Ortografía RAE 2010

Interrogación y exclamación

RAE: Ortografía básica de la lengua española, 2010


 

Los signos de interrogación (¿?) y de exclamación (¡!) delimitan las secuencias interrogativas y exclamativas directas. Es incorrecto suprimir el signo de apertura.

Se pueden omitir los signos de interrogación en enunciados interrogativos independientes que constituyen el título de una obra, un capítulo o una sección de un texto. Es igualmente posible escribir los signos de interrogación:

Cómo amargarse la vida

¿Cómo amargarse la vida?

Se pueden omitir los signos de interrogación en las interrogaciones retóricas en las que no se formula una verdadera pregunta, sino que se expresa una aseveración. En el uso general suelen escribirse en estos casos los signos de interrogación:

Cómo te iba yo a mentir. / ¿Cómo te iba yo a mentir?

(yo de ninguna manera te mentiría)

En las expresiones inequívocamente exclamativas, es frecuente prescindir de los signos de exclamación:

Caramba, qué pronto has venido.

COLOCACIÓN DE LOS SIGNOS DE INTERROGACIÓN Y EXCLAMACIÓN

Los signos de apertura se han de colocar justo donde empieza la pregunta o la exclamación, aunque no coincida con el comienzo del enunciado.

Si no coincide con el inicio del enunciado, la secuencia interrogativa o exclamativa comienza con minúscula, quedando fuera los siguientes elementos:

Las conjunciones y y o en posición inicial deben escribirse como parte de la oración interrogativa o exclamativa:

¿Y dónde lo fuiste a encontrar?

La conjunción pero en posición inicial puede preceder a la secuencia interrogativa o exclamativa (y no van separadas de ella por coma), o incluirse en ella:

Pero ¿cómo se te ocurre hacer una cosa así?

¿Pero cómo se te ocurre hacer una cosa así?

¡Pero qué regalo más bonito!

Cuando se escriben seguidas varias preguntas o exclamaciones breves, se pueden considerar como enunciados independientes y se iniciarán con mayúscula. Es también correcto escribirlas separadas por coma o por punto y coma:

¿Cómo se llamaba? ¿De dónde era? ¿Qué te preguntó?

¿Cómo se llamaba?, ¿de dónde era?, ¿qué te preguntó?

¿Cómo se llamaba?; ¿de dónde era?; ¿qué te preguntó?

Cuando se repiten elementos exclamativos breves, los signos de exclamación encierran todos los elementos:

¡Ja, ja, ja!

USOS ESPECIALES DE LOS SIGNOS DE INTERROGACIÓN Y EXCLAMACIÓN

Se utiliza el signo de cierre entre paréntesis para expresar duda (?) o sorpresa (!).

Se puede abrir con exclamación y cerrar con interrogación, o viceversa, cuando el sentido de una oración es interrogativo y exclamativo a la vez. Aunque es preferible abrir y cerrar con los dos signos a la vez:

¡Cómo has sido capaz de hacer una cosa así? /

¿Cómo has sido capaz de hacer una cosa así!

¿¡Cómo has sido capaz de hacer una cosa así!?

Para indicar mayor énfasis en la entonación exclamativa, se pueden escribir dos o tres signos de exclamación: ¡¡¡Embustero!!!

Para escribir fechas dudosas, se colocan ambos signos, el de apertura y el de cierre: Jan Van Eyck (¿1390?-¿1441?), aunque también es posible escribir únicamente el de cierre: Jan Van Eyck (1390?-1441?). Si se desconoce algún dato, se consigna en su lugar una interrogación de cierre: (?-1441).

CONCURRENCIA CON OTROS SIGNOS

Los signos de interrogación y de exclamación son incompatibles con el punto de cierre:

¿Podrías quedarte con el niño un momento? Tengo que ir al banco.

La coma, el punto y coma y los dos puntos se posponen a los signos de interrogación y exclamación sin dejar espacio de separación:

¿Sabes qué?, me voy a dar una vuelta con el perro.