Ortografía RAE 2010

División de palabras a final de línea

RAE: Ortografía básica de la lengua española, 2010


DIVISIÓN DE PALABRAS CON GUION DE FINAL DE LÍNEA

Se emplea el guion paa dividir aquellas palabras situadas al final de una línea que, por falta de espacio, deben escribirse en parte en la línea siguiente. El guion, colocado inmediatamente despues de la última letra de la línea, indica que el elemento que lo antecede es un fragmento de una palabra que se completa con el fragmento que inicia el renglón siguiente.

El guion no debe separar letras de una misma sílama, sino que debe colocarse en alguna de las fronteras silábicas de la palabra [ver: Ortografía RAE 2010- División silábica]. Excepcionalmente, en las voces prefijadas o compuestas, puede realizarse una división morfológica que no respete las fronteras silábicas.

Las secuencias de dos o más vocales no deben separarse nunca con guion final, se pronuncien o no en una misma sílaba:

can- / séis

descui- / dáis

lim- / piéis

suer- / te

paí- / ses

subi- / ríais

Las palabras compuestas y prefijadas admiten, además de la división silábica, una división morfológica, en la que el guion de final de línea se inserta entre sus componentes, ignorando las fronteras silábicas. Para que en una palabra compuesta o prefijada se pueda aplicar la separación morfológica, debe tenerse en cuenta: en las compuestas, cada uno de los componentes debe tener existencia independiente, mientras que en las prefijadas, la base a la que se une el prefijo debe ser una palabra:

bie- / nestar o bien- / estar

inte- / racción o inter- / acción

hispa- / noamericano o hispano- / americano

mul- / tiusos o multi- / usos

reins- / talar  o re- / instalar

*punti- / agudo [no se puede dividir porque «punti» no existe como palabra independiente]

*in- / erme [tampoco se puede dividir porque «erme» no es una palabra.

*arz- / obispo o *arc- / ángel [no son divisibles porque arz- y arc- no son hoy prefijos productivos]

Cuando la primera sílaba de una palabra está constituida únicamente por una vocal, no debe colocarse tras ella el guion final de línea dejándola aislada al final del renglón. Esta división sí puede realizarse si la vocal va precedida de h:

abue- / lo, y no *a- / buelo

hi- / dratante

Los dígrafos ch, ll, rr y los grafemas complejos gue, qu no pueden dividirse con guion de final de línea por no represenar sonidos dobles. La única excepción se da en las palabras formadas por un prefijo o un elemento compositivo terminado en r (ciber-, hiper-, inter-, super-) antepuesto a una palabra que empieza por r:

arre- / batar

ga- / llo

aba- / rroten

cor- / cho

bote- / lla

enfo- / que

chiqui- / llo

tu- / rrón

hiper- / realista

inter- / relación

Cuando la letra x va seguida de vocal, el guion de final de línea debe colocarse delante de la x. Cuando la x va seguida de consonante, el guion de final de línea se coloca detrás:

ane- / xionar

bo- / xeo

inex- / perto

mix- / to

ex- / seminarista

Las palabras que contienen una h muda intercalada se dividen a final de línea aplicándoles las reglas aquí expuestas, como si dicha letra no existiese. Sí podrán separarse cuando se trate de palabras prefijadas o compuestas en las que sea posible aplicar la división morfológica. En palabras en las que la h intercalada representa un sonido aspirado en español, esta letra ha de considerarse como cualquier otra consonante:

adhe- / sivo

trashu- / mancia

cohi- / bir

prohí- / ben

vihue- / la

des- / hidratado

co- / habitación

rompe- / hielos

dír- / ham

Mo- / hamed

Es preferible no dividir con guion de final de línea las palabras procedentes de otras lenguas cuyas grafías no han sido adaptadas al español.

Las abreviaturas no deben dividirse con guion de final de línea: *ap- / do, *te- / léf.

Las siglas escritas enteramente en mayúscula no deben divisirse con guion final de línea: *UR- / JC; *IR- / PF; *NA- / SA.

Los acrónimos que se han incorporado como palabras plenas al léxico general admiten división con guion de final de línea: Unes- / co, ov- / ni.

Cuando, al dividir una expresión compleja formada por varias palabras unidas con guion, este signo coincida con el final de línea, deberá escribirse otro guion al comienzo del renglón siguiente. Excepto cuando la palabra que sigue es un nombre propio que empieza con mayúscula:

léxico- / -semántico

calidad- / -precio

Ruiz- / Giménez

Las expresiones numéricas, tanto en romanos como en arábigos, deben escribirse enteras dentro de la misma línea: *Juan XX- / III, *1 325 / 000 pts.

«Para la composición tipográfica de textos, suelen hacerse las recomendaciones siguientes:

a) Es conveniente evitar las particiones que generen voces malsonantes: Chi- / cago; o puedan dar lugar a malentendidos: El Gobier- / no aprobó la ley.

b) Se recomienda no dividir palabras de solo cuatro letras.

c) Se procurará evitar que, al dividir una palabra, queden al final o al principio de renglón dos sílabas iguales seguidas: Me dijo que que- / ría ir al cine.

d) Después de punto y seguido se procurará no dejar a final de línea una sílaba de menos de tres letras: El sábado fuimos de excursión. Co- / mimos en una tasca muy barata. Mejor: Comi- / mos...

e) La última línea de un párrafo no deberá tener menos de cinco caracteres, sin contar el signo de puntuación que corresponda». [RAE: DPD, 2005, p. 327]

«Por razones estéticas, debe evitarse:

a)  Dividir palabras de sólo cuatro letras:
ca-sa, la-ca, bo-te.

b)  Separar las palabras de forma se produzcan voces malsonantes o enunciados impropios:
pis-cifactoría, hu-mea, pene-que, euro-peo, ridí-culo, im-puta, caca-túa, caga-chí, teta-nia, hués-pedes.

c)   Dividir palabras de modo que a principio de renglón quede una frase de sentido opuesto al que tiene en el texto:
El profesor dijo que el estudiante italia-
no superó el examen final.

d)  Dejar sílabas repetidas a principio o final de renglón:
En esa ocasión solamente iluminaba aquella pasare-
la la languideciente luz de un farolillo.

e)  Empezar o acabar con sílabas iguales dos o más líneas consecutivas:
Paris (hijo de Príamo y Hécuba) fue criado
por unos pastores, que lo recogieron y le
dieron el nombre de Alejandro ("hombre
que protege" u "hombre protegido"), por-
que no había muerto en la montaña, sino
que había sido “protegido”, al ser recogido.

f)   Terminar con palabras divididas más de tres o cuatro líneas seguidas.» [Alvar Ezquerra, Manuel / Medina Guerra, María Antonia: Ortografía de la lengua española. Barcelona: Bibliograf, 1995, p. 162-163]