Sistemas pronominales de tratamiento

usados en el mundo hispánico

© Justo Fernández López


Para el voseo ver: Voseo y tuteo

 

Sistemas pronominales de tratamiento 

 

«Los diferentes sistemas de pronombres de tratamiento empleados en las distintas regiones del mundo hispánico constituyen uno de los puntos más complejos de la gramática española ya que existe una gran variación de usos que incluye a la Península Ibérica y Canarias, pero que alcanza su complejidad máxima en América. De tal modo, podemos distinguir en el español actual como mínimo cuatro sistemas pronominales, considerando en uno de los casos dos subsistemas diferentes.

 

Sistema pronominal I

 

SINGULAR

PLURAL

Confianza

vosotros / vosotras

Formalidad

usted

ustedes

 

El sistema I presenta el siguiente paradigma flexivo:

 

SUJETO

OBJETO

REFLEJO

TÉRMINO DE

COMPLEMENTO

POSESIVO

te

te

ti / contigo

tu/tus

tuyo/-a/-os/-as

usted

lo/la/le

se

usted

su/sus

suyo/-a/-os/-as

vosotros

os

os

vosotros

vuestro/-a/-os/-as

ustedes

los/las/les

se

ustedes

su/sus

suyo/-a/-os/-as

 

Es el único sistema del mundo hispánico en el que actúa la oposición confianza / formalidad para el plural, ya que en los restantes se encuentra neutralizada.

Su uso se extiende a toda la Península Ibérica, salvo las zonas de Andalucía en las que se emplea el sistema II y a las que más adelante nos referiremos. Existe en la región que emplea este sistema leísmo, ya que le y les se emplean con valor de objeto directo y también zonas loístas y laístas en las que lo y la se utilizan como objetos indirectos.

 

Sistema pronominal II

 

 

SINGULAR

PLURAL

Confianza

ustedes

Formalidad

usted

 

El sistema II presenta el siguiente paradigma flexivo:

 

SUJETO

OBJETO

REFLEJO

TÉRMINO DE

COMPLEMENTO

POSESIVO

te

te

ti / contigo

tu/tus

tuyo/-a/-os/-as

usted

lo/la/lo

se

usted

su/sus

suyo/-a/-os/-as

 

ustedes

 

los/las/les

 

se

 

usted

su/sus

suyo/-a/-os/-as

(vuestro/-a/-os/-as /

de ustedes)

 

Este sistema tiene una basta extensión que comprende territorios de la Península Ibérica, Canarias y zonas de América. En tierras peninsulares, se extiende por la Andalucía occidental y partes de Córdoba, Jaén y Granada. En Canarias se encuentra prácticamente generalizado, mientras que en América se extiende por casi todo el territorio mexicano y peruano, así como en las Antillas. También comprende la mayor parte de territorio de Colombia y Venezuela y una pequeña parte del territorio uruguayo. [...]

En cuanto a los pronombres objeto correspondientes a usted, ustedes, en las regiones en las que se emplea el sistema II predominan ampliamente los usos etimológicos (sin leísmo, laísmo, loísmo).

«En lo que hace al posesivo, la generalización de ustedes como forma de plural lleva al uso de su/s, o sea, suyo/-a/-os/-as como posesivo de segunda persona plural, en casos como: ¿Dónde están sus carpetas? Estas formas presentan, entonces, una amplia homonimia ya que se las emplea para tercera persona singular y plural, para segunda del plural y para la segunda forma del singular, usted. Tanto en el sistema II, como en III y IV, se recurre a varios mecanismos para evitar la ambigüedad. El otro, reservado casi exclusivamente a la lengua escrita, es el uso de vuestro/-a/-os/-as, como podemos observar en el ejemplo siguiente, tomado de una región en la que se emplea el sistema IV:

Megáfono en mano, Ortega [gobernador de Tucumán] salió hasta las escalinatas del hotel ... y expresó: “He bajado para dar la cara y hablar con ustedes como corresponde. Quiero manifestarles mi absoluta solidaridad con vuestra situación”. [La Nueva Provincia, Bahía Blanca, Argentina, 16-II-1995].» [Fontanella de Weinberg 1999: p. 1403 s.]

Sistema pronominal III

 

IIIa.

 

SINGULAR

PLURAL

Confianza

vos / tú

ustedes

Formalidad

usted

 

IIIb.

 

SINGULAR

PLURAL

Intimidad

vos

 

Confianza

vos / tú

ustedes

Formalidad

usted

 

 

El sistema IIIa y IIIb presentan el siguiente paradigma flexivo:

 

SUJETO

OBJETO

REFLEJO

TÉRMINO DE

COMPLEMENTO

POSESIVO

vos

te

te

vos

 

tu/tus

tuyo/-a/-os/-as

te

te

ti / contigo

tu/tus

tuyo/-a/-os/-as

usted

lo/le

se

usted

 

su/sus

suyo/-a/-os/-as

 

ustedes

 

los/las

 

se

 

ustedes

su/sus

suyo/-a/-os/-as

vuestro/-a/-os/-as

 

El sistema IIIa es el más difundido en las regiones americanas en las que coexisten voseo y tuteo y consiste en una alternancia bastante generalizada de formas, sin una delimitación funcional, más allá de la mayor preferencia de los hablantes más cultos y en los estilos más cuidados por y, a la inversa, una mayor frecuencia de vos en hablantes de menor nivel sociocultural y en estilos más informales. Esta situación es claramente señalada para Chile por Morales (1972-1973: 262): “Al estudiar los tratamientos que en nuestro medio se dispensan al interlocutor, una de las cosas que más llama la atención es la relativa falta de autonomía del voseo”. Esta falta de autonomía se ve reflejada claramente por la combinación de formas de tuteo y voseo pronominales y verbales.

