro.

El príncipe encantado vive tranquilo. > La princesa encantada vive tranquila. / Los príncipes encantados viven tranquilos.

Este distinto comportamiento ante la concordancia se debe a que los primeros (ejemplos a) son SAdv y funcionan como CC de modo, mientras que los segundos (ejemplos b) son SAdj y funcionan como CPred.

Además, el CPred, frente al adverbio corto, goza de mayor libertad posicional (el adverbio corto suele aparecer inmediatamente detrás del verbo:

Él trabajó duro. > ?Él duro trabajó. / ?Duro él trabajó.

El príncipe encantado vive tranquilo. > El príncipe encantado tranquilo vive. / Tranquilo el príncipe encantado vive.

El adverbio corto raramente se separa del verbo; en cambio, pueden producirse interpolaciones entre el verbo y el CPred:

?Él trabajó, como siempre, duro. / ?Él trabajó durante aquellos años duro.

El príncipe encantado vive, como siempre, tranquilo. / El príncipe encantado vive durante estos años tranquilo».

[Gómez Manzano, P. et al.: Ejercicios de gramática y de expresión. Con nociones teóricas. Madrid: Editorial Centro de Estudios Ramón Areces, 2006, p. 177-178]

 


 

Observaciones terminológicas

 

«Atributo y predicado nominal

Algunos gramáticos emplean el término atributo para albergar tanto los atributos de sujeto como los de complemento directo y los predicativos. Otros diferencian el atributo, función que solo complementaría a un sujeto a través de un verbo copulativo, de los predicativos; éstos abarcarían tanto los que aquí se llaman atributos de complemento directo como todos los que aquí se denominan predicativos.

Algunos gramáticos emplean el término predicado nominal como sinónimo de atributo, entendido este como complemento del sujeto a través de un verbo copulativo.

Las oraciones con atributo se llaman también oraciones copulativas, siempre que por atributo se entienda la función de complemento del sujeto a través de un verbo copulativo.»

[Gómez Torrego, Leonardo: Gramática didáctica del español. Madrid: sm, 2000, p. 255]

·

«La función complemento predicativo

La función complemento predicativo (CPred) suele aparecer asociada o confundida con la de atributo y no siempre recibe la misma caracterización; incluso, la terminología es dispar. En algunas gramáticas, de hecho, el término predicativo se emplea en vez del de atributo para referirse al adjetivo que complemente a un sustantivo a través de un verbo copulativo (Luis es rubio); otros autores no distinguen CPred (clara) y adverbio corto o adjetival (claro): El agua fluye clara / Ana habla claro; otros (sobre todo, de la escuela funcionalista) no emplean el término complemento predicativo y solo hablan de atributo tanto para los complementos con verbo copulativo como con verbo predicativo (El agua está clara / El agua fluye clara). Incluso, puede encontrarse la función CPred asociada a expresiones como “predicación secundaria” y “oración reducida” (clase de predicación sin verbo del tipo Llegó con el pelo despeinado); el CPred sería una variedad de manifestación de estas.

Hay que distinguir entre “predicativo” y “predicado”. El término complemento predicativo no es sinónimo de predicado: la función predicado corresponde al verbo (más concretamente, al SV), mientras que el CPred nunca es verbo (o SV), sino que forma parte del SV:

 

 

El agua  fluye  clara   por el río

 

 

CPred

 

 

 

predicado (SV)

 

 

 

El CPred es una función sintáctica que desempeña un elemento que forma parte del SV.

No hay que confundir el CPred con el SAdj con función de adyacente nominal, que no forma parte del SV, sino del SN:

 

 

El agua  clara     fluye por el río

 

 

ady.

 

 

 sujeto (SN)

 

predicado (SV)

 

 

 

 

El CPred establece una predicación de carácter secundario o subsidiario. La noción de “predicación secundaria” es relevante para la definición del CPred por cuanto parece que no puede existir CPred si no existe previamente una predicación primaria, esto es, si no se inscribe dentro del marco de una oración en la que el verbo flexionado es el soporte sintáctico de una relación predicativa primaria. No se olvide que la oración se define básicamente como una relación de predicación sujeto-predicado. De hecho, se aduce como prueba de esa segunda predicación la posibilidad de un desdoblamiento (o doble predicación) de acuerdo con el siguiente esquema:

El agua fluye clara por el río > El agua fluye por el río + El agua está clara

Así pues, de esa relación predicativa primaria forma parte el sintagma con función de sujeto o CD al que complementa el CPred; dicho sintagma es el núcleo nominal o tema del CPred. [...]

Resumiendo, podríamos decir que el CPred tiene carácter argumental en unos casos (El Tribunal de La Haya declaró nula la sentencia) y no argumental en otros (El anciano camina cabizbajo por el sendero); aquel no admite desglose de predicaciones, pero sí este último. La argumentalidad se manifiesta más en los CPred orientados al CD; si bien, no todos los CPred objetivos son argumentales (Ana compró barato su nuevo piso > Ana compró su nuevo piso).

A pesar de la caracterización general que hemos propuesto para el CPred, existe un tipo especial de CPred que aparece dentro del SN y que, por lo tanto, no forma parte del SV. Para que se dé esta situación, el SN debe reunir una serie de condiciones:

a) su núcleo suele ser un nombre deverbal que denota ‘acontecimiento o evento durativo’; pero puede no ser deverbal y expresar ‘forma o aspecto físico’, ‘peso o medida’ (entonces, establece una relación de posesión con el número sustantivo del complemento que rige: cara, boca, altura, gesto, etc.) o ser un nombre de representación (foto, retrato, dibujo, imagen, etc.) o de percepción (sonido, ruido, visión, etc.) o de comunicación (escrito, reportaje, comunicado, etc.);

b) dicho núcleo lleva un adyacente obligatorio (argumental) con la estructura SP y, con frecuencia, con rasgo [+agente];

c) el CPred no afecta al núcleo del SN, sino al sustantivo del SP en función de adyacente; y

d) expresa del una propiedad no intrínseca ni permanente o un estado transitorio;

e) el CPred suele ser incompatible con verbos estativos:

La salida del cine de Luis despavorido me da que pensar.

La huida del preso condenado ayer puso en alerta a la policía.

La foto de Boris Yeltsin borracho dio la vuelta al Mundo.

La mirada del jefe enfadado poner nervioso a cualquiera».

[Gómez Manzano, Pilar / Cuesta Martínez, Paloma / García-Page Sánchez, Mario / Estévez Rodríguez, Ángeles: Ejercicios de gramática y de expresión. Con nociones teóricas. Madrid: Editorial Centro de Estudios Ramón Areces, 2006, p. 168 ss.]