ORACIONES COPULATIVAS ENFÁTICAS DE RELATIVO

construcciones de relieve

oraciones hendidas, escindidas, ecuacionales

perífrasis de relativo

© Justo Fernández López


LAS ORACIONES COPULATIVAS ENFÁTICAS

Se llaman copulativas enfáticas (también CONSTRUCCIONES DE RELIEVE y FORMAS DE RELIEVE) las construcciones copulativas formadas con el verbo ser en las que se realza o se destaca algún componente mediante algún recurso sintáctico. Se dividen en tres grupos:

Copulativas enfáticas de relativo: Eso es lo que digo yo.

Copulativas de que galicado: ¿Cómo fue que ocurrió?

Copulativas enfáticas condicionales: Si lo hace será porque le gusta.

Las copulativas enfáticas de relativo también se denominan ORACIONES HENDIDAS, ESCINDIDAS, ECUACIONALES y PERÍFASIS DE RELATIVO.

Trabajo solo los jueves. > Solo los jueves es cuando trabajo.

El chico es muy tímido. > Muy tímido es lo que es el niño.

Las copulativas enfáticas de relativo constan de tres componentes: el verbo ser, una oración de relativo sin antecedente expreso y un segmento referencial de naturaleza focal. Tienen carácter enfático y ponen de relieve o focalizan algún componente de la oración o la oración entera:

 

El rey llamó al presidente del Parlamento.

 

FOCO

SER

ORACIÓN DE RELATIVO

 

El rey

es / fue

quien llamó al presidente ayer

 

Al presidente

es / fue

a quien llamó el rey ayer

 

Ayer

es / fue

cuando llamó el rey al presidente

Estas oraciones no son ni atributivas ni ecuativas, pues ningún complemento se conmuta por lo. En las oraciones ecuacionales resulta difícil determinar cuál es el sujeto y cuál, el atributo.

Pueden ocupar en lugar del relativo el que, lo que, etc. otros segmentos más complejos: el único que / lo mejor que / lo menos que / lo máximo que.

«El relativo de las copulativas enfáticas ha de ser congruente con el foco desde el punto de vista semántico: Fui yo quien llamó (ambos referidos a personas); En esta casa es donde vivo (congruencia de lugar); Así es como se hace (de modo); entonces fue cuando… (de tiempo); con el martillo fue como… o con lo que… (de instrumento). La congruencia o compatibilidad que en estas oraciones se muestra no siempre se refleja en la coincidencia de la clase de palabras a la que pertenecen los dos segmentos. Así, en Un poco más fría es como me gusta a mí la cerveza se relacionan dos expresiones que corresponden a clases sintácticas distintas: el grupo adjetival un poco más fría y el adverbio como. Se usan relativos neutros cuando se focalizan oraciones mediante los verbos pasar, suceder u ocurrir, entre otros, como en Lo que pasa es que le tengo miedo (Borges, Brodie). También se emplea el relativo neutro lo que con segmentos referenciales no oracionales: Más imaginación [femenino] es lo que [neutro] le falta a este autor; {Lo que ~ La que} lo vuelve loco es esa muchacha.» [RAE: NGLE – Manual, § 40.5.2a]

La restricción sintáctica más característica de estas construcciones es el hecho de que la oración de relativo nunca ocupa la segunda posición tras el verbo ser, y el segmento referencial en la posición final.

Es a Pablo a quien vi; A quien vi es a Pablo; *Es a quien vi a Pablo.

En la lengua conversacional es frecuente situar como tópico inicial, separado por una pausa, un grupo nominal de interpretación temática cuya referencia coincide con el sujeto de la oración de relativo. Estas construcciones son poco frecuentes en la lengua escrita, excepto cuando reflejan la oral.

El niño, lo que quiere es que le compres un helado.

Usted lo que me está pidiendo es un aumento de sueldo.

Las copulativas enfáticas constan siempre de una oración de relativo con su propio verbo, por tanto o hay incorrección en las construcciones enfáticas que contienen dos verbos copulativos consecutivos. No se superponen estos verbos en uno solo, ni cuando son idénticos:

Usted lo que es es un estafador.

Yo lo que no soy es un estafador.

Lo que fue es un imprudente.

La RAE recomienda evitar la omisión del segundo verbo ser, que se registra en la lengua espontánea:

*Lo que sí es una vergüenza,

lo correcto es

Lo que sí es es una vergüenza.

