Numerales apocopados

© Justo Fernández López


Resumen:

uno se apocopa y pasa a un cuando

  1. precede a un sustantivo masculino: un libro; veintiún libros.

  2. precede a mil en los numerales compuestos: treinta y un mil; veintiún mil novecientos uno. El numeral mil se asimila a los adjetivos numerales, pero en cambio determina la apócope del numeral un(o): doscientos un mil euros. Mil se escribe siempre como palabra independiente. Los múltiplos de mil adoptan siempre formas yuxtapuestas, con separación gráfica: tres mil; doscientos mil.

  3. Cuando uno no precede inmediatamente a un sustantivo, no se puede apocopar. Es incorrecto decir *cuarenta y un por ciento de la población, en vez de cuarenta y uno por ciento de la población.

Cuando uno forma parte de un numeral compuesto que precede a un sustantivo, este irá siempre en plural:

ciento un euros

y no

*ciento un euro

una puede adoptar la variante apocopada un:

  1. Ante /a/ tónica, de modo que hay alternancia en ciento {un ~ una} hadas o trescientas {un ~ una} armas.

  2. También hay alternancia en los numerales compuestos en los que una precede a mil. Así son igualmente correctas veintiuna mil páginas y veintiún mil páginas.

  3. En los demás casos, la forma femenina de un(o) es una. Son, pues, expresiones correctas veintiuna páginas o doscientas cuarenta y una toneladas, pero no *veintiún páginas o *doscientas cuarenta y un toneladas; hay cincuenta alumnas, pero aprobaron solo veintiuna y no *hay cincuenta alumnas, pero aprobaron solo veintiún.

Cuando una forma parte de un numeral compuesto que precede a un sustantivo, este irá siempre en plural:

cuarenta y una pesetas

y no

*cuarenta y una peseta


Apócope de los numerales cardinales

uno / una

Cuando el numeral uno se antepone a un sustantivo masculino, se apocopa en la forma un:

No aprobó ni un estudiante.

Ante sustantivos femeninos que comienzan por /a/ tónica, el femenino una suele hoy apocoparse:

Se le dio un arma a cada soldado.

Aunque no se considera incorrecto, hoy es infrecuente en estos casos el uso de la forma plena una.

Estas mismas normas de la apócope rigen cuando el numeral uno, una es un componente de otros adjetivos numerales, escritos en una o en varias palabras:

Tengo veintiún años.

Llevo escritas trescientas cincuenta y una páginas.

Tiene una colección de treinta y un(a) hachas.

Es incorrecta la apócope de uno y sus compuestos cuando no preceden inmediatamente a un sustantivo:

*el treinta y un por ciento

es incorrecto, se debe decir

el treinta y uno por ciento.

ciento / cien

Se apocopa en la forma cien cuando antecede al sustantivo, aunque entre ambos se interponga otro adjetivo:

cien discos

cien hermosos caballos

También se apocopa ante sustantivos de significación numeral como millón, millardo, billón, trillón y cuatrillón:

cien millones

cien billones

Cuando forma parte de numerales compuestos, solo se apocopa ante mil:

cien mil

Se escribe en su forma plena en el resto de los numerales:

ciento uno

ciento diecisiete

ciento treinta y cuatro

Usado como sustantivo para designar el número correspondiente, o cuando funciona como pronombre, en la lengua actual se prefiere claramente la forma apocopada cien:

Messi marcó su gol número cien.

Solo se mantiene hoy el uso de la forma plena ciento en locuciones, frases hechas y refranes, así como en la expresión de los porcentajes:

cientos de + sustantivo (‘centenares de’)

cientos de personas acudieron a la llamada de los sindicatos

ciento y la madre (‘muchos’)

éramos ciento y la madre

Quien hace un cesto hace ciento si le dan mimbres y tiempo.