Alternancia del tuteo y voseo se encuentran también en gran parte de Bolivia, el sur de Perú, parte de Ecuador, gran parte de Colombia, el oeste venezolano, la región limítrofe de Panamá y Costa Rica y el estado mexicano de Chiapas.

El sistema IIIb se encuentra en el Uruguay, donde se distinguen tres niveles de formalidad: vos, íntimo, de confianza y usted en el uso formal. [...]

 

Sistema pronominal IV

 

 

SINGULAR

PLURAL

Confianza

vos / tú

ustedes

Formalidad

usted

 

El sistema IV presentan el siguiente paradigma flexivo:

 

SUJETO

OBJETO

REFLEJO

TÉRMINO DE COMPLEMENTO

POSESIVO

vos

te

te

vos

 

tu/tus

tuyo/-a/-os/-as

usted

lo/la/le

se

usted

 

su/sus

suyo/-a/-os/-as

 

ustedes

 

los/las/les

 

se

 

ustedes

su/sus

suyo/-a/-os/-as

(vuestro/-a/-os/-as / de ustedes)

 

El sistema pronominal IV es el empleado en forma generalizada en el territorio argentino y el usado también en Costa Rica, Nicaragua, Guatemala y Paraguay.

En El Salvador y Honduras se lo emplea también ampliamente, aunque en los niveles y estilos más elevados puede alternar con el uso de tuteo (sistema II).

En la actualidad se da un uso generalizado del voseo en relaciones de confianza, prácticamente en todos los estilos orales y escritos. [...]

El voseo es utilizado también en actos oficiales de la más elevada jerarquía, cuando el orador se dirige a una segunda persona con quien tiene una relación cercana. [...]

La generalización de este uso pronominal en el territorio argentino y en especial en la región bonaerense muestra un uso peculiar que lo separa de la mayor parte de las naciones hispanoamericanas, incluso del español del Uruguay, con el que en muchos otros aspectos comparte sus características. Sin embargo una situación muy similar parece darse en algunos países centroamericanos, en particular en Costa Rica.»

[Fontanella de Weinberg, M. Beatriz: “Sistemas pronominales de tratamiento usados en el mundo hispánico”. En: Bosque, Ignacio / Demonte, Violeta (eds.): Gramática descriptiva de la lengua española. Madrid: Real Academia Española / Espasa Calpe. 1999, vol. 1, § 22.2.1-4]

Pleonasmo o el doblado del posesivo:

«El posesivo de tercera persona, especialmente en la forma apocopada su, crea a menudo frases ambiguas. Al decir su casa podemos referirnos a la casa de él, de ella, de ellos, de ellas, de usted o de ustedes. Aun el neutro carece de forma propia: su dificultad puede ser la dificultad de ello. Para remediar la indeterminación del poseedor, nuestro idioma se vale, desde antes de la época clásica, del recurso de añadir a su, sus el nombre del poseedor, o el pronombre que lo señala, precedido por la preposición de, siempre que el contexto no basta para indicarlo: su casa de Antonio; sus rentas de usted; su madre de ellas. Esta práctica se mantiene en el habla moderna, pero con visible tendencia a limitarla a su de usted y su de ustedes: su hermana de usted; sus preocupaciones de usted. Ordinariamente, tanto en España como en América, su, sus sin indicación del poseedor aluden a una tercera persona.

Me complacería mucho conocer su opinión de Vd. acerca de él.

Por lo que veo su marido de usted era un hombre de pocas luces.

El desuso de vosotros en América ha traído la eliminación del posesivo vuestro, sustituido por de ustedes: la casa de ustedes en vez de vuestra casa, que sería afectación entre hispanoamericanos. Por analogía se ha propagado la sustitución de nuestro por de nosotros en varios países de la América hispana, aunque no con carácter general; por ejemplo

Este rancho es de nosotros.

Los relojes de nosotros no van a ser de plata.» [RAE 1973: § 3.10.9b-c]

«El posesivo antepuesto de tercera persona puede aparecer doblado por el complemento genitivo introducido por de que expresa al poseedor:

su casa de Juan

su libro de usted

su abuelo de ellas

El español peninsular actual tiende a limitar el doblado del posesivo a los casos

su(s) de usted

su(s) de ustedes

Sin embargo, este pleonasmo es de uso frecuente en el habla popular de México o del español andino.

Español de México:

Su novio de Juana.

Su pulque de ellos.

Sus nuevos aviones de Aeroméxico (sus = Aeroméxico).

Español andino:

Murió su primo de mi mamá.

Un señor le ha quitado de la señora su quinua.

De ese chiquito su perro diferente es.

Se quemó del joven su pantalón.

El poseedor debe ser humano o susceptible de ser tratado como humano (Aeroméxico es una compañía formada por seres humanos). Por otro lado, el doblado es sólo posible cuando el complemento introducido por de expresa posesión material. En el español antiguo existen numerosos ejemplos de este pleonasmo, que se manifiesta única y exclusivamente con posesivos de tercera persona.»

[Picallo, M. Carme / Rigau, Gemma: “El posesivo y las relaciones posesivas”. En: Bosque, Ignacio / Demonte, Violeta (eds.): Gramática descriptiva de la lengua española. Madrid: Real Academia Española / Espasa Calpe. 1999, vol. 1, § 15.2.3]

 

 

[Fuente: Zamora Vicente, A.: Dialectología española. Madrid: Gredos, 1967, 203]