A veces se forman copulativas enfáticas de relativo con el verbo hacer (llamado proverbo por algunos autores):

Los estudiantes copiaron el texto de Internet.

Lo que hicieron los estudiantes fue copiar el texto de Internet.

Si el grupo verbal contiene el verbo hacer, la perífrasis formados lo contendrá doblemente. Esto está limitado a los casos en que el verbo que aparece en el foco designa una acción:

El profesor hizo repetir el examen.

*Lo que el profesor hizo fue repetir el examen. [incorrecto]

Lo que el profesor hizo fue hacer repetir el examen. [correcto]

El Gobierno sabía la verdad.

*Lo que el Gobierno hacía era saber la verdad. [incorrecto]

Si el foco contiene una preposición, esta se repite en la oración relativa:

Con un bate de béisbol hizo huir a los ladrones.

Con un bate de béisbol fue con lo que hizo huir a los ladrones.

El presidente del Gobierno hizo referencia al paro.

Al paro es a lo que hizo referencia el presidente del Gobierno.

Las copulativas enfáticas de relativo muestran una serie de peculiaridades sintácticas que se han atribuido a efectos de contagio o efectos de conectividad que ejercen sobre ellas las variantes no perifrásticas correspondientes o por el foco de la construcción desde una posición externa a la relativa:

La alternancia entre las dos opciones En esta casa {fue ~ es} donde murió, ambas correctas, indica que el tiempo del verbo ser en la primera está asimilado al de la oración subordinada (murió) y ha perdido, por tanto, su valor propio.

El verbo ser de las copulativas enfáticas de relativo concuerda con el foco en número y persona:

Soy yo el que llamó;

Fuiste tú la que se equivocó;

Eran ellos los que iban a encargarse.

Esa correspondencia se extiende a veces al verbo de la relativa:

Soy yo el que llamé, en lugar de Soy yo el que llamó.

En los registros formales se prefiere esta última variante, sobre todo si la oración de relativo aparece en posición final.

«Los pronombres de primera y segunda persona, en función de focos de las copulativas enfáticas, imponen siempre sus rasgos de número y persona al verbo ser: Soy yo el que…; Eres tú quien…; Nosotros somos los que… Los demás focos imponen al verbo ser estos mismos rasgos en posición posverbal. La concordancia de número se extiende al relativo:

Eran estos papeles los que me hacían más falta;

Es más dinero lo que tenemos que pedirle.

Se observan alternancias en la concordancia con los relativos neutros. Las muestra, en efecto, el verbo copulativo cuando aparece seguido por un foco con rasgos de plural, como en

Lo único que compré {es ~ son} estos libros.

En cambio, si el foco aparece al comienzo, aunque se construya en plural, predomina el singular en el verbo:

Discos de jazz es lo que oye ahora;

Estos libros es lo único que compré,

preferible a … son lo único que compré.» [RAE: NGLE – Manual, § 40.5.3d]

La RAE recomienda evitar dos formas de discordancia: Grupos preposicionales construidos como focos que se corresponden con grupos relativos no preposicionales, o a la inversa, presencia de la preposición ante relativo y ausencia en el foco:

*Lo que urge es a que el problema se resuelva.

A lo que urge es a que el problema se resuelva.

*Los jugadores con los que mejor me llevo son los brasileños

Con los jugadores con los que mejor me llevo son los brasileños.

Las copulativas enfáticas de relativo que pueden construirse a partir de una oración son tantas como segmentos susceptibles de ser enfatizados puedan reconocerse:

A este autor le falta más imaginación. >

A este autor es al que le falta más imaginación. >

Más imaginación es lo que le falta a este autor. >

Lo que pasa es que a este autor le falta más imaginación.

CONTRUCCIONES DE QUE GALICADO

Galicado se dice de un estilo, de una frase o una palabra que tiene influencia de la lengua francesa. El término que galicado no es enteramente apropiado para estas construcciones, ya que aparecen como formas correctas en francés, italiano, catalán y portugués, entre las lenguas románicas, así como en otras lenguas germánicas como el inglés, alemán, danés y noruego. Se discute entre los gramáticos en torno a si, en estos casos, la partícula subordinante que es conjunción o relativo, pero parece prevalecer hoy la primera opción.