No existe el plural cienes, salvo para hacer referencia al guarismo:

escribe los cienes en esta columna

Es incorrecto un ejemplo como

*la subida de precios mataría de hambre a cienes de ciudadanos de la clase humilde

la subida de precios mataría de hambre a cientos de ciudadanos de la clase humilde

En la expresión de los porcentajes debe usarse siempre la fórmula por ciento:

un veinticinco por ciento de españoles no tiene trabajo

En estos casos, no se considera correcto el uso de la forma apocopada cien:

*el noventa por cien

el noventa por ciento

Pero cuando el porcentaje expresa totalidad son igualmente válidas las expresiones ciento por ciento (preferida en América), cien por ciento y cien por cien (preferida en España):

A todo empleado se le exige el ciento por ciento de eficacia.

Este es el recurso que se utiliza en el cien por ciento de los casos.

Aquí hay una humedad del cien por cien.

En todos estos casos por ciento se escribe en dos palabras, a diferencia de del sustantivo porciento (‘porcentaje’).

Es incorrecta la apócope del numeral uno y sus compuestos cuando no van antepuestos a un sustantivo:

*el treinta y un por ciento

el treinta y uno por ciento

porciento (‘porcentaje o tanto por ciento’)

Aunque en todo el ámbito hispánico es mayoritario el uso del equivalente porcentaje, también es válida esta forma, documentada en algunos países de América, especialmente en el área caribeña:

El porciento de crecimiento fue mayor en Cuba.

Debe escribirse en una sola palabra, a diferencia de la locución por ciento, usada en la expresión de porcentajes, que se escribe siempre en dos palabras:

uno por ciento

sesenta por ciento

 


Apócope de los numerales ordinales

Primero

Se apocopa en la forma primer cuando precede a un sustantivo masculino singular, aunque entre ambos se interponga otra palabra:

el primer amor de su vida

el primer gran amor de su vida

La apócope es opcional si primero aparece antepuesto y coordinado con otro adjetivo:

Ella fue el primero y último amor de su vida.

Este fue su primer y último amor.

La apócope ante sustantivos femeninos es un arcaísmo que debe evitarse en el habla culta:

*la primer vez

la primera vez

Tercero

Se apocopa en la forma tercer cuando precede a un sustantivo masculino singular, aunque entre ambos se interponga otra palabra:

Ya es su tercer hijo.

Este es su tercer gran éxito en el cine.

La apócope es opcional si tercero aparece antepuesto y coordinado con otro adjetivo:

Los estudiantes del tercer y cuarto curso aprobaron todos.

Este es el tercero y último día para presentar la reclamación.

El uso de la forma apocopada antepuesta a sustantivos femeninos es un arcaísmo que debe evitarse en el habla culta:

*la tercer vez

la tercera vez.

Postrero

Es voz literaria que rara vez se emplea fuera de textos escritos.

Se apocopa ante sustantivos masculinos en singular, adoptando la forma postrer:

Quienes pongan su confianza en Dios serán sostenidos en sus tribulaciones, y sus dificultades y aflicciones, y serán enaltecidos en el postrer día.

La apócope es opcional si postrero aparece antepuesto y coordinado con otro adjetivo:

el postrero y definitivo adiós / el postrer y definitivo adiós

Es un arcaísmo que debe evitarse en el habla culta actual la apócope ante sustantivos femeninos:

*las postrer mañana


Concordancia de los numerales cardinales

Los numerales uno, una y sus compuestos concuerdan en género con el sustantivo al que determinan cuando lo preceden inmediatamente:

treinta y un kilos

veintiuna toneladas (no *veintiún toneladas).

Cuando entre el numeral y un sustantivo femenino se interpone la palabra mil, la concordancia de género es opcional:

Cuesta cuarenta y una mil libras esterlinas.

Cuesta cuarenta y un mil libras esterlinas.

Concuerdan en género los numerales que indican centenares, salvo cien:

trescientas personas

diez mil trescientos veinticuatro euros

La concordancia en femenino se está imponiendo en la lengua actual, por analogía con la que obligatoriamente establecen los numerales referidos a centenas:

setecientas mil toneladas (no *setecientos mil toneladas).

Los cardinales son invariables en cuanto al número. Los superiores a la unidad concuerdan siempre con sustantivos en plural:

tres meses

treinta y un años

veintiún euros

No son correctas las construcciones en las que los cardinales complejos que contienen uno o una en posición final preceden a un sustantivo en singular:

*doscientos un euro

doscientos un euros

*veintiuna vez

veintiuna veces