PERÍFRASIS MODALES DE INFINITIVO

deber + infinitivo

© Justo Fernández López


 

LAS PERÍFRASIS MODALES DE INFINITIVO

La modalidad puede referirse al sujeto de la oración (modalidad deóntica, personal, radical, objetiva) o a la actitud del hablante respecto al grado de veracidad del enunciado (modalidad epistémica, impersonal o subjetiva):

Modalidad deóntica = obligación (del gr. δέον  ‘el deber’), llamada también personal o radical (terminología que usa la NGLE) u objetiva (según la gramática alemana). Se atribuye al sujeto de la oración capacidad, capacitación, deber, habilidad, obligación, voluntad, disposición de naturaleza intencional en relación con algo. Expresa el grado de necesidad, obligación, deber, posibilidad que tiene el sujeto para desarrollar la acción. Está orientada hacia el futuro.

Modalidad epistémica = probabilidad (del gr. ἐπιστήμη ‘conocimiento’), llamada también impersonal o subjetiva (según la gramática alemana). Se expresan el grado de veracidad o de seguridad que confiere el propio hablante a lo que dice. Se presenta como necesario, posible o probable algún estado de cosas a juicio del hablante, o bien se pone de manifiesto el hecho de que el hablante ha adquirido la certidumbre de algo después de un proceso que lo llevó a constatarlo.

Contrafáctico o contrafactual ‘contrario a los hechos’, es decir, la acción que se describe no tuvo lugar. Valor no contrafáctico o contrafactual implica que la acción se realizó efectivamente.

Ambigüedad: Algunos auxiliares modales pueden usarse como deónticos o como epistémicos. La posibilidad de obtener una u otra interpretación está condicionada por el contexto precedente. Las zonas semánticas de lo obligatorio-pasivo (‘verse obligado a’) y lo probable (‘probablemente’, ‘puede ser que’) están muy próximas, por lo que una misma oración puede resultar ambigua. Solo aspectos pragmáticos (relativos al contexto) o fónicos (entonación) ayudan a saber cuál es el aspecto que predomina.

 

deber + infinitivo

 

 

Propiedades formales:

a)    Cuando se elimina el infinitivo, este puede recuperarse con el proverbo hacerDebemos pagar la factura. > Debemos hacerlo.

b)    La eliminación no es posible en pasivas reflejas con sujeto en plural: Se deben pagar las facturas. > *Se deben.

c)     El auxiliar deber es compatible con infinitivos compuestos solo cuando no está en presente: Debió haberlo hecho; Debería haberlo hecho. Pero *Debe haberlo hecho (= ‘tiene la obligación de haberlo hecho’).

d)    La perífrasis deber + infinitivo, frente a tener que + infinitivo, poder + infinitivo, etc., no puede aparecer en oraciones subordinadas ni precedida del auxiliar ir a cuando el auxiliar (deber) está en infinitivo: *Me gustaría deber ayudarte. *Voy a deber ayudarte.

e)    La única restricción léxica de esta perífrasis de modalidad deóntica es la incompatibilidad con el verbo deber en su uso léxico, lo que sí es posible en la lectura epistémica de la construcción (deber de + infinitivo): *Debe deber mucho dinero. Frente a: Debe de deber mucho dinero (‘probablemente deba mucho dinero’).

Valores fundamentales:

El valor fundamental con sujetos humanos agentes es el de ‘obligación activa’; con sujetos de cosa, sujetos cero o sujetos humanos pacientes el valor es de ‘necesidad u obligación pasiva’.

 

Debes pagar la factura antes de final de mes. [‘obligación activa’]

El piso debe tener muebles. [‘necesidad’]

Debería llover pronto. [‘es necesario que’]

Los hijos deben recibir cariño de los padres. [‘obligación pasiva’]

La perífrasis tener que + infinitivo es mucho más frecuente que deber + infinitivo para expresar obligación (modalidad deóntica) y probabilidad (modalidad epistémica). Denota un grado más alto de necesidad que deber. La necesidad expresada con deber + infinitivo está en consonancia con lo generalmente deseable o con normas aceptadas que así lo imponen.

 

Las autoridades tienen a veces que cometer actos ilegales.

[‘se ven forzadas a ello’]

Las autoridades deben a veces cometer actos ilegales.

[‘están sujetas a una norma ética superior que exige un comportamiento ilícito’]

«Son numerosos, sobre todo en México y Centroamérica, los usos de deber de + infinitivo para expresar obligación:

 

El caballo debe de ir controlado por el jinete.

Todo pastor debe de estar reconocido por alguna universidad.

No debes de utilizar tu imagen para...

Debes de mostrar más respeto.

Debes de creerme.

