Sustantivos de género dudoso

Norma académica

RAE: Diccionario panhispánico de dudas, 2005

© Justo Fernández López


 

Sustantivos con problemas de género

abad

abadesa

abogado

abogada [no debe emplearse el masculino para referirse a una mujer: *la abogado]

académico

académica

accionista

'dueño de una o varias acciones en una compañía comercial, industrial o de otra índole'

Es común en cuanto al género: el/la acompañante.

aceite

‘líquido graso’

Es voz masculina: el aceite. Debe evitarse en el habla culta su uso como femenino: *la aceite.

acné

‘enfermedad de la piel’

La forma llana acne carece de uso en la actualidad. Hoy se dice acné, con acentuación aguda por influjo del francés.

En el español actual se emplea casi exclusivamente en masculino. Es hoy raro, pero admisible, su uso con el género femenino etimológico. Lo que no debe hacerse es emplear ambos géneros conjuntamente: *el acné rosácea (debe decirse el acné rosáceo o la acné rosácea).

acompañante

es común en cuanto al género (el/la acompañante) [no es normal el femenino acompañanta, salvo para referirse, coloquialmente, a la mujer que acompaña a otra como señora de compañía]

actor

actriz (‘persona que interpreta un papel en una obra teatral o cinematográfica’). [En terminología jurídica significa ‘parte demandante en un juicio’; en ese caso su femenino es siempre la forma regular actora. Con el sentido general de ‘[persona] que interviene o toma parte en algo’, se emplea normalmente el femenino regular actora]

agente

es común en cuanto al género: el/la agente

agravante

‘que aumenta la gravedad de algo’ [cuando este adjetivo se sustantiva, puede hacerlo en masculino o en femenino, dependiendo del género del sustantivo que se supone elidido –el (factor, elemento, etc.) agravante, la (circunstancia, razón, etc.) agravante–]

En el lenguaje jurídico, es preferible su empleo en femenino, puesto que en este ámbito la voz agravante es sinónima de la construcción circunstancia agravante (‘motivo legal para aumentar la responsabilidad penal del condenado’): El fiscal calificó los hechos como delito de asesinato con la agravante de parentesco.

agregado

agregada

alambre

‘hilo de metal’

Es voz masculina: el alambre.

alcalde

alcaldesa [no debe usarse como común en cuanto al género: *la alcalde]

alférez

‘oficial de categoría inmediatamente inferior a la de teniente’

Es común en cuanto al género: el/la alférez.

alguacil

es común en cuanto al género (el/la alguacil). Se usa menos el femenino específico alguacila, que en épocas pasadas designaba a la mujer del alguacil, pero que hoy designa también a la mujer que ocupa este cargo. Se desaconseja, por desusado, el femenino *alguacilesa.

almacenista

es común en cuanto al género: el/la almacenista

almirante

es común en cuanto al género: el/la almirante. El femenino almiranta, aplicado históricamente a la nave en la que viajaba el almirante o jefe de una armada, flota o escuadra, no es normal referido a persona.

amante

es común en cuanto al género: el/la amante

amanuense

es común en cuanto al género: el/la amanuense

ánade

‘ave palmípeda’

Como nombre de la especie, puede usarse en ambos géneros: los ánades / las ánades. Aunque el género etimológico es el femenino, hoy se emplea mayoritariamente en masculino (el ánade blanco, los ánades blancos). En femenino singular, al comenzar por /a/ tónica, exige el uso de la forma el del artículo si entre ambos elementos no se interpone otra palabra, pero los adjetivos deben ir en forma femenina: el ánade blanca (y no *la ánade blanca), las ánades blancas.

antípoda

como sustantivo, referido a persona, se usa en ambos géneros, dependiendo del sexo del referente, tanto en sentido recto (‘persona que habita en los territorios antípodas’) como en sentido figurado (‘persona totalmente contrapuesta a otra’): Nuestros antípodas no son australianos, sino neozelandeses

antípoda

como sustantivo, designando lugar, se usa indistintamente en ambos géneros, y normalmente en plural, tanto en sentido recto (‘lugar de la Tierra situado en el punto diametralmente opuesto al de referencia’) como en sentido figurado (‘postura o actitud diametralmente opuesta a otra’): Se habían ido a los antípodas para cortar caña en Queensland; La moral política está siempre en las antípodas de la moral poética. Hoy es más frecuente el femenino. Es también válido, aunque poco frecuente, el uso en singular: Es necesario haber leído parte de ellas antes de emprender el viaje a la antípoda de Cochabamba. Es nombre común, no propio, por lo que no debe escribirse con mayúscula inicial.

