Luis Rosales Camacho 

Justo Fernández López


BIOGRAFÍA

Luis Rosales Camacho (1910-1992), poeta, nació en Granada en el seno de una familia acomodada. Falleció en Madrid.

En la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Madrid obtuvo el grado de doctor.

Publicó su primer libro de poemas, Abril, en 1935, fecha que permite incluirlo en la llamada 'generación del 36.

En una época de transitorio agotamiento de las vanguardias, Luis Rosales emprende con Luis Felipe Vivanco (1907-1975), José García Nieto (1914-2001 y Dionisio Ridruejo (1912-1975) un movimiento de retorno a las formas clásicas. Tomaron como modelo la poesía del poeta renacentista Garcilaso de la Vega (1501-1536), por lo que también se les conoce como 'los garcilasistas' o clasicistas.

En su Granada natal, a pesar de que su familia era de claro sesgo falangista, mantuvo una amistad con Federico García Lorca, refugiado en casa de Rosales antes de ser capturado y fusilado por los nacionales.

En 1962 fue elegido miembro de número de la Real Academia Española.

En 1973 obtuvo, ex aequo con A. Gallego Morell, el Premio Nacional de Literatura Miguel de Unamuno.

En 1982 fue galardonado con el prestigioso Premio Cervantes, el galardón literario más importante de las Letras españolas e hispanoamericanas.

OBRA POÉTICA

Su poesía muestra equilibro vital y sencillez expresiva hasta llegar al límite del lenguaje coloquial. Desde su primera obra, ha ido evolucionando hacia un intimismo personal de gran serenidad.

Fue cabeza visible de la Generación del 36, la generación de la guerra. Rosales es uno de los mejores exponentes de lo que Dámaso Alonso llamó “poesía arraigada”. Influyó mucho en los jóvenes autores de las generaciones posteriores. Reaccionó contra los excesos neogongorinistas de algunos poetas garcilasistas y exigió una vuelta a la sobriedad de los modelos clásicos.

Abril (1935)

Dentro de los cauces señalados por la generación del 27, esta obra ofrece la novedad de un elegante clasicismo y una ampliación de la temática lírica, añadiendo el tema religioso al amoroso. Su poesía está arraigada en las vivencias personales religiosas y afectivas.

El vigor juvenil y la frescura primaveral de esta obra afirma la recuperación de los moldes clásicos (romance y soneto), frente a los desgastados recursos de la Vanguardia. Intenta volver a la antigua naturalidad expresiva de la tradición clásica.

Retablo sacro del nacimiento del Señor (1940)

Evoca la gracia ingenua de los poetas medievales.

La casa encendida (1949)

Es la obra maestra de Rosales. La voz del poeta cobra ahora un largo aliento de fondo para abarcar una perspectiva narrativa: la alegría juvenil de los años universitarios, marcados por la diversión y la camaradería; el encuentro con María, la amada del poeta; los felices días de infancia en Granada; el recuerdo de los padres, enfocado con especial cariño hacia la figura materna; etc.

Rimas (1951)

Representa el máximo logro de la poesía arraigada: Recuerdo de los padres, amor de la esposa, la infancia y la muerte de un amigo, y, al fondo, la fe religiosa. Por esta obra obtuvo el Premio Nacional de Poesía.

El contenido del corazón (1969)

Un libro poético, pero escrito en prosa.

Diario de una resurrección (1979)

Sabia combinación de lirismo y narración.

Verso libre (1980)

La carta entera (1980)

Magistral combinación de lírica y narración, evocaciones y buen humor.

Poesía reunida (1981)

Poesía reunida 1935-1974 (1982)

Poesía reunida 1979-1982 (1983)

Antología poética (1984)

Obras completas (Madrid, 1996-1999)

OBRA ENSAYÍSTICA

Cervantes y la libertad (1960)

Pasión y muerte del Conde de Villamediana (1961)

El sentimiento del desengaño en la poesía barroca (1966)

Lírica española (1972)

Teoría de la libertad (1972)

Poesía española del Siglo de Oro (1973)

La poesía de Neruda (1978)

Esa angustia llamada Andalucía (1987)

El desnudo en el arte y otros ensayos (1987)

Y de pronto Picasso (1990)

Estudios sobre el Barroco (1997)