MARCO HISTÓRICO-LITERARIO

de la literatura hispanoamericana

(Recop.) Justo Fernández López


 

La historia de la literatura hispanoamericana puede definirse (hasta el siglo XX) como el proceso de conquista de un idioma y de una expresión literaria propias. Los escritores (prescindiendo de la tradición puramente indígena) repiten y adaptan a su peculiar entorno géneros, modos y estilos gestados en la Península. La independencia política a partir del 1811 no suprime la dependencia cultural, solo diversifica las fuentes. La élite criolla, que tanto contribuyó a la independena (más que el elemento indígena), envía a sus hijos a estudiar a Inglaterra, Francia o los Estados Unidos (independientes desde 1776 y que son ahora modelo para los nuvos países americanos independientes).

Las literaturas francesa e inglesa pasan a ser guía y modelo, junto con la española. La vuelta de Esteban Echeverría a Buenos Aires en 1830, tras cinco años de estudio en la Sorbona de París, marca el comienzo del Romanticismo americano. Una de las novelas más leídas en América es María de Jorge Isaacs, que es una adaptación de Pablo y Virginia de Bernardin de Saint Pierre, además de tener influencias notables de la novela Atala (1801) de Chateaubriand.

A finales del siglo XIX, un grupo de escritores, entre los que están José Martí (Cuba) y Ruben Darío (Nicaragua), logra sobreponerse a la secular dependencia cultural y crean una nueva escritura que España importará: el Modernismo. Pero el Modernismo se hace cosmopolita con componentes parnasianos, prerrafaelistas y simbolistas, con actitudes decadentes y léxico cultista que aleja de la verdadera entraña americana. El público del Modernismo era una oligarquía que viabaja con frecuencia a Europa y se movía en París mejor que en su propio ambiente americano. No obstante, el Modernismo marca la independencia cultural de la América Hispana, el escritor americano cuenta ya con su propia tradición.

Las sucesivas encrucijadas que las letras americanas han atravesado se pueden definir en algunas oposiciones que se repiten insistentemente:

Hay algunos temas que se repiten con especial asiduidad:

Las especiales características sociopolíticas de Hispanoamérica general algunos tipos bien conocidos:

Cuatro periodos de la literatura hispanoamericana

Periodo épico-didáctico (siglos XVI y XVII) – Renacimiento y Barroco

 

La literatura trata de describir y explicar el aspecto del Nuevo Mundo, la Conquista, las verdades de la fe, etc.

Periodo lírico (finales del XVII a mitad del XIX) – Neoclasicismo y Romanticismo

 

La Independencia sirve de estímulo a los autores para buscar la identidad hispanoamericana: poemas de Bello, Olmedo o José María de Heredia.

Periodo dramatico-social (segundo mitad del XIX hasta los años cuarenta del siglo XX)

 

El escritor está ya plenamnte consciente de la realidad hispanoamericana, sabe de sus injusticias y desigualdades, de sus víctimas y de sus verdugos; la literatura se convierte en vehículo de denuncia y expresión de ira y de dolor.

Periodo universal

 

La literatura americana alcanza aceptación unánimo en el mundo. Ocurre primero en la poesía (Rubén Darío, Vicente Huidobro, Gabriela Mistral, César Vallejo, Pablo Neruda); y más tarde en la narrativa a partir de la renocación iniciada en 1940, hasta llegar, en la década de los sesenta, al mundialmente famoso “boom” de la novela hispanoamericana que culminó con la concesión del premio Nobel a Gabriel García Márquez, premio ganado antes ya por Gabriela Mistral, Pablo Neruda y Miguel Ángel Asturias.