antípoda

es palabra de una sola terminación, válida para ambos géneros, por lo que no es correcto el masculino *antípodo

apéndice

‘cosa adjunta o añadida a otra’, ‘parte del cuerpo animal unida o contigua a otra’ y ‘prolongación del intestino ciego’

Este sustantivo es masculino en el español general culto: el apéndice.

Apocalipsis

Cuando se refiere al título del último libro canónico del Nuevo Testamento, se escribe con mayúscula: el Apocalipsis o Revelación. Cuando significa ‘fin del mundo’, se escribe con minúscula. Aunque alguna vez se emplea con el género femenino etimológico, es hoy mayoritario y preferible su uso en masculino.

apócope

‘supresión de algún sonido al fin de un vocablo’: primer por primero

Era figura de dicción según la preceptiva tradicional. Es sustantivo femenino: la apócope.

apófisis

‘parte saliente de un hueso’

Es voz femenina. No debe confundirse con hipófisis (‘órgano de secreción situado en la base del cráneo’.

apóstrofe

‘invocación vehemente a una segunda persona’: ¡Aléjate del yo, Simón, y créeme! ¡El yo quema! (Juan Anido dejó de hablar después de este apóstrofe); e ‘insulto o dicterio’: Ante el alud de apóstrofes y de ultrajes, retrocedió, temeroso, el público. Aunque en el español clásico se usaba a menudo con el género femenino etimológico, hoy se emplea exclusivamente en masculino. No debe confundirse con apóstrofo (‘signo ortográfico’)

apoteosis

‘exaltación o momento culminante’ y, en teatro, ‘escena final espectacular’

Es voz femenina: la apoteosis.

aprendiz

es común en cuanto al género (el/la aprendiz), pero se usa también, incluso en el nivel culto, el femenino específico aprendiza

árbitro

el femenino es árbitra. No debe emplearse la forma masculina para referirse a una mujer: *la árbitro

[la mayoría de los hablantes dicen la árbitra, marcando el género de forma regular en el artículo, a la vez que queda explícito este en la terminación femenina del sustantivo: «Pitó sin dudar la árbitra principal». Lo mismo ocurre con el indefinido, que suele usarse en la forma plena una: «Es la primera vez que una árbitra panameña participa en una olimpiada»]

armazón

‘pieza o conjunto de piezas que constituyen el sostén o la estructura de algo’ [es válido su uso en ambos géneros: el/la armazón]

arquitecto

arquitecta [no debe emplearse el masculino para referirse a una mujer: *la arquitecto]

arroz

‘planta gramínea y, especialmente, su fruto en forma de granos pequeños y oblongos’

Es voz masculina: el arroz.

arte

‘actividad humana que tiene como fin la creación de obras culturales’, ‘conjunto de habilidades, técnicas o principios necesarios para realizar una determinada actividad’, ‘instrumento que sirve para pescar’ y ‘maña o habilidad’ [este sustantivo, que era femenino en latín, puede usarse en ambos géneros, teniendo en cuenta que, en el español actual, cuando va en singular, lo normal es usarlo en masculino: El cine es el séptimo arte]

arte

con el sentido preciso de ‘conjunto de normas y principios para hacer bien algo’, es normalmente femenino, incluso en singular, y así se habla de arte amatoria, arte cisoria, arte métrica o arte poética. En el español actual, si se usa en femenino singular, debe llevar la forma el del artículo, por ser palabra que comienza por /a/ tónica: el arte poética, no *la arte poética.

artista

es común en cuanto al género (el/la artista)

ascensorista

es común en cuanto al género: el/la ascensorista

asistente

es común en cuanto al género (el/la asistente social)

[se desaconseja, en el uso culto, el femenino *asistenta social]

atenuante

‘que disminuye la gravedad de algo’

