GEOGRAFÍA Y RELIEVE DE

La América Andina

Justo Fernández López


 

La América Andina comprende los países andinos: Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y Chile. Su armazón continental lo constituye la cordillera andina. Esta cordillera domina las naciones de Colombia, Perú, Ecuador y Bolivia. Chile y Venezuela son más marginales y forman los extremos del ámbito andino. Los Andes constituyen uno de los sistemas montañosos más grandes del mundo. Esta cadena de montañas surgió de la colisión de la placa del Pacífico con la placa sudamericana.

Los Andes forman parte del Círculo de Fuego del Pacífico por su volcanismo. La línea media de altitud sobrepasa los 3.500 m sobre el nivel del mar y tiene cumbres superiores a los 6.000 m: Acongagua (7.023 m), Ojos del Salado (6.908 m), Huascarán (6.768 m), Lluillaillaco (6.750 m) y Sajama (6.520 m). La anchura media de los Andes es de 300 km, en la sección central la anchura es de 750 km; tienen más de 8.500 km en línea casi recta.

Los Andes se definen en la frontera colomboecuatoriana en tres alineamientos separados por fosas de hundimiento. En esta nudo se definen en territorio colombiano la Cordillera Occidental y la Cordillera Central, que forma un basto nudo orográfico conocido como el Macizo Colombiano, del que se desprende la Cordillera Oriental y de donde nacen el río Magdalena y el Cauca.

El valle del Magdalena, ancho y profundo, separa la Cordillera Oriental de la Central. El valle del Cauca separa la Cordillera Central y la Occidental. En Antioquia (Colombia) la cordillera Central se ensancha. Ambas cordilleras desaparecen gradualmente hacia las llanuras del Atlántico. La Cordillera Oriental, de 200 km de ancho y 1.300 km de largo, separa la cuenta y el valle del Magdalena de las llanuras orientales. Tiene una altura media de unos 3.000 m. La Cordillera Oriental, cerca de la frontera venezolana, forma el nudo orográfico de Santurbán, con dos grandes ramales que encierran la cuenca del lago de Maracaibo.

El sistema andino ecuatorial

Parte del nudo orográfico de la Loja, por la Cordillera Occidental y la Cordillera Oriental que recorren el país por 700 km de largo, separadas por una fosa central interandina. La Cordillera Occidental es menos imponente, aunque tiene el Chimborazo de 6.310 m de altura. La Cordillera Oriental es más compacta y antigua, con cumbres como Cotopaxi (5.897 m), Cayambe (5.790 m), Antisana (5.705 m) y el Capac Urcu (5.320 m). Su formación posibilita solamente el paso de tres ríos andinos a la cuenca amazónica: Pastaza, Paute y Zamora. La cordillera está llena de cuencas llamadas “hoyas”: Carchi, Chota, Guayllabamba, Patate, Chimbo, Paute.

Los Andes peruanos

Son compactos y continuos, constituyen una barrera de 1.300 km de largo que atraviesa el país de sur a norte, con 174 cumbres que superan los 5.000 m de altura y unas cuarenta de más de 6.000 metros, culminando con el Huascarán de 6.768 m. Lo que se distingue como cordilleras son sólo el resultado de la profunda erosión efectuada en la meseta andina por los ríos Marañón, Huallaga, Mantaro y Apurimac.

Los Andes septentrionales forman un conjunto de gran amplitud de unos 400 km de largo entre el litoral del Pacífico y la cuenca amazónica, aunque son algo más bajos que los del sur. El río Marañón los divide con un profundo valle y los cruza en la garganta del Pongo de Maseriche.

Los Andes centrales son más compactos y forman altas planicies de una altitud media de 4.000 m, enmarcadas por las cordilleras tan espectaculares como la majestuosa e imponente Cordillera Blanca donde están las alturas máximas del Huascarán (6.768 m), Yerupajá (6.632 m) y Huandoy (6.356 m). El Callejón de Huaylas separa la Cordillera Occidental en dos cadenas paralelas. En el sur del país destaca el Altiplano bordeado al este por la Cordillera de Carabaya, entre la frontera con Bolivia y el río Urubamba, y al oeste con volcanes a más de 6.000 m de altura, como el Coropuna (6.600 m).

Los Andes bolivianos

El Altiplano boliviano, entre los Andes Occidentales y Orientales, constituye una depresión de 3.400 a 5.000 m de altura. Forman un sistema de drenaje interno de 800 km de largo y 220 de ancho en el que se encuentran los lagos Titicaca (3.805 m de altura), Poopó (3.690 m) y el río Desaguadero con sus afluentes. Su borde occidental está constituido por los Andes Occidentales, muy afectados por el volcanismo con cumbres volcánicas como el Sajama (6.520 m) y los Payachatas (6.340 m). El sector oriental está constituido por los Andes de la Cordillera Real y la Cordillera Oriental, que continúan el sistema orográfico andino en dirección sureste. EN el norte hay una cadena de nevados que continúan la Cordillera Oriental del Perú, conocida en Bolivia como Cordillera Real, aunque su cordillera homónima es sólo una parte de esta.

