PRONOMBRES RELATIVOS

Resumen (NGLE)

© Justo Fernández López


 

Oraciones relativas especificativas

Delimitan el significado del antecedente y no van separadas por comas en la escritura o por pausas en la entonación:

Los árboles del parque que estén dañados serán talados.

[solo los árboles dañados serán talados, los otros no]

No se pueden suprimir sin que ello afecte al significado del antecedente.

Son incompatibles con los pronombres personales (*ella que está en edad de casarse) y con los nombres propios (*Miguelito que tiene diez añitos).

Solo admiten el que / el cual / quien (para personas) y sus variantes morfológicas precedidos de preposición:

El libro del que te hablé.

El libro del cual te hablé.

El chico de quien te hablé.

El equipo contra el que jugamos ayer.

El equipo con el cual jugamos ayer.

Los chicos contra los cuales jugamos ayer.

El cual y sus variantes morfológicas rechaza la función de sujeto (las noveles que me gustan / *las novelas las cuales me gustan) y la de objeto directo sin preposición (las novelas que suelo leer / *las novelas las cuales suelo leer).

Solo se construyen como término de preposición (la novela de la cual está sacada esta escena).

Pueden construirse con indicativo, infinitivo o con subjuntivo: alguien en quien confío / alguien en el que confío / alguien en el cual confío / alquien en quien confiar / alguien en quien pueda confiar...

Oraciones relativas explicativas

No restringen ni delimitan el significado del antecedente, sino que le añaden cierta información:

Los árboles del parque, que están dañados, serán talados.

[todos los árboles están dañados y todos serán talados]

Constituyen un inciso separado del resto por medio de pausas y en la escritura por comas.

Se pueden suprimir sin que ello afecte esencialmente al significado del antecedente.

Son compatibles con los pronombres personales y con los nombres propios.

El que y quien no están sujetos a restricciones.

El cual puede desempeñar la función de sujeto y de objeto directo.

Solo se forman normalmente con indicativo.

 

 

que

 

 

 

Es invariable en género y número. Puede referirse a seres animados y no animados. Precedido de artículo determinado forma los relativos complejos: el que, la que, lo que.

Se construya con antecedente expreso.

Cuando va precedido de preposición, esta se puede elidir en los complementos directos animados (los compañeros que recuerdo ~ los compañeros a los que recuerdo); en los complementos circunstanciales de tiempo (el día en que nació mi hijo ~ el día que nació mi hijo).

Cuando el antecedente y el relativo llevan la misma preposición, en el habla coloquial se tiende a suprimirla delante de este último:

Contó chistes con la gracia con que siempre los cuenta.

Contó chistes con la gracia que siempre los cuenta.

 

 

quien / quienes

 

 

 

Tiene solamente variación de número y carece de flexión de género, pero este se manifiesta en la concordancia con el atributo:

Quienes estaban contentos eran los chicos.

Quienes estaban contentas eran las chicas.

Hace referencia a personas, instituciones o cosas personificadas (es frecuente la personificación de animales).

Puede funcionar como sujeto y como complemento directo:

Quien te diga lo contrario miente.

No olvides a quienes te quieren y te aprecian.

Puede construirse con antecedente expreso o sin él.

Puede introducir relativas explicativas y especificativas, en las que solo puede aparecer si va precedido de preposición:

No conozco a la persona de quien me hablas.

No conozco a la persona de la que me hablas.

No conozco al profesor que va a dar el curso.

*No conozco al profesor quien va a dar el curso.

 

 

cual

 

 

 

Presenta flexión de número (cuales) y solo se usa precedido de artículo determinado con el que muestra variación de género (el cual / la cual / lo cual / los cuales / las cuales).

No encabeza oraciones relativas sin antecedente expreso:

Quien bien te quiere te hará llorar.

El que bien te quiere te hará llorar.

*El cual bien te quiere te hará llorar.

Al igual que quien, aparece en relativas explicativas, con preposición o sin ella.

Solo introduce relativas especificativas si lleva preposición:

Los chicos con los cuales fui a la escuela.

Es desaconsejable emplear la fórmula propia del español coloquial europeo lo cual que.

 

 

el que / el cual / quien

y sus variantes morfológicas

 

 

Se pueden construir con preposición tanto en las oraciones relativas especificativas como en las explicativas:

La cuestión a la que me refiero.

La cuestión a la cual me refiero.

La persona a quien saludaste ayer.

La persona a la que saludaste ayer.

La persona a la cual saludaste ayer.

Sin preposición alternan lo que y lo cual en las relativas explicativas con antecedente oracional:

No hay trabajo, lo cual crea el mayor problema de la región.

No hay trabajo, lo que crea el mayor problema de la región.