Cuando este adjetivo se sustantiva, puede hacerlo en masculino o femenino, dependiendo del género del sustantivo que se supone elidido –el (factor) atenuante, la (circunstancia) atenuante.En el lenguaje jurídico, es preferible su empleo en femenino, puesto que en este ámbito la voz atenuante es sinónima de la construcción circunstancia atenuante (‘motivo legal para disminuir la responsabilidad penal del condenado’)

atleta

es común en cuanto al género: el/la atleta

augur

En el sentido de ‘oficiante que en la antigua Roma practicaba oficialmente la adivinación por el canto, el vuelo y la manera de comer de las aves y por otros signos, es masculino: el augur.

En el sentido de ‘persona que vaticina’, es común en cuanto al género: el/la augur.

autodidacta

‘persona que se instruye por sí misma’. Aún sigue vigente su uso originario como adjetivo de dos terminaciones, una para cada género: un erudito autodidacto / una autodidacta. Pero hoy es más frecuente usar la forma autodidacta también para el masculino: un emigrante listo y autodidacta.

auxiliar

es común en cuanto al género: el/la auxiliar

avestruz

‘ave corredora de gran tamaño’

Es voz masculina. Por influjo del género de la palabra ave, se comete a menudo el error de usarla en femenino: *la avestruz.

ayudante

como sustantivo, ‘persona que desempeña tareas auxiliares a las órdenes de otra’, es común en cuanto al género (el/la ayudante) [no es normal, en la lengua culta, el femenino ayudanta, usado a veces en referencia a la mujer que realiza tareas domésticas u oficios manuales]

azúcar

‘sustancia cristalizada usada para endulzar’

Es válido su uso en ambos géneros, aunque, si va sin especificativo, es mayoritario su empleo en masculino: Mientras revolvíamos el azúcar, Alfonso tomó la palabra; para fomentar el cultivo de la azúcar.

Cuando lleva un adjetivo especificativo, este puede ir asimismo en cualquiera de los dos géneros, aunque suele predominar el femenino.

En plural, lleve o no especificativo, es claramente mayoritario el masculino. También es predominantemente masculino con el sentido de ‘hidrato de carbono simple’, tanto en singular como en plural.

azúcar

Este sustantivo tiene, además, la particularidad de admitir su uso con la forma el del artículo y un adjetivo en forma femenina, a pesar de no comenzar por /a/ tónica: el azúcar molida. Se trata de un resto del antiguo uso de la forma el del artículo ante sustantivos femeninos que comenzaban por vocal, tanto átona como tónica, algo que era normal en el español medieval.

bachiller

‘persona que ha cursado los estudios de enseñanza media’ y, en algunos países, ‘persona que ha recibido el grado universitario inferior’

Por su terminación, tiende a funcionar hoy como común en cuanto al género (el/la bachiller). En el español clásico se usó el femenino bachillera, casi siempre con intención humorística o despectiva, forma que aún pervive y se usa, en algunas zonas, sin connotaciones negativas.

barman

Aunque esta palabra incluya en su forma la voz inglesa man (‘hombre’), se recomienda usarla en español como sustantivo común en cuanto al género; por tanto, si es una mujer quien desempeña este oficio, debe decirse la barman, evitando el uso del falso femenino inglés *barwoman (en inglés, la mujer que sirve en la barra de un bar se denomina barmaid).

barón

baronesa

batería

‘músico que toca la batería o un conjunto de instrumentos de percusión’

Es común en cuanto al género: el/la batería.

bebé / bebe

En España, bebé funciona generalmente como sustantivo epiceno masculino: apareció un bebé muerto. La niña era de Carolina; en América, salvo en los países del Río de la Plata, tanto la forma aguda como la llana se usan a menudo como sustantivos comunes en cuanto al género: el bebé / la bebé.

En el Río de la Plata, la forma llana se usa normalmente con dos terminaciones (el bebe, la beba).

