ORACIONES RELATIVAS PREPOSICIONALES

Oraciones relativas encabezadas por una preposición

© Justo Fernández López


ORACIONES INTRODUCIDAS POR RELATIVOS COMPLEJOS

Los relativos complejos están formados por las combinaciones «artículo determinado + que» o «artículo determinado + cual», y siempre aparecen con antecedente expreso.

Los relativos complejos pueden ir precedidos de una preposición, con la que forman un grupo sintáctico que contrae una función dentro de la oración subordinada:

Este es el ordenador con el que trabajo.

Con el que es complemento circunstancial de trabajo.

Los relativos complejos el que y el cual, cuando van precedidos de proposición, pueden alternar:

Esta es la cuestión a la que me refiero.

Esta es la cuestión a la cual me refiero.

Sin preposición también alternan lo cual y lo que en las relativas explicativas con antecedente:

No había trabajo, lo que indujo a muchos jóvenes a emigrar.

No había trabajo, lo cual indujo a muchos jóvenes a emigrar.

Cuando el relativo que es término de las preposiciones a, con, de, en y, en ocasiones, por, puede omitirse el artículo determinado:

Estos son los problemas a los que alude el presidente.

Estos son los problemas a que alude el presidente.

Era admirable la paciencia con la que trataba a los hijos.

Era admirable la paciencia con que trataba a los hijos.

RELATIVAS LIBRES O SEMILIBRES

Las relativas libres y semilibres se caracterizan por la ausencia de antecedente expreso.

Las relativas libres son relativas especificativas que incorporan semánticamente el antecedente, pero sin expresarlo de manera sintáctica:

Quien diga eso miente.

La mayor parte de estas oraciones equivalen a grupos nominales y ejercen sus mismas funciones sintácticas. Pueden ser, por tanto, argumentos de algún predicado. En el ejemplo anterior, Quien diga eso es el sujeto de miente.

Las introducidas por adverbios relativos donde, como, cuando y cuanto suelen equivaler a grupos adverbiales y preposicionales:

Ya hablaremos cuando llegue el momento.

En el ejemplo anterior, la relativa cuando llegue el momento actúa como complemento circunstancial.

Se llaman semilibres las relativas sin antecedente expreso encabezadas por el artículo determinado y el pronombre que (el que / la que / lo que / los que / las que).

De todas las novelas de este autor, la que más me gusta es la última.

En las relativas semilibres el artículo y el relativo forman parte de segmentos sintácticos distintos, por lo que es posible intercalar entre ambos los adjetivos  mismo y único:

De todas las novelas de este autor, la única que me gusta es la última.

En las relativas semilibres puede aparecer el que o sus variantes, pero no el cual y las suyas:

según lo que saben de estas cosas

*según los cuales saben de estas cosas

Se diferencia de las relativas con antecedente, que admiten los relativos complejos el que y el cual:

Es una teoría según la que todo es materia.

Es una teoría según la cual todo es materia.

RELATIVAS LIBRES O SEMILIBRES ENCABEZADAS POR UNA PREPOSICIÓN

Las relativas libres o semilibres pueden ir encabezadas por una preposición, incluso cuando ejercen la función de sujeto.

Con quien está saliendo tu hermano fue novia mía.

Puede darse un solapamiento de preposiciones cuando ambas introducen complementos directos o indirectos:

Uno se lo daba a quien el otro se lo quitaba.

El español rechaza la repetición de la preposición para marcar estos constituyentes por separado:

*Uno se lo daba a a quien el otro se lo quitaba.

Cuando, además de las preposiciones, coinciden los verbos que las introducen, también se fusionan las dos preposiciones:

Piensa por un momento en lo que yo estoy pensando.

*Piensa por un momento en en lo que yo estoy pensando.

Si coinciden las preposiciones, pero no los predicados regentes, se puede evitar el solapamiento construyendo una relativa con antecedente:

Eso es parecido al asunto al que me refiero.

Me limito a hablar de aquello de lo que tengo idea.

Se puede omitir la preposición a ante el relativo donde con verbos que expresan meta o dirección:

Iremos donde digan ustedes.

Iremos adonde digan ustedes.

Iremos a donde digan ustedes.

Para expresar ubicación, alternan donde y en donde, pero es más frecuente donde:

Donde vivo no hay tráfico rodado.

En donde vivo no hay tráfico rodado.

LAS ORACIONES RELATIVAS PREPOSICIONALES

Se denominan relativas preposicionales las formadas por grupos relativos preposicionales, los encabezados por una preposición.

No son oraciones de relativo, sino grupos preposicionales que contienen una oración de relativo, las construcciones formadas por una preposición que toma como término una relativa libre o semilibre. La preposición queda fuera del segmento subrayado, que constituye su término:

Es como si hablara con quien no quería oír.

Sus actuales ideas ya eran muy diferentes de las que había sostenido en su juventud.

Los elementos subrayados en los estos ejemplos equivanel a grupos nominales y admiten sustitución mediante pronombre:

muy diferentes de ellas

OMISIÓN DEL ARTÍCULO

Cuando el grupo preposicional adquiere la forma «preposición + [artículo + que]», se omite a menudo el artículo:

No me gusta la manera en la que se comporta. >

No me gusta la manera en que se comporta.

Solo las preposiciones a, con, de y en admiten la combinación con el relativo que sin artículo determinado.

Será muy duro el examen al que se tengan que someter los alumnos. >

Será muy duro el examen a que se tengan que someter los alumnos.

Lo trató con toda la delicadeza de la que era capaz. >

Lo trató con toda la delicadeza de que era capaz.

De forma esporádica se documenta la omisión del artículo con la preposición por:

Esta es la razón por que no he firmado el contrato con el Real Madrid.

Puede omitirse el artículo en las relativas preposicionales especificativas, pero menos en las explicativas:

Esta es la pluma con la que se firmó la Constitución. >

Esta es la pluma con que se firmó la Constitución.

Cuando el antecedente va precedido de artículo determinado o un demostrativo, se puede omitir ante el relativo:

No me agrada nada la manera en la que se comporta. >

No me agrada nada la manera en que se comporta.

Cuando el grupo nominal indefinido tiene interpretación específica (se refiere a una persona o cosa particular), se acepta la omisión del artículo:

Lo mató con un cuchillo con el que cortaba la carne. >

Lo mató con un cuchillo con que cortaba la carne.

Necesito un sueldo con el que pueda pagar la hipoteca. >

Necesito un sueldo con que pagar la hipoteca.

La omisión del artículo en el relativo complejo se produce cuando el grupo relativo preposicional es complemento de régimen o complemento circunstancial:

No conozco a las personas de las que me hablas. >

No conozco a las personas de que me hablas.

Me desagradó la forma autoritaria con la que trataba a sus hijos. >

Me desagradó la forma autoritaria con que trataba a sus hijos.

No se omite el artículo en los relativos de persona formados con el pronombre que en función de complemento directo:

Este es el estudiante al que suspendieron ya dos veces seguidas.

OMISIÓN DE LA PREPOSICIÓN ANTE EL RELATIVO

La omisión de la preposición en las relativas conlleva la del artículo y se da potestativamente cuando el antecedente está precedido de la misma preposición, es decir, cuando el antecedente lleva la misma preposición que el relativo:

Dejó el coche en el lugar en el que solía dejarlo siempre. >

Dejó el coche en el lugar que solía dejarlo siempre.

Llegué al banco en el preciso momento en el que estaban cerrando. >

Llegué al banco en el preciso momento que estaban cerrando.

Pero la variante en la que aparecen las dos preposiciones es la más extendida.