 

 

cuyo / cuya / cuyos / cuyas

 

 

 

Tiene flexión de género y número y valor posesivo.

Concuerda con el sustantivo sobre el que incide, no con el antecedente.

Apenas se emplea en registros formales y casi ha desaparecido de la lengua oral.

En los registros informales se suele sustituir por que y un posesivo o un artículo:

Tengo un amigo que su madre es alemana.

En lugar de

Tengo un amigo cuya madre es alemana.

   

EL ANTECEDENTE DEL RELATIVO

 

   

La forma que es pronombre relativo cuando su antecedente (explícito o implícito) es un sustantivo (o pronombre) al que sustituye en su oración.

«Sin embargo, el relativo que a veces tiene como antecedente un adjetivo o un adverbio. En estos casos, sería más lógico hablar respectivamente de proadjetivo y proadverbio (es decir, palabras que desempeñan la misma función que un adjetivo o un adverbio):

Proadjetivo: Lo grande que es esta casa. – Es muy grande.

Proadverbio: Lo lejos que vive Juan. – Juan vive muy lejos.

El proadjetivo y proadverbio que se da en construcciones ponderativas con lo, forma que, en estos caos, adquiere valor cuantificador (de hecho, la correlación lo + que equivale a los exclamativos qué y cuán:

¡Qué (cuán) grande es esta casa!

¡Qué (cuán) lejos vive Juan!

También el proadjetivo y el proadverbio aparecen en oraciones sin el ponderativo lo.

De grande que es no cabe por la puerta.

Por tonto que sea, lo aprenderá.

Por lejos que esté, no se olvidará de mí.»

[Gómez Torrego, L.: Gramática didáctica del español. Madrid: Ediciones SM, 2002, p. 121]

Es incorrecto sustituir los adverbios relativos como, cuando y donde por el relativo que en expresiones del tipo es así como, fue entonces cuando o es aquí donde:

*Fue así que nos conocimos. =

Fue así como nos conocimos.

*Fue en abril que inauguraron el teatro. =

Fue en abril cuando inauguraron el teatro.

*Es en la biblioteca que imparten el curso. =

Es en la biblioteca donde imparten el curso.

«Cuando el antecedente lleva preposición, en el habla coloquial se tiende a suprimir la mención de esa misma preposición delante del relativo:

En la ciudad que vivo hay mucha contaminación;

Del tema que hablamos ayer no me quedó clara una cosa;

en el habla esmerada debe repetirse la preposición:

En la ciudad en (la) que vivo...;

Del tema de(l) que hablamos...

En el español de América y, en España, entre hablantes catalanes, esta supresión es frecuente en las oraciones enfáticas de relativo con el verbo ser, igual que ocurre en francés, razón por la cual algunos tratadistas han denominado «que galicado» a este fenómeno:

Fue por eso que recurrí a una gran amiga de ella;

Con este convencimiento fue que se generó un nuevo concepto de construcción industrial.

La construcción considerada más correcta exige, en estos casos, repetir la preposición ante el relativo, y que este lleve artículo:

Fue por eso por lo que...,

Con este convencimiento fue con el que...

Esta construcción galicada es bastante frecuente cuando el antecedente del relativo es un adverbio de lugar, de tiempo o de modo: «

Es allí que organizan y entrenan a estos grupos contrarrevolucionarios;

Fue entonces que noté, por el ardor, que tenía mordeduras en el dedo medio de la mano derecha;

Fue así que el almuerzo dominical terminó centrándose en el “caldu maní”, sopa de refinada sustancia.

En todos estos casos es preferible emplear el adverbio relativo correspondiente: Es allí donde..., Fue entonces cuando..., Fue así como...

Similares a este tipo de construcciones son las interrogativas perifrásticas con ser encabezadas por un adverbio interrogativo, habituales en América y, en España, entre hablantes catalanes, en las cuales que funciona a modo de conjunción:

¿Dónde fue que lo vio?;

¿Cuándo fue que usted estudió a Marx?;

¿Cómo fue que comenzó esta historia?

Es preferible, en estos casos, el uso de interrogativas no perifrásticas: ¿Dónde lo vio?; ¿Cuándo estudió usted a Marx?; ¿Cómo comenzó esta historia?

El relativo que se emplea a veces con valor cuantitativo-ponderativo, equivalente a cuánto:

¿Sabes las veces que me lo has leído?;

No sabés lo que me costó meterlos en el baño.

Cuando la ponderación se refiere a un adjetivo o a un adverbio, estos se intercalan entre el artículo neutro lo y el relativo que:

¡Sé lo débil que es!;

Es increíble lo bien que se está aquí, lo a gusto que se siente el cuerpo

[RAE: Diccionario panhispánico de dudas]