El diminutivo regular de la forma aguda bebé, que casi no se usa en la práctica, es bebecito. El diminutivo de la forma llana bebe, que tiene bastante uso en América y comienza a extenderse también en España, es bebito.

bedel

‘empleado subalterno en un centro de enseñanza, en un centro oficial o en un museo’

Por su terminación, es común en cuanto al género (el/la bedel). A veces se usa, y es válido, el femenino específico bedela.

biólogo

bióloga

bombero

‘persona que trabaja en la extinción de incendios y otras tareas de salvamento’

El femenino es bombera. No debe emplearse el masculino para referirse a una mujer: *la bombero.

brigada

es común en cuanto al género: el/la brigada

brigadier

es común en cuanto al género: el/la brigadier

burócrata

es común en cuanto al género: el/la burócrata

cabo

es común en cuanto al género: el/la cabo

cacique

‘autoridad máxima en una comunidad de indios’ y ‘persona que ejerce un poder abusivo o excesiva influencia en una comunidad rural’

Por su terminación, es común en cuanto al género (el/la cacique).

Existe también, y es válido, el femenino cacica.

calor

‘sensación que se experimenta ante una temperatura elevada’ y ‘propiedad del ambiente y de determinados cuerpos de producir dicha sensación’

Es voz masculina en la lengua general culta. Su uso en femenino, normal en el español medieval y clásico, se considera hoy vulgar y debe evitarse. El femenino puede aparecer también en textos literarios, con finalidad arcaizante.

canal

es masculina cuando significa ‘cauce artificial para la conducción de agua’ o ‘cauce natural de poca anchura’: el canal de la Mancha; ‘banda de frecuencia en que emite una estación de televisión o radio’: El partido se retransmite por el canal internacional; y, en general, ‘vía o conducto’: el canal intestinal

canal

se usa mayoritariamente en femenino cuando significa ‘res abierta en canal’: estas canales de cordero; ‘conducto que recibe y vierte el agua de los tejados’; ‘paso estrecho entre montañas o surco abierto en la cara de una montaña’; ‘artesa para dar de comer o beber al ganado’

canal

se usa en ambos géneros cuando significa ‘parte más profunda y limpia de la entrada de un puerto’; y ‘cavidad longitudinal’

canciller

Referido a Alemania o Austria, ‘presidente del Gobierno’. En muchos países hispanoamericanos, ‘ministro encargado de las relaciones con otros países’. Referido al Reino Unido, se usa el título de canciller del Exchequer para designar al ministro de Hacienda. Puede significar también ‘jefe de la secretaría de una representación diplomática’, ‘rector de una universidad’ y ‘secretario de una diócesis’. Es un sustantivo común en cuanto al género (el/la canciller). No es correcto el femenino *cancillera.

La variante antigua chanciller y su derivado chancillería solo deben usarse hoy en sentido histórico, esto es, para referirse al antiguo tribunal superior de justicia del reino de Castilla o a sus miembros.

candidato

candidata

cantante

es común en cuanto al género (el/la cantante) [el femenino cantatriz (que etimológicamente corresponde al masculino cantador) es desusado en español y se desaconseja su empleo. Su uso ocasional hoy, normalmente referido a la cantante de ópera o de canto clásico, se debe más al influjo de otras lenguas, como el italiano o el francés]

cantor

cantora

capataz

‘persona que gobierna y vigila a cierto número de trabajadores’

Tiende a funcionar como común: el/la capataz.

No obstante, ha desarrollado con cierto éxito un femenino en –a: capataz / capataza.

capitán

Con el sentido general de ‘persona que capitanea o dirige un grupo o una nave’, se usa normalmente como sustantivo de dos terminaciones, una para cada género: el capitán / la capitana.

Cuando designa específicamente el grado de la escala militar inmediatamente inferior al de comandante, puede usarse también el femenino capitana, pero lo normal es que funcione como común en cuanto al género (el/la capitán).

casete

‘cajita de plástico que encierra una cinta magnética para el registro y reproducción de sonidos o imágenes u otro tipo de datos’ y, por extensión, en amplias zonas del ámbito hispánico, ‘aparato grabador y reproductor de casetes’. Con el primer sentido, es válido su uso en ambos géneros. Con el segundo sentido, solo se emplea en masculino. En masculino se utiliza también como acortamiento coloquial de radiocasete. Su plural es casetes. Se desaconseja, por minoritaria, la adaptación *caset. Son inadmisibles formas híbridas como *casette o *cassete, que no son ni francesas ni españolas.

catedrático

catedrática

cazatalentos

Calco del inglés head-hunter o talent scout, ‘persona dedicada a buscar individuos idóneos para ser contratados por empresas necesitadas de ellos’.