Los Andes meridionales

Se presentan en territorio chileno a lo largo de más de 4.000 km. Muy anchos en la latitud de Arica, se van estrechando luego hasta alcanzar menos de 100 km en su extremo austral. En el extremo norte hasta Chile central hay cimas de más de 6.000 m, mientras que al sur no suben de los 3.000 m. En Chile central la Cordillera de los Andes está muy trabajada por el volcanismo. Hacia el sur se va deprimiendo cada vez más la cordillera. Desde Reloncaví hasta Cabo de Hornos, se desarrolla un complejo relieve andino denominado Andes Patagónicos. Su base, trabajada por los hielos de los glaciares cuaternarios, está ocupada por el mar con abundantes fiordos. El estrecho de Magallanes corta la continuidad de la cordillera, que reaparece en Tierra de Fuego y los fiordos e islas australes.

Las tierras del Pacífico

La cordillera de los Andes desciende bruscamente hacia las costas del Pacífico, excepto en Colombia y en el norte del Ecuador, con diversas estribaciones graduadas. La región litoral del Pacífico colombiano, con 1.470 km de longitud, tiene algunas serranías como la de Baudó con unos 800 m de altura. La región del litoral ecuatoriano es baja y casi llana; tiene una anchura de 200 km en el norte y sólo 20 km en el sur.

La costa peruana tiene 2.840 km de largo y es una estrecha faja de unos 50 a 70 km entre el Pacífico y la cordillera andina. La costa sur, entre Nazca y Tacna está recorrida por un macizo costero denominado localmente Cordillera de la Costa. En el sector occidental de Chile se dibuja la Cordillera de la Costa también con una longitud de 3.000 km. En el norte chileno aparece esta cadena como un abrupto macizo, como un murallón con una anchura de 50 km. Más hacia el sur disminuye la altitud, presentando cuencas y valles enmarcados por serranías graníticas. Entre la cordillera de los Andes y la Cordillera de la Costa se presenta en Chile la Depresión intermedia, una fosa tectónica que va desde el límite con Perú hasta Puerto Montt, continuando en la isla de Chiloé y desapareciendo en el Golfo de Penas. Esta Depresión Intermedia está continuamente interrumpida por relieves transversales.

Las tierras del Caribe y del Atlántico

La costa caribeña colombiana tiene una longitud de 1.760 km; desde el golfo de Urubá hasta Santa Marta tiene estructuras bajas y cenagosas con alturas medias de 300 m de altura. Tenemos formaciones aluviales en las partes bajas de los ríos Magdalena, Cauca, Sinú, San Jorge. Contrastan con ellas las altitudes de más de 1.000 m de la Serranía de San Jacinto y la imponente Sierra Nevada de Santa Marta, con alturas de 5.780 m de los nevados de Bolívar y Cristóbal Colón, a sólo 40 km del Caribe. En su sector oriental se desarrollan las tierras áridas de la península de la Guajira, compartida por Venezuela, con altitudes modestas.

Las costas marítimas venezolanas tienen una longitud de 2.813 km tanto en el Caribe como en el Atlántico. Excepto la depresión del golfo y lago de Maracaibo y la depresión de Unare, estas cosas se reducen a un pequeño y estrecho borde sin continuidad geográfica. La Cordillera de la Costa se extiende por más de 1000 km. En el Atlántico tenemos las tierras bajas y cenagosas de los deltas de San Juan, Orinoco y la zona del Esequibo.

Las tierras interiores

Los países andinos, salvo Chile, poseen vastas tierras interiores. Entre los sistemas andinos al oeste y el macizo guayano-brasileño (que toca parte de Venezuela y parte de Bolivia en su frontera con Brasil) se desarrollan sucesiones de planicies que se inician en Colombia y Venezuela con los llanos del Orinoco y continúan por el Alto Amazonas hasta rematar en las llanuras chaco-benianas bolivianas.

En el noreste de la América Andina tenemos formaciones de la Guayana venezolana, separada del resto del país por el amplio arco del Orinoco que la bordea por el norte y el oeste. Tiene una extensión de 450.000 km2.

Los Llanos colombo-venezolanos del sistema de Orinoco se localizan entre la cordillera andina del oeste y loa macizos antiguos y el delta del Orinoco al este. Hay llanos altos inundables y llanos bajos inundables en tiempos de las lluvias a causa de las crecidas de los ríos. Tierras andinas pertenecientes al sistema del Amazonas van del sur de Venezuela hasta el noreste boliviano.

A los países andinos pertenece la totalidad de la Selva Alta (Amazonia colombiana y ecuatoriana). En la Amazonia peruana tenemos la Cordillera Azul. En la Selva Baja con alturas de hasta 150 m, contrastan las plataformas que sobresalen en las tierras bajas del sistema del Amazonas.

El territorio oriental boliviano comprende varias unidades: la llanura chaco-beniana, las serranías chiquitanas al norte del Chaco. El escudo brasileño se introduce como una cuña que se acerca a 140 km al borde de la zona subandina, presentándose como una meseta ondulada que va perdiendo altura hacia el sureste en dirección al río Paraguay.