Ortografía RAE 2010

La tilde en formas complejas

RAE: Ortografía básica de la lengua española, 2010


 

Dado que las reglas de acentuación se aplican dentro de los límites de la palabra gráfica, la acentuación gráfica de las formas o expresiones complejas dependerá, en esencia, de si se escriben en uno o en varias palabras gráficamente independientes.

FORMAS COMPLEJAS ESCRITAS EN UNA SOLA PALABRA

Las palabras compuestas escritas sin guion entre sus formantes se pronuncian con un único acento prosódico (a excepción de los adverbios en -mente, que tienen dos). El acento recae sobre la sílaba tónica del último elemento.  Es decir, las palabras compuestas se someten a las reglas de acentuación como si fueran palabras simples: dieciséis (diez + y + seis) lleva tilde por ser una palabra aguda terminada en -s; baloncesto (balón + cesto) no lleva acento gráfico por ser una palabra llana terminada en vocal; y vendehúmos (vende + humos) sí lo lleva para marcar el hiato de vocal abierta átona y cerrada tónica.

ADVERBIOS TERMINADOS EN -MENTE

Los adverbios terminados en -mente son las únicas palabras que tienen dos acentos prosódicos: el del adjetivo base y el de la terminación en –MENte. Estos adverbios conservan la tilde del adjetivo con el que se forman, si este la lleva: FÁcilMENte (de fácil), RÁpidaMENte (de rápido); pero aMAbleMENte (de amable), BRUScaMENte (de brusco).

FORMAS VERBALES CON PRONOMBRES ENCLÍTICOS

Los pronombres personales me, te, lo, la, le, se, los, las, les, nos, os son palabras átonas que se pronuncian en el discurso formando un único grupo acentual con el verbo al que preceden (y entonces se llaman proclíticos) o al que siguen (y entonces se llaman enclíticos). Los pronombres enclíticos, a diferencia de los proclíticos, siempre se escriben unidos al verbo: mírame, dilo, dáselo (pero me miró, lo dijo, se lo di).

A diferencia de lo establecido en normas ortográficas anteriores, las formas verbales con enclíticos se acentuarán gráficamente siguiendo las reglas generales de acentuación, del mismo modo que las palabras simples: estate, suponlo, dele, fijaos se escribirán sin tilde por ser palabras llanas terminadas en vocal y en -s; mirándome, déselo, léela, fíjate deben llevar tilde por ser palabras esdrújulas; y oídme, salíos, reírte se escriben con tilde por contener un hiato formado por una vocal cerrada tónica y una vocal abierta átona.

Las formas del voseo con pronombres enclíticos no constituyen ninguna excepción: pensalo (sin tilde por ser voz llana terminada en vocal), decímelo (con tilde por ser voz esdrújula).

Pierden el acento escrito formas verbales con pronombres enclíticos que antes lo llevaban. Desde ahora, se sujetan a las normas generales de acentuación. Por eso, las formas verbales en pretérito indefinido con enclítico, que antes llevaban tilde, desde ahora ya no lo llevarán: saliose, acabose, mirose, comprose, que antes se escribían salióse, acabóse, miróse, compróse.

Así como las formas de imperativo afirmativo con pronombre enclítico: (imperativo de dar, que lleva tilde o acento diacrítico para diferenciarlo de de preposición) pierde el acento al agregarle un clítico: dele, denos, deme. También las formas voseantes del imperativo de segunda persona del singular, tanto si llevan pronombre enclítico como si no lo llevan, siguen siempre las reglas de la acentuación.

PALABRAS COMPUESTAS FORMADAS POR PALABRAS UNIDAS CON GUION

Las palabras unidas entre sí mediante un guion, sean del tipo que sean y con independencia de cómo se pronuncien, siempre conservan la acentuación gráfica que corresponde a cada uno de los términos por separado: Luis-Martín, Hernández-Carnero, crédito-vivienda, kilómetros-hora, germano-soviético, teórico-práctico; épico-lírico, Madrid-París-Berlín.

EXPRESIONES COMPLEJAS FORMADAS POR VARIAS PALABRAS INDEPENDIENTES

A diferencia de los compuestos anteriores, en los que los elementos léxicos se unen, bien directamente, formando una sola palabra, bien mediante un guion, hay expresiones compuestas formadas por yuxtaposición de palabras gráficamente independientes que constituyen unidades léxicas. Mientras mantengan su autonomía gráfica, cada uno de los elementos que integran estas expresiones complejas debe escribirse con la acentuación gráfica que le corresponde como palabra independiente, tanto si conserva en ellas su acento prosódico como si no:  vigésimo quinto, arco iris, puerco espín, José María, Buenos Aires.

Si alguna de estas expresiones complejas pasa a escribirse en una sola palabra, las reglas de acentuación gráfica se aplican sobre la voz compuesta resultante: vigésimoquinto, arcoíris, puercoespín, Josemaría.