Es común en cuanto al género: un/una cazatalentos. La existencia de este calco hace innecesario el empleo de las expresiones inglesas. No debe usarse la traducción literal *cazador de cabezas.

chef

Voz tomada del francés chef (‘jefe’), que se emplea en español con los sentidos de ‘jefe de cocina de un restaurante’ y, especialmente, ‘cocinero profesional de grandes dotes y reconocido prestigio’. Es común en cuanto al género (el/la chef). Su plural es chefs.

chinche

‘insecto de picadura nocturna muy irritante’ y ‘chincheta, clavo pequeño de cabeza plana y circular’

Aunque el étimo latino es masculino, cambió de género ya en latín vulgar y en español ha sido siempre femenino en el uso culto mayoritario de todo el ámbito hispánico; pero no es infrecuente su uso en masculino, incluso entre hablantes cultos.

Cuando significa ‘persona molesta y pesada’, es común en cuanto al género: Eres un/una chinche.

chófer / chofer

‘persona cuyo oficio es conducir automóviles’

Ambas acentuaciones son válidas. La forma aguda chofer [chofér] (pl. choferes) –acorde con la pronunciación del étimo francés chauffeur– es la que se usa en América. En España se emplea la forma llana chófer (pl. chóferes).

Por su forma, es común en cuanto al género: el/la chofer. Es raro, pero admisible, el femenino choferesa.

cicerone

es común en cuanto al género: el/la cicerone

cineasta

es común en cuanto al género: el/la cineasta

cliente

es común en cuanto al género (el/la cliente) [existe también, y es válido, el femenino clienta, muy usado incluso en el nivel culto]

cobaya

‘conejillo de Indias’

Como nombre de la especie, esto es, con independencia del sexo del animal, puede usarse en ambos géneros, si bien existe cierta preferencia por el femenino: dos cobayas humanas.

Con el mismo sentido, y también con independencia del sexo del animal, se emplea el sustantivo masculino cobayo: el cruce de un cobayo de pelo negro con otro de pelo blanco.

cochambre

‘suciedad o porquería’ [es válido su uso en ambos géneros, pero predomina claramente el femenino]

coleccionista

'persona que colecciona'

Es común en cuanto al género: el/la coleccionista.

colegial

colegiala

cólera

Cuando significa ‘ira’, es femenino: la cólera; es masculino cuando designa cierta enfermedad epidémica: el cólera.

color

con el significado de ‘cualidad de los seres por la cual impresionan la retina de modo diferente según cómo reflejen los rayos luminosos’ y ‘cada uno de los distintos modos en que puede percibirse esta cualidad’, es masculino en la lengua general culta. Su uso en femenino, normal en el español medieval y clásico, es ajeno hoy a la norma culta y debe evitarse. El femenino puede aparecer también en textos literarios, con finalidad arcaizante. Sí es normal su empleo en femenino, en países como Chile o el Ecuador, para designar cierto colorante alimentario: Se fríe la cebolla con la color, y se añade a las lentejas.

coma

Cuando significa 'signo ortográfico', es femenino: la coma. Cuando significa 'estado patológico que se caracteriza por la pérdida de la conciencia, la sensibilidad y la capacidad motora voluntaria', es masculino: el coma.

comediante

es común en cuanto al género (el/la comediante) [existe también, y es válido, el femenino comedianta]

cometa

Cuando significa ‘astro formado por un núcleo poco denso y una atmósfera luminosa’, es masculino; es femenino cuando significa ‘juguete que, sujeto a un hilo, se hace volar en el aire’.

comezón

‘picor en alguna parte del cuerpo’ y ‘desazón’

Es voz femenina: Lo miraba embelesado, sintiendo la comezón de la envidia.

comparsa

es común en tuanto al género: el/la comparsa

compositor

'que compone'

compositora

conde

condesa

conferenciante

es común en cuanto al género: el/la conferenciante

conserje

'persona que tiene a su cuidado la custodia, limpieza y llaves de un edificio o establecimiento público'

Es común en cuanto al género: el/la conserje.

consorte

es común en cuanto al género: el/la consorte

cónsul

Es común en cuanto al género (el/la cónsul).

