PERÍFRASIS MODALES DE INFINITIVO

deber + infinitivo - deber de + infinitivo

© Justo Fernández López


Norma de la Real Academia

 «Deber + infinitivo o deber de + infinitivo: Aunque una y otra se documentan en ambos usos, se recomienda el empleo de deber + infinitivo y deber de + infinitivo con los valores señalados. No obstante, el uso de deber + infinitivo con valor de conjetura está hoy sumamente extendido, incluso entre escritores de prestigio.» [RAE: Nueva gramática básica de la lengua española. Madrid: Espasa, 2011, p. 160]

«Suele analizarse la primera como radical y la segunda como epistémica. Así,

Debes beber mucha agua

expresa, en principio, un consejo o una obligación, mientras que

Debes de beber mucha

agua transmite una conjetura del hablante, es decir, la manifestación de una probabilidad inferida. No obstante, el uso de «deber + infinitivo» para expresar conjetura está sumamente extendido incluso entre escritores de prestigio:

Es verdad que nadie ha estado en ese cuarto por lo menos en un siglo –dijo el oficial a los soldados–. Ahí debe haber hasta culebras;

Debe hacer mucho frío en la calle, entonces un coñac doble;

No debes haber llegado hace mucho, imagino.

Este uso se registra también en textos antiguos. Como perífrasis de obligación se

recomienda la variante sin preposición, esto es «deber + infinitivo». Aun así, «deber de + infinitivo» también se documenta en textos, clásicos y contemporáneos, con este valor.» [RAE: NGLE-Manual, § 28.2.2a]

«Suele analizarse «deber + infinitivo» como modal radical [deóntico] y «deber de + infinitivo» como epistémico. Así, Debes beber mucha agua expresa un consejo o una obligación del destinatario, mientras que Debes de beber mucha agua expresa una conjetura del hablante. Existen, no obstante, numerosas excepciones a esta regla general.

Los textos ponen de manifiesto que el contraste se desdibuja muy a menudo, sobre todo en presente de indicativo. «Deber + infinitivo» se documenta con mucha frecuencia para expresar probabilidad, y aparece además en contextos que son propios de la modalidad epistémica. Los textos que registran estos hechos pertenecen tanto al español americano como al europeo, aunque proporcionalmente son algo más numerosos en el primero que en el segundo. Se trata, además, de un uso muy extendido que se documenta en escritores de prestigio. [...]

Son igualmente numerosos, sobre todo en el español americano, los usos de «deber de + infinitivo» para expresar obligación. Este empleo de la perífrasis, que ya conoció la lengua clásica, es frecuente sobre todo en México y Centroamérica, pero también se documenta en la lengua culta de Venezuela y en otros países del área caribeña, así como en algunos de la andina. [...]

Por su gran extensión en el mundo hispanohablante en todos los niveles de lengua, no puede considerarse incorrecto el uso de «deber + infinitivo» con el sentido de conjetura o probabilidad inferida. Para expresar obligación se recomienda la variante sin preposición.» [RAE: NGLE, § 28.6i-k]

«Deber funciona como auxiliar en perífrasis de infinitivo que denotan obligación y suposición o probabilidad:

a) deber + infinitivo. Denota obligación: Debo cumplir con mi misión. Con este sentido, la norma culta rechaza hoy el uso de la preposición de ante el infinitivo: Debería de haber más sitios donde aparcar sin tener que pagar por ello.

b) deber de + infinitivo. Denota probabilidad o suposición: No se oye nada de ruido en la casa. Los viejos deben de haber salido. No obstante, con este sentido, la lengua culta admite también el uso sin preposición: Marianita, su hija, debe tener unos veinte años.» [RAE: Diccionario panhispánico de dudas. Madrid, 2005]

 


 

Opiniones de otros autores

«Deber de + infinitivo significa suposición: Pedro debe de estar en el museo (= probablemente está).

Es muy frecuente la confusión entre los usos de deber de y deber + infinitivo, facilitada, sin duda, por el hecho de que la suposición firme se suele expresar en forma de obligación: Pedro tiene que estar en el museo (= está, con toda probabilidad; está, sin duda). (Compárese el inglés must = ‘debe’ y ‘debe de’). Por esta razón es más frecuente el uso, no académico, de deber + infinitivo en el sentido de probabilidad, que el de deber de + infinitivo en el sentido de obligación. El primero, además, encierra la gran ventaja de ahorrar las numerosas cacofonías a que da lugar el uso de deber de: debe de decir; debe de ver; debe de visitar; debe de haber; debe de dar, etc. [...]

Lo más recomencable es mantener la distinción establecida por la Academia (deber + infinitivo = obligación; deber de + infinitivo = probabilidad). También se considera, en la práctica, admisible el uso de deber con el sentido de probabilidad; se considera vulgar en cambio, el uso de deber de con el sentido de obligación.» [Seco, Manuel: Diccionario de dudas y dificultades de la lengua española. Madrid: Espasa-Calpe, 1998, p. 149-150]

·

«Deber (de) + infinitivo posee una doble interpretación modal: Juan debe (de) venir a la reunión. Esta oración puede interpretarse como ‘Juan está obligado a venir’ (necesidad deóntica) o como ‘Juan probablemente viene/venga’ (necesidad epistémica). El contexto es el encargado de desambiguar estas construcciones.

Nos alejamos, por tanto, de la norma académica en la distinción de dos construcciones perifrásticas: una perífrasis obligativa (deber + infinitivo) y una perífrasis (deber de + infinitivo) con un significado de probabilidad.»

[García Fernández, Luis (dir.): Diccionario de perífrasis verbales. Madrid: Gredos, 2006, p. 110]

·

«La perífrasis debe + infinitivo, con su significado de ‘obligación’ y deber de + infinitivo con su significado de ‘probabilidad’, se han identificado con frecuencia en el pasado y se siguen identificando en la actualidad. La identificación hoy es más frecuente en la lengua coloquial que en la escrita culta, y es más normal a favor de deber + infinitivo que a favor de deber de + infinitivo. En efecto, cuando se oye esta última con valor obligativo parece que puede deberse a un fenómeno de ultracorrección o a un fenómeno de énfasis. De todas formas, la identificación entre ambas construcciones, a pesar de su aparente utilidad (según la norma académica, no se dice lo mismo en Tu hijo debe estar en clase (= ‘tiene la obligación de estar en casa’) que en Tu hijo debe de estar en clase (= ‘probablemente esté en clase’), parece deberse a las siguientes causas:

 

a)

La desaparición de [d] entre vocales dentro del decurso en muchos contextos. Se trata de un fenómeno de fonética sintáctica.

 

b)

En toda ‘probabilidad’ se esconde una ‘obligación’.

 

c)

En la lengua hablada,, los aspectos pragmáticos (contexto, situación, entonación...) son lo suficientemente ricos como para evitar la ambigüedad.

A pesar de la confusión entre ambas construcciones, nosotros las vamos a tratar por separado, atendiendo así a lo preceptuado por la RAE.»

[Gómez Torrego, L.: “Los verbos auxiliares. Las perífrasis verbales de infinitivo”. En: Bosque, Ignacio / Demonte, Violeta (eds.): Gramática descriptiva de la lengua española. Madrid: Espasa Calpe, 1999, § 51.3.1.1]