EL MARCO HISTÓRICO

de la literatura hispanoamericana

(Recop.) Justo Fernández López


Época precolombina

A la llegada de Colón existían en América dos grandes imperios: el inca en el Perú y el azteca en México. En el sur de México, Yucatán y Guatemala, existía aún la cultura maya, pero ya muy mezclada con la tolteca-azteca. Entre Costa Rica y Venezuela estaba la cultura chibcha; al norte de Colombia, la tairona; entre Ecuador y Colombia había varias culturas orfebres.

Los incas en los Andes habían dominado y absorbido a todas las culturas antinas anteriores. Había además muchas más comunidades y culturas indígenas que no alcanzaron un nivel tan alto como las culturas maya, azteca, inca y chibcha: los araucanos en Chile, los charrúas en Uruguay, y los tupí-guaraní en Paraguay-Brasil.

Entre la fecha del descubrimeinto en el 1492 y mediados del siglo XVI se produce una progresiva elminación de lo indígena en cuanto a entidad político-cultural, aunque permenecerá como componente importante en buena parte de los territorios colonizados.

Época colonial

La época colonial se inicia en el 1492 con el descubrimiento de América. J. L. Abellán señala tres momentos principales:

a)

Los grandes descubrimientos

 

El descubrimiento del Pacífico por Vasco Núñez de Balboa, el viaje de Magallanes y Elcano alrededor del mundo en 1519, que prueba definitivamente que la tierra es redonda. La llegada de Elcano a la Península pone fin a este periodo.

b)

La Conquista (1520-1550)

 

Rica en episodios reales que superan las fantasías más inconcebibles y los relatos de los libros de caballerías. Da lugar a una copiosa producción historiográfica y épica. La lucha deja paso a la dominación política: en el 1534 se crea el Virreinato de Nueva España (México); en el 1544, el del Perú. México y Lima serán desde entonces los centros desde los que España ejercerá su autoridad en América. Mucho más adelante, en el 1776, se crea el Virreinato del Río de la Plata, cuya capital se establece en Buenos Aires.

c)

La Colonización

 

Tiene lugar a partir del 1550. Se inicia con el objetivo claro de convertir a la población indígena a la religión católica; posteriormente algunos abusos y crueldades cometidas de forma indiscriminada, pueden hacer pensar en finalidades menos espirituales. Pero nunca dejaron de alzarse voces entre los mismos españoles en defensa del indígena, cuya personalidad y derecho fueron tema de importantes controversias; por ejemplo, la que enfrentó en el 1550 en Valladoliz a Fray Bartolomé de las Casas, defensor apasionado de la causa indígena, con Juan Ginés de Sepúlveda.

 

La “encomienda” fue la fórmula más frecuente de colonización y fuente de vidas polémicas y abusos. Era en América una institución de contenidos distintos según tiempos y lugares, por la cual se señalaba a una persona un grupo de indios para que se aprovechara de su trabajo o de una tributación tasada por la autoridad, y siempre con la obligación, por parte del encomendero, de procurar y costear la instrucción cristiana de aquellos indios. El rey “encomendaba” a un español un número determinado de indios para que prestasen servicios personales en sus casas, en las tierras y en cualquiera de sus propiedades. A cambio de esto, el español se comprometía a procurar a los indígenas a su cargo alimento, protección y educación católica. Muchos religiosos lucharon contra esta institución, denunciando en sus memoriales y cartas los atropellos y crueldades de los encomenderos.

La independencia

Prescindiendo de algunos levantamientos aislados contra los españoles (sublevación de Tupac Amaru en el Perú, movimiento republicano en Caracas, etc.), la insurreccon que conduce a la independencia puede dividirse en dos periodos: el primero llega hasta 1816, en que queda casi dominada; el segundo se extiende hasta 1824 en que triunfa definitivamente. Los hitos fundamentales de la independencia fueron:

En 1811 la Junta Revolucionaria del Paraguay depone al gobernador español y entrega el poder ejecutivo a los cónsules. El Congreso de Tucumán decreta en 1821 la independencia de Argentina. El coronel Iturbide declara en 1821 la independencia de México, al que se unen los países de Centroamérica. Poco después, estos forman una especie de Confedereción independiente, las Provincias Unidas de Centroamérica ques e va disgregando poco a poco hasta formar cinco repúblicas independientes: Guatema, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica.

Finalmente la batalla de Ayacucho en el 1824, ganada por Sucre al virrey La Serna, pone fin a la guerra de la independencia sudamericana, constituyéndose los siguientes estados: Gran Colombia, que pronto se fraccionará en tres (Venezuela, Colombia y Ecuador), Perú, Bolivia, Chile, Uruguay, Argentina y Paraguay. A primeros del siglo XX, se formará Panamá desgajándose cuasi artificialmente de Colombia para poder construir allí los americanos el canal de Panamá.