En algunos países de América se usa a veces el femenino consulesa.

contrabajo

‘músico que toca el contrabajo’

Es común en cuanto al género: el/la contrabajo.

contralto

es común en cuanto al género: el/la contralto

contraluz

‘vista o aspecto de las cosas desde el lado opuesto a la luz’

Se usa en ambos géneros, si bien hoy predomina claramente el masculino. Se emplea frecuentemente en la locución adverbial a contraluz (‘estando lo mirado situado de espaldas a la luz’). No debe escribirse separado ni con guion intermedio: *a contra luz, *a contra-luz. Menos frecuente, pero también válida, es la forma al contraluz.

cónyuge

‘consorte’, es común en cuanto al género: el/la cónyuge [se pronuncia [kónyuje], no *[kónyuge]; por tanto, no es correcta la grafía *cónyuge]

corneta

‘persona que ejerce o profesa el arte de tocar la corneta’

Es común en cuanto al género: el/la corneta.

coronel

‘jefe militar de categoría inmediatamente inferior a la de general de brigada’

Es común en cuanto al género: el/la coronel.

No es normal el femenino coronela.

corresponsal

es común en cuanto al género: el/la corresponsal

correveidile

'persona que lleva y trae chismes’, ‘persona que lleva mensajes de parte de otro, especialmente en asuntos amorosos’

Es común en cuanto al género: el/la correveidile.

Existe la variante correvedile, muy poco usada.

corte

Cuando significa 'efecto de cortar o cortarse', es masculino: el corte. Cuando significa 'la corte real', 'corral o establo donde se recoge de noche el ganado', 'aprisco donde se encierran las ovejas', 'tribunal de justicia', etc., es femenino: la corte.

criminal

que ha cometido o procurado cometer un crimen’ –es común en cuanto al género: el/la criminal

danzante

danzanta

dentista

'persona profesionalmente dedicada a cuidar la dentadura, reponer artificialmente sus faltas y curar sus enfermedades'

Como los sustantivos terminados en -ista, es común en cuanto al género: el/la dentista.

dependiente

puede funcionar como común en cuanto al género (el/la dependiente; pero el uso mayoritario ha consolidado el femenino específico dependienta

diablo

diablesa [con posterioridad a diabla, se creó el femenino diablesa, menos usado pero también válido]

diácono

el femenino, posible en Iglesias cristianas que admiten la ordenación de mujeres, es diaconisa, que deriva directamente del latín

dibujante

es común en cuanto al género: el/la dibujante

diputado

diputada [no debe emplearse el masculino para referirse a una mujer: *la diputado]

director

referido a persona, el femenino es directora; referido a cosa, el femenino recomendado es directriz, aunque también se usa, y es válida, la forma directora [no debe usarse el femenino directriz referido a sustantivos masculinos: *«Aparecen las primeras logias [...], con un pensamiento directriz»]

doctor

'persona que ha recibido el más alto grado académico universitario'

El femenino es doctora.

dote

cuando significa ‘conjunto de bienes aportados por la mujer al matrimonio o por la religiosa al convento’, es válido su uso en ambos géneros, aunque hoy predomina claramente el femenino, que es, además, el género etimológico: La dote nupcial... Cuando significa ‘cualidad personal’ es siempre femenino y se emplea normalmente en plural: Posee unas dotes de comunicador innegables

dracma

‘moneda griega’

Con este significado admite ambos géneros. Se recomienda el género femenino, que es el etimológico.

