Los hermanos Álvarez Quintero

Justo Fernández López


 

Serafín (1871-1938) y Joaquín (1873-1944) Álvarez Quintero, hermanos y sevillanos, son los mejores representantes del teatro costumbrista andaluz. Firmaron sus obras conjuntamente con el apellido familiar.

Es característica de sus obras la sana alegría de sus tipos y el ambiente “rosa” de la vida. Sus virtudes son la defensa de la bondad y la ternura como valores supremos. Su teatro, si no es hondo, es simpático.

OBRAS

Escribieron más de doscientas comedias, sainetes y zarzuelas, sobre temas andaluces y argumentos repetidos Escribieron siempre juntos sobre su Andalucía natal, costumbrista y popular. Su visión es optimista y hedonista, con un lenguaje chispeante y unos personajes graciosos llenos de encanto y humanidad.

La puesta en escena de estas obras es muy sencilla; contienen poca reflexión pero el ingenio abunda; el lenguaje es vivo y ágil como lo demuestran sus diálogos; sus pretensiones son menores, pues es un teatro popular, pintoresco y voluntariamente ligero y nada problemático.

Sainetes

El patio (1901)

Mañana de sol (1905)

Comedias

El genio alegre (1906)

Amores y amoríos (1908)

Drama sentimental y rural

Malvaloca (1912)

Libretos de zarzuela

La reina mora (1903), con música del maestro Serrano.

Otras obras

Esgrima y amor (1888)

El ojito derecho (1897)

La reja (1897)

Las flores (1901)

El amor que pasa (1904)

El genio alegre (1906)

Las de Caín (1908), la obra más lograda.

Los galeotes (1909)

Doña Clarines (1909)

Puebla de las mujeres (1912)

Musa Loca (1905)

Mariquilla terremoto (1930)