Las construcciones de que galicado se forman con el verbo ser, un segmento focalizado  una oración encabezada por la partícula que:

Por eso fue que lo condenaron a treinta años de prisión.

Fue por eso que lo condenaron a treinta años de prisión.

Es por eso que no me he casado.

Fue entonces que ya empezó a sentirse mal.

No es contigo que estoy hablando.

Las construcciones de que galicado están presentes en todas las áreas del español, aunque son especialmente frecuentes en el español americano, en el que se documentan en todos los registros. Admiten solo dos variantes, según el foco preceda o siga a la cópula. El orden «foco – cópula»

Así fue que ocurrió

es algo menos frecuente que el orden «cópula – foco»

Fue así que ocurrió,

pero ambos se registran ampliamente, tanto en la lengua oral como en la escrita. No aparecen otros órdenes en estas estructuras.

La pauta «foco – cópula» (Así fue que ocurrió) es característica de las oraciones interrogativas parciales:

¿Podrías decirme cómo fue que occurrió?

¿Cuándo fue que empezó la Liga?

¿Dónde fue que lo viste?

¿En qué momento fue que se promulgó esta ley?

En estas preguntas se solicita que se especifiquen datos conocidos, por tanto no equivalen a preguntas como

¿Cuándo ocurrió el accidente?

no equivale a

¿Cuándo fue que ocurrió el accidente?

en la que el hablante sabe que se produjo el hecho en cierto momento, que se desea precisar.

«Son poco naturales en español (tanto en el europeo como en el americano) las interrogativas correspondientes a esta pauta formadas con relativo en lugar de conjunción subordinante, es decir, la pregunta del tipo

¿Cómo fue como ocurrió?

¿Dónde es donde vamos a vivir?

Pero, mientras que en España se tiende a evitar estas oraciones y se opta simplemente por las variantes no perifrásticas:

¿Cómo ocurrió?

¿Dónde vamos a vivir?

las variantes perifrásticas correspondientes son naturales en América:

¿Cómo fue que ocurrió?

¿Dónde es que vamos a vivir?

Las estructuras con que galicado ejemplificadas tienen como focos a adverbios o grupos adverbiales y preposicionales. Se registran también excepcionalmente con focos nominales en algunas variantes de la lengua popular del español americano, como en

¿Quién es que llama?

o en

Ellos fue que me mandaron para acá.

No obstante, estas últimas construcciones no se consideran cultas, a diferencia de las descritas anteriormente.» [DRAE: NGLE, § 40.12e]

COPULATIVAS ENFÁTICAS CONDICIONALES

Se suelen llamar copulativas enfáticas condicionales las formadas por el verbo ser, una oración condicional encabezada por la conjunción si, y un elemento focal, como en

Si habla con alguien es con su amigo Pablo.

El segmento que aporta la información conocida es la oración condicional. Este segmento ocupa siempre la primera posición.

Se forma una variante con de + infinitivo:

De hablar con alguien, sería con su amigo Pablo.

Las copulativas enfáticas condicionales se forman asimismo con los verbos hacer, pasar, suceder, ocurrir y otros análogos cuando se focaliza toda la oración, como en

Si hace algo será molestar.

Si ocurre algo, será que yo llegue tarde al trabajo.

Las copulativas enfáticas condicionales contienen los indefinido alguien, algo o alguno / algún cuando se focaliza un elemento argumental:

Si comía algo era chocolate.

«En la lengua popular de ciertas zonas de Venezuela, Colombia, el Ecuador y Panamá se usan construcciones de foco contrastivo, aparentemente copulativas, que carecen de pronombre relativo y de conjunción subordinante, como

Comía es papas ('Lo que comía es papas') o

Vino fue en barco ('Como vino fue en barco').

Estas construcciones siempre presentan el foco tras la cópula. Algunos gramáticos entienden que no se trata propiamente de oraciones copulativas, sin de construcciones en las que el verbo ser marca directamente el foco de la construcción, que siempre lo sigue de modo inmediato. Aun así, el verbo ser presenta flexión de número y persona, y puede concordar con el constituyente focalizado, como en

Pero ahí se quedaban eran unas cuantas personas.

Además, ser manifiesta variación flexiva temporal. Raramente aparecen estas construcciones en la escritura y se evitan siempre en los registros formales.» [DRAE: NGLE, § 40.12h]