Cuando significa ‘unidad de medida equivalente a la octava parte de una onza’, solo se usa en femenino: Mercurio precipitado negro, de doce granos hasta media dracma.

duque

duquesa

edecán

En México y algunos países del área centroamericana, ‘persona contratada para dar información y ayudar a los participantes de congresos, exposiciones, etc.’. Es común en cuanto al género (el/la edecán).

editorial

Cuando significa ‘artículo no firmado que expresa la opinión de la dirección de un periódico’, es masculino: el editorial de primera página que ayer escribió Le Monde. Es femenino, en cambio, cuando significa ‘casa editora’: algunas editoriales han publicado trabajos relacionados con este tema.

electricista

es común en cuanto al género: el/la electricista

embajador

embajadora

emperador

el femenino etimológico y mayoritario en el uso es emperatriz (que también significa ‘mujer del emperador’) –existe asimismo el femenino emperadora, menos aconsejable por su escaso uso

escribiente

es común en cuanto al género: el/la escribiente

esperma

‘semen’ y ‘cera derretida’ [aunque con los dos sentidos indicados se documenta su uso en ambos géneros, en el primer caso predomina claramente el masculino y, en el segundo, el femenino]

espía

'persona que con disimulo y secreto observa o escucha lo que pasa, para comunicarlo a quien tiene interés en saberlo', 'persona al servicio de una potencia extranjera para averiguar informaciones secretas, generalmente de carácter militar'

Es común en cuanto al género: el/la espía.

estudiante

es común en cuanto al género: el/la estudiante

eximente

Cuando este adjetivo se sustantiva, puede presentar género masculino o femenino, dependiendo del género del sustantivo que se supone elidido: el (factor, elemento, etc.) eximente, la (causa, circunstancia, etc.) eximente. En el lenguaje jurídico, es preferible su empleo en femenino, puesto que en este ámbito la voz eximente es sinónima de la construcción circunstancia eximente (‘motivo legal para librar de responsabilidad criminal al acusado’).

faquir

‘santón musulmán o hindú que practica la mortificación corporal’ y ‘artista de circo que exhibe mortificaciones corporales’

La grafía faquir es la preferida en el uso culto; se desaconseja la forma *fakir, que carece de justificación etimológica.

Con el segundo sentido indicado, es común en cuanto al género (el/la faquir).

filólogo

filóloga

filósofo

filósofa

fiscal

con el sentido de ‘persona que, en un juicio, ejerce la acusación pública’, es común en cuanto al género (el/la fiscal) [en algunos países de América se usa a veces el femenino específico fiscala]

fotógrafo

fotógrafa [y todos los terminados en –grafo]

frente

Sustantivo que, en el español actual, es femenino cuando significa ‘parte superior de la cara’; y masculino cuando significa ‘parte anterior de algo’; ‘primera línea de combate’; ‘zona de contacto de dos masas de aire’; y ‘coalición de partidos u organizaciones con un objetivo común’.

funcionario

funcionaria

futbolista

es común en cuanto al género: el/la futbolista

general

es común en cuanto al género: el/la general [no es normal el femenino generala]

geólogo

geóloga

generador

como sustantivo, se usa el masculino generador con el sentido de ‘máquina o aparato que genera energía’; y el femenino generatriz con el sentido de ‘línea o superficie que al girar sobre un eje genera una figura o un cuerpo geométrico’

generador

‘que genera’ – Para el femenino, en la lengua general, se usa normalmente la forma generadora: actividad generadora de empleo. Existe también el femenino generatriz, menos frecuente en el uso general, pero el único empleado en contextos matemáticos: En toda creación existe una idea generatriz. Es incorrecto el uso de generatriz referido a sustantivos masculinos: *núcleo generatriz.

gigante

cuando se usa como sustantivo, con los sentidos de ‘ser fabuloso de tamaño descomunal’ y ‘persona de tamaño excepcional’, es normal el femenino giganta

ginecólogo

ginecóloga

grafólogo

grafóloga

guarda

es común en cuanto al género (el/la guarda) cuando significa ‘persona encargada de la custodia o protección de algo’ y, en el Río de la Plata, ‘persona que vende o controla los boletos en un transporte público, especialmente en un tren’

guarda

también significa, en masculino, ‘hombre encargado del cuidado de una casa o de una finca’ [para referirse a una mujer, se utiliza en este caso el femenino guardesa]

guía

es común en cuanto al género: el/la guía

gurú

En el hinduismo, ‘maestro espiritual o jefe religioso’ y, en general, ‘persona a quien se reconoce como maestro o guía en un ámbito determinado’.