Por su extensión en el mundo hispanohablante en todos los niveles de lengua, no puede considerarse incorrecto el uso de deber + infinitivo con el sentido de conjetura o probabilidad inferida. Para expresar obligación se recomienda la variante sin preposición.» [RAE: NGLE, § 28.6k]

«Deber + infinitivo significa obligación: Pedro debe estar en el museo (= obligación). No significa necesidad (= tener que), como ocurre en el español hablado por catalanes: Ricardo se endeuda y debe pedir prestado a todo el mundo.» [Seco, Manuel: Diccionario de dudas y dificultades de la lengua española. Madrid: Espasa-Calpe, 1998, p. 149-150]

 

Auxiliar: pretérito perfecto simple / imperfecto de indicativo / imperfecto de subjuntivo / condicional simple + infinitivo compuesto

 

Modalidad: deóntica.

Valor: necesidad u obligación del sujeto unido al ‘desiderativo’ del hablante, que expresa un deseo sobre la necesidad de un hecho que no se ha llegado a realizar.

Debieron / debían / debieran / deberían haberle encarcelado. =

Debieron / debían / debieran / deberían encarcelarlo.

Debí habérselo dicho, pero no me atreví. =

Debí decírselo, pero no me atreví.

Debiste haber llegado antes. =

Debiste llegar antes.

No debí haber aceptado. =

No debí aceptar.

No debiste haber bebido alcohol con las pastillas. =

No debiste beber alcohol con las pastillas.

Nunca debieron haber sido condenados. =

Nunca debieron ser condenados.

Debemos / debimos haber dejado el coche en otra parte. =

Debemos / debimos dejar el coche en otra parte.

La opción con el infinitivo compuesto sugiere de forma más marcada la interpretación contrafactual (‘no se llegó a realizar la acción’).

 

Auxiliar: pretérito perfecto simple + infinitivo simple o compuesto

 

Modalidad: deóntica.

Valor: necesidad u obligación del sujeto unido al ‘desiderativo’ del hablante, que expresa un deseo sobre la necesidad de un hecho que no se ha llegado a realizar (lectura contrafáctica).

Debieron encarcelarlo (= debieron / debían / debieran / deberían haberle encarcelado).

Debí operarme (= debía / debí haberme operado).

[como el caso anterior = neutralización]

Sé que debí pedirle perdón.

[implica la no realización de la acción: ‘no le pedí perdón’]

La solicitud debió ser presentada la semana pasada. (= debió haber sido presentada...).

Debimos ser más precavidos. (= debimos haber sido más....).

Debiste haberlo previsto. (= debiste preverlo).

 

Auxiliar: imperfecto de indicativo / condicional simple + infinitivo compuesto

 

Modalidad: deóntica.

Valor: deber admite el infinitivo compuesto con interpretación contrafáctica cuando se construye con pretérito imperfecto de indicativo o con condicional

Debía / debería haber llegado ya a Buenos Aires, pero todavía no hay noticias.

Son cosas que debía / debería haber hecho ya la semana pasada.

Este trabajo debías / deberías haberlo terminado ya hace una semana.

 

Auxiliar: presente / imperfecto de indicativo / imperfecto de subjuntivo / condicional simple + infinitivo simple

 

Modalidad: deóntica.

Valor: obligación activa del sujeto y ‘deseo’ del hablante referidos a un hecho no realizado pero posible en su realización futura.

Debo decírselo, pero temo que se moleste.

Debe haber una solución que mantenga a Cataluña dentro de España.

Debían / debieran / deberían encarcelarlo.

Un buen mentiroso debe preverlo todo.

 

«Obsérvese cómo el pretérito imperfecto de subjuntivo (debieran) es posible en estas construcciones en las que se neutraliza con el condicional simple. Ocurre lo mismo con los verbos querer y poder: Quisiera (querría) decírtelo; Pudiera (podría) ser. En estos casos no se permite la forma en –se (*Debiesen hacerlo).

Estas construcciones con debía / debiera / debería + infinitivo simple sirven, con frecuencia, para que el hablante manifieste un deseo, un consejo o una orden atenuada con relación al interlocutor. Se convierten, así, en formas de cortesía en lugar del uso del presente, que aporta esos valores pero de forma más directa y menos cortés:

Debes / debías / deberías / debieras trabajar más.»

[Gómez Torrego, en: Bosque/Demonte (eds.), § 51.3.1.1]

 

En combinación con la negación:

«En combinación con la negación, la construcción presenta un comportamiento peculiar. Así a diferencia de la perífrasis tener que + infinitivo, emparentada con deber (de) + infinitivo, en la medida en que ambas expresan necesidad, la negación puede ir antepuesta o pospuesta al auxiliar, frente a la anteposición obligatoria con la forma tener:

 

Juan no debe (de) venir a la reunión.

Juan debe (*de) no venir a la reunión.

Juan tiene que venir a al reunión.

*Juan tiene que no venir a la reunión.

Solo el contexto lingüístico o extralingüístico nos permite distinguir cuando la negación afecta a la modalidad o al contenido proposicional.»

[García Fernández, Luis (dir.): Diccionario de perífrasis verbales. Madrid: Gredos, 2006, p. 112]