Procedente del hindi, ha pasado a nuestra lengua a través del inglés o del francés. En español, la única forma admitida en la lengua culta es la aguda gurú, por lo que debe evitarse la forma llana *guru. Su plural es gurús o gurúes, con preferencia hoy por la primera forma.

Es común en cuanto al género: el/la gurú.

hambre

‘gana y necesidad de comer’ y ‘escasez de alimentos’

Es voz femenina: Me entró de repente mucha hambre. Al comenzar por /a/ tónica, exige el uso de la forma el del artículo si entre ambos elementos no se interpone otra palabra, pero los adjetivos deben ir en forma femenina: Luego vino el hambre, padre, el hambre física. En cuanto al indefinido, aunque no se considera incorrecto el uso de la forma plena una, hoy es mayoritario y preferible el uso de la forma apocopada un: En España se padecía un hambre angustiosa. Lo mismo ocurre con los indefinidos alguno y ninguno: algún hambre, ningún hambre. El resto de los adjetivos determinativos debe ir en femenino: esa hambre, la misma hambre, etc.

hemorroide

‘almorrana’

Es voz femenina: La punzada se hizo más intensa y me lastimó la hemorroide. La forma hemorroides es plural (las hemorroides), no singular (*una hemorroides).

héroe

heroína [no debe usarse como común en cuanto al género: *la héroe]

herpes

‘enfermedad eruptiva de la piel’ [procede del latín herpes y hoy se emplea exclusivamente con el género masculino etimológico: El herpes genital...]

Es raro y desaconsejable el uso de la forma herpe para el singular.

hipófisis

‘órgano de secreción interna situado en la base del cráneo’: Tenía un tumor en la hipófisis

No debe confundirse con apófisis (‘parte saliente de un hueso’).

histrión

‘actor teatral’ [el femenino es histrionisa (no *histriona)]

huésped

su femenino tradicional es huéspeda, que aún se documenta en la actualidad; pero hoy parece preferirse su uso como común (el/la huésped)

individuo

‘persona despreciable’: yo no tengo nada que ver con ese individuo / con esa individua no quiero tener ningún trato

índole

‘condición e inclinación natural de una persona’ y ‘naturaleza de una cosa’

Es voz femenina, como su étimo latino: El incentivo para preservar el acuerdo es más de índole política que económica.

infante

con los sentidos de ‘hijo del rey’ y ‘título que por gracia real obtiene un pariente del rey’, se usa la forma infante para el masculino y la forma infanta para el femenino

infante

cuando significa ‘niño que aún no ha cumplido los siete años’, lo más frecuente y recomendable es utilizar la forma infante tanto para el masculino como para el femenino

infante

cuando significa ‘soldado de infantería’, es común en cuanto al género: el/la infante de marina

ingeniero

el femenino es ingeniera [no debe emplearse el masculino para referirse a una mujer: *la ingeniero]

instructor

institutriz: mujer encargada de la educación o instrucción de uno o varios niños en el hogar doméstico

instructor

instructora: ‘que instruye’, ‘que tiene a su cargo instruir a otros en cierta cosa’, por ejemplo, en los ejercicios militares

intendente

es común en cuanto al género (el/la intendente) [no obstante, en algunos países de América se usa con normalidad el femenino intendenta]

intérprete

‘persona que interpreta’, ‘persona que explica a otras, en lengua que entienden, lo dicho en otra que les es desconocida’

Es común en cuanto al género: el/la corresponsal.

jefe

es común en cuanto al género (el/la jefe); pero cuando el jefe es una mujer ha sido siempre más frecuente el uso del femenino específico jefa, registrado en el diccionario académico desde 1837

jefe

cuando jefe se usa en aposición a otro sustantivo, lo normal es que concuerde en número con este: Eso lo repiten mucho los redactores jefes. Si el referente es una mujer, puede usarse indistintamente la forma común jefe o el femenino específico jefa: redactora jefe o redactora jefa; no es admisible la expresión *redactor en jefe, calco censurable del inglés editor in chief]

joven

'persona que está en la juventud'

Es común en cuanto al género: el/la joven.

juez

es común en cuanto al género (el/la juez); pero se usa también, incluso en el nivel culto, el femenino específico jueza

